Página 2 de 38

Mi mochila de viaje

Uno de los momentos más interesantes de cualquier viaje es cuando toca preparar la mochila o maleta. Ha llegado el momento de empezar a tomar decisiones. ¿Qué me voy a llevar? ¿Qué voy a necesitar? Son las grandes preguntas que todos nos hacemos antes de subir a un avión o coger un tren que nos lleve a kilómetros de nuestra casa.

No es tarea para nada sencilla. Seguro que me entiendes…

En primer lugar porque muchas veces vamos a lugares donde nunca hemos estado y por lo tanto existe una gran incertidumbre con respecto al clima, a las cosas que podremos comprar allí, cómo nos vamos a desplazar una vez llegados a destino, limitaciones en el peso o volumen de la mochila, etc.

Hacer un poco de investigación previa con Google nos será de gran ayuda.

Por lo general siempre viajo a lugares de clima cálido o templado, intento evitar a toda costa los inviernos. De modo que no me suelo llevar ropa de abrigo, quizás alguna sudadera, un impermeable y unos vaqueros. Todo lo demás: camisetas de manga corta, alguna camisa, un par de bañadores, ropa interior, calcetines, pantalones cortos, zapatillas de deporte, chancletas y poco más.

También me llego algunos gadgets o artilugios que quiero compartir contigo y que además te pongo el enlace de la tienda de Amazon por si los quieres comprar:

Mochila Thule TCBP417KComprar en Amazon

Siempre mucho mejor que una maleta 😉

Apple MacBook Pro Pantalla 13″Comprar en Amazon

Kindle PaperwhiteComprar en Amazon

Adaptador de viajes universal kwmobileComprar en Amazon

Linterna LED de TGLOEComprar en Amazon

Balanza LCD para equipajeComprar en Amazon

También me llevo una mochila secundaria más pequeña, un iPhone que además me sirve de cámara de fotos, un disco duro externo, gafas de sol, una gorra, una cartera para monedas, una máquinas de afeitar, un par de toallas, un kit de aseo y un poco de jamón (lo que más se echa de menos cuando no estás en España).

Cómo viajar me ha cambiado la vida


Desde pequeño que siempre he tenido una gran fascinación por los mapas, recuerdo tener uno de esos mapamundis grandes en la pared de mi habitación y fantaseaba con viajar de un lado para otro. La gran cantidad de lugares que había por explorar era algo que realmente me intrigaba. Todavía recuerdo coger un lápiz y empezar a escribir en lista el nombre de las ciudades que me gustaría algún día visitar. Así como también me apasionaba estudiar los colores de las banderas y saber identificarlas con su país correspondiente. Para mi todo era mucho más que un simple juego.

Después de terminar la universidad me fui a vivir una temporada a Reino Unido y desde esas tierras viajé por varios países de Europa, pero nunca me sentí realmente viajero hasta que compré un vuelo de ida, sin retorno, a Singapur, eso me llevó visitar siete países en mi primera aventura asiática. Descubrí que Asía es un continente fascinante que nunca te deja de sorprender con una cultura, gastronomía y belleza asombrosa.

He pasado semanas enteras, incluso meses, viviendo en ciudades que siempre había soñado, algunas de ellas marcadas en el mapamundi que colgaba en la pared de mi habitación cuando apenas tenía 12 años. Ahora, tras haber recorrido más de 25 países puedo decir que viajar ha transformado mi vida por completo de una forma muy positiva. Te podría contar muchas formas en las que esos viajes me han cambiado la vida pero voy a mencionar las más destacadas o al menos las que más me han marcado.

Viajar te hace ser libre

Cuando uno se despide de su ciudad donde tiene todas las comodidades, amigos, familia, trabajo y sale de su zona de confort a explorar lo desconocido es cuando sucede la magia. Es cuando realmente se da cuenta de que existe un mundo lleno de posibilidades que hasta entonces nunca había contemplado. Tener la posibilidad de elegir en cada momento hacia dónde ir, qué visitar o simplemente con quién compartir tus aventuras es algo que proporciona una gran sensación de libertad. El mundo es un lugar con un sin fin de posibilidades y todas ellas están a nuestro alcance. Hoy en día es más fácil y barato que nunca viajar. Solamente nos lo tenemos que proponer. En definitiva, como yo siempre digo: ser libres es una cuestión de querer, no de poder.

Viajar te hace crecer

Emprender un viaje significa tomar decisiones ante desafíos muchas veces inesperados. Desde planificar la ruta hasta buscar un hostal a pie cargando con la mochila donde pasar la noche cuando ya ha amanecido y sin conocer nada del lugar donde acabas de llegar o buscar un modo de transporte cuando no te queda nada de dinero en el bolsillo, te encuentras a 30 kilómetros del aeropuerto y tu vuelo sale en 2 horas. Esas aventuras son las que te hacen sentirte vivo y que estás en total control de tu vida y tu destino.

Viajar te conecta con otras personas

Una de las cosas de las que estoy más orgulloso es de las personas que he conocido viajando. Compartir momentos con personas de otros países es algo que inevitablemente te cambia la forma de ver el mundo. Simples conversaciones te pueden aportar nuevos puntos de vista que abran todavía más tu mente. Tengo la suerte de decir que tengo amig@s repartidos por todo el mundo y esas personas siempre tendrán las puertas de mi casa abiertas si vienen a visitarme allá donde me encuentre.

Te das cuenta que todos somos iguales

Cuando me senté a la mesa a cenar con la familia de mi amigo en Seúl (Corea del Sur) me di cuenta que a pesar de encontrarme en el lado opuesto del planeta al final del día todos somos iguales. Todos tenemos una familia que adoramos, amigos con los que nos gusta salir, trabajos que realizar durante el día, aficiones que nos gusta compartir, sueños por realizar, los mismos miedos, etc. Los estereotipos negativos o prejuicios desaparecen cuando conoces a personas que pueden parecer muy diferentes a nosotros, pero interiormente todos somos iguales.

Foto: Descendiendo a pulso el Grand Canyon en Chiang Mai, Tailandia.

La idea de viajar por el mundo es uno de los mayores sueños de muchos niños, pero para muchos ya sea por circunstancias de la vida, falta de recursos o miedos, ese sueño nunca se convierte en realidad.

Inversión inmobiliaria: He comprado 5 viviendas en Madrid con Housers


Sí, has leído bien. Soy co-propietario de 5 viviendas y un local comercial en Madrid. Housers es una nueva plataforma de crowdfunding que abre una nueva era en la inversión inmobiliaria. Gracias a las nuevas tecnologías, ahora cualquier persona puede invertir en vivienda y así conseguir una buena rentabilidad por el alquiler y la apreciación futura de los inmuebles. Ya no es necesario tener un gran capital, ni pedir una hipoteca, puedes ser parcialmente propietario de una vivienda desde 50 euros.

PROMO: Si te registras ahora con este link conseguirás 25€ gratis para tu primera inversión 💰🏠

El sector inmobiliario siempre ha sido de gran atractivo para los españoles, en definitiva se trata de un mercado menos abstracto que la bolsa, estamos comprando ladrillo, un lugar donde vivir que se puede ver, tocar y reformar a nuestro estilo. La cultura de comprar un inmueble y dejarles un patrimonio a nuestros hijos también está muy arraigada en nuestra sociedad. Pero para la gran mayoría de familias comprar un piso supone un gran esfuerzo económico durante un periodo prolongado de tiempo. Si a eso le sumamos que muchas veces nos tenemos que endeudar, al final acabamos pagando intereses que provocan una subida importante del precio final del inmueble y con lo que hemos aprendido de la reciente crisis inmobiliaria, nadie nos garantiza que el precio al que compramos se revalorice o se mantenga en el tiempo.

Por supuesto, si por desgracia nos quedamos sin empleo, corremos el riesgo de quedarnos atrapados en una hipoteca que no podemos pagar. Seguro que te suena el tema de los desahucios en nuestro país. Lamentable, pero esto es otro tema…

Por esa razón, siempre he sido partidario del alquiler, una fórmula que nos ofrece flexibilidad, movilidad y amplitud de opciones que la compra no permite. Menos problemas y menos impuestos. Sin embargo, es inevitable tener la sensación de que el dinero que pagamos por nuestro alquiler cada mes va a fondo perdido.

¿Y si pudiéramos combinar lo mejor de las dos opciones? Es decir, invertir en inmuebles que nos generen rentas mensuales y con ellas poder pagar un alquiler para vivir donde más nos apetezca en cada momento. Sería perfecto. Pues bien, ahora esto es posible.

Invertir en inmuebles para su alquiler es una de las mejores formas de generación de rentas pasivas, seguramente la que mejor ha funcionado durante muchos años. Con Housers tienes la posibilidad de comprar un trocito de una casa ya que ponen a tú disposición la posibilidad de comprar inmuebles en el centro de las principales ciudades españolas. Con ello recibirás una rentabilidad mensual sobre el alquiler y un dividendo final sobre la venta del inmueble donde hayas decidido tener una parte. Pero lo mejor de todo es que tendrás la posibilidad de diversificar tu cartera inmobiliaria, pudiendo invertir entre una selección de viviendas, edificios y locales comerciales.

En Housers no te tendrás que preocupar de los gastos derivados de ser propietario y todas las gestiones asociadas que esto conlleva. Los inmuebles que ofrecen en su plataforma ofrecen altas rentabilidades gracias a la selección exhaustiva de su equipo de inmobiliario, a las reformas que aplican a los proyectos para incrementar su valor de mercado y a la utilización de herramientas de big data.

Por último algo que me parece fantástico, si en algún momento quieres hacer líquida tu participación en inmuebles que ya forman parte de tu cartera, están a punto de lanzar un Market Place donde podrás vender tus participaciones a otros usuarios de la plataforma y así obtener liquidez para retirar fondos o invertirlos en otros proyectos que te parezcan más interesantes.

Claramente se trata de un concepto disruptivo que pretende democratizar la inversión inmobiliaria con transparencia, seguridad y simplicidad. ¡Me parece una gran idea!

Invertir en el mercado inmobiliario nunca fue tan fácil.

Manifiesto Nómada Digital


Ser un nómada digital no es una profesión o titulo que te puedan dar tras terminar unos estudios en una Universidad, es un estilo de vida. Estoy convencido de que cada vez más personas van a decidir romper con lo tradicional y formar parte de una comunidad cuyo fin máximo es encontrar la libertad verdadera.

Lo que pretendo es animarte a que disfrutes sin miedo de las maravillas de este mundo, huir de una vida monótona, tomar riesgos y pasar a la acción. Precisamente la mejor forma de pasar a la acción es viajando.

Sabrás si tienes el ADN de un nómada digital si compartes esta filosofía de vida publicada en mi manifiesto personal a modo de ideales y valores que iré actualizando a medida que vaya aprendiendo y consiga la mejor versión de mi mismo.

Espero que tú también encuentres la tuya.

1. No importa de donde venimos, sino hacia donde vamos.

Mucha gente sigue viviendo de su pasado cuando realmente lo que importa es lo que está por venir. No podemos cambiar el pasado, pero sí podemos elegir nuestro futuro actuando ahora.

2. El tiempo tiene más valor que el dinero.

Las listas de los más ricos del mundo siempre se basan en cantidades económicas. Sin embargo, creo que el tiempo es mucho más valioso que el dinero porque no se puede comprar ni recuperar.

3. La vida es corta, aprovechar cada segundo es vital.

La vida tiene que ser una aventura desde su inicio hasta su fin, conformarte con una vida cómoda y “segura” no es disfrutar al máximo.

4. Lo clásico y tradicional no siempre es el camino más emocionante.

La sociedad marca lo que es correcto, lo que se supone que todos tenemos que hacer: estudiar en la universidad, encontrar un trabajo fijo, comprarse una casa, casarse y tener hijos. Yo prefiero tomar otro camino menos transitado pero con el que me siento más identificado.

5. La felicidad está en los detalles y las pequeñas cosas.

La mayoría de las personas buscan la felicidad en lo material, en comprase cosas: en tener el último iPhone, un coche nuevo, una segunda residencia… creo que podemos ser inmensamente más felices con menos posesiones y valorando cosas inmateriales como una sonrisa de un amigo.

6. Los sueños están para cumplirlos.

Los sueños existen por algo. Se generan en nuestra cabeza por las noches, pero durante el día estando despiertos es cuando tenemos que intentar hacerlos realidad.

7. La riqueza no está en el dinero, sino en las experiencias.

El dinero es algo que viene y va, ingresas y te lo gastas, sin embargo las experiencias vividas se quedan para siempre en la memoria.

8. Un fracaso siempre es un aprendizaje, nunca una derrota.

Que las cosas no salgan bien a la primera no significa que debas rendirte. Lo hermoso de esta vida consiste en lograr hacer las cosas que son realmente difíciles, las fáciles las hace todo el mundo. Intentarlo y fracasar es la mejor formar de aprender para seguir mejorando, seguir creciendo.

9. No permitas que nadie te diga que no puedes hacer algo.

Inspirada en una de mis películas favoritas “En busca de la felicidad” de Will Smith. Cuando le conté a mis amigos y parte de mi familia que me quería ir de viaje en solitario por Asia me dijeron de que no era una buena idea, que sería peligroso y aburrido, pero no les hice caso y terminó siendo una de las mejores experiencias de mi vida.

10. En la vida siempre tenemos que estar abiertos a los cambios.

La gente tiende a rechazar el cambio, no se quieren complicar la vida, prefieren mantenerse en su zona de confort. Cuando lo realmente interesante sucede una vez sales de esa zona de confort.

11. Gana dinero haciendo lo que te gusta.

Si trabajas en lo que te gusta no trabajarás ni un solo día de tu vida. 100% verdad.

12. No es lo mismo estar solo que sentirse solo

Disfruta de la soledad, aprovecha para conocerte, ordena tus sentimientos y recuerda que nunca estás solo, siempre estás contigo mismo y aunque no estén presentes tienes a personas que te quieren y se preocupan por ti.

Guía de estafas turísticas y timos para viajeros


Desde que publicará en el blog personal mi desagradable experiencia sobre la estafa de la ceremonia del té en Shanghái, he recibido cientos de mensajes de personas preguntando sobre cómo actuar en caso de haber sido estafados. Me he dado cuenta de que existe una gran desinformación entorno a las estafas y timos más habituales a los turistas en diferentes ciudades del mundo. Y es precisamente conociendo cómo funcionan la única forma de no terminar siendo una víctima.

A diario miles de turistas están siendo estafados de una forma u otra cuando se pasean tranquilamente por el centro de algunas ciudades, la policía aunque es consciente de ello no parece hacer nada al respecto y la prensa tampoco habla de ello. De alguna forma parece como si las estafas estuvieran encubiertas por el gobierno. Quizás sea porque alertar de esos peligros supondría asustar a los turistas y todos sabemos que el turismo mueve muchísimo dinero (algunos países viven de ello), de modo que decir que en las calles es habitual encontrarse con estafas no parece la mejor campaña de publicidad para seguir recibiendo visitantes.

A continuación te voy a explicar con algunos videos de soporte donde claramente se puede ver cómo funcionan las estafas más frecuentes a turistas y así seas capaz de detectarlas para evitar perder dinero en alguna de sus elaboradas trampas.

Estafa de la viuda negra
Te encuentras en un bar, discoteca o local musical y se te acerca una mujer que trata de ligar contigo, es muy directa, te seduce y te propone ir a la habitación de tu hotel para tener una noche inolvidable. Literalmente. Te ofrecerá algo para beber, por ejemplo una copa de vino, y en un momento de despiste o tengas que ir al servicio aprovechará que se queda sola para echarte unos polvos en tu bebida, un potente tranquilizante que te dejará completamente KO durante horas. Entonces la viuda negra aprovechará para robarte todo lo que tengas de valor, y por supuesto dinero en efectivo. Al despertarte a la mañana siguiente a demás de uno dolor de cabeza impresionante, no tendrás nada.

¿Cómo puedo evitarlo? Simplemente nunca te lleves a la habitación de tu hotel a una mujer que recién acabas de conocer. En una conversación de pocas horas no puedes conocer sus verdaderas intenciones.

También te pueden drogar en medio de la calle, en una fiesta o carnavales. Si una mujer, normalmente una prostituta, te pide que la invites a tomar una copa, es muy probable que se trate de una estrategia para robarte. Se conoce como la Cinderella.

Estafa del billete falso en un taxi
Llegas a tu destino y pagas la carrera. Por ejemplo, el taxista te dice que son 16 euros, le das un billete de 50, esperas tu cambio pero te responde diciendo que has dado un billete de 5. Además, te lo muestra para que te lo creas. Simplemente lo ha cambiado. Insistirá hasta que le vuelvas a pagar. Una estafa muy habitual en Argentina, Brasil y otros países de América del Sur. Todo un clásico entre el gremio.

Estafa de los falsos vendedores de droga
No son pocas las veces que viajando solo me han ofrecido droga por la calle: Portugal, China, Perú, Colombia… No soy consumidor pero quienes lo son pueden caer fácilmente en la trampa de los falsos vendedores de cocaína. Lo que realmente venden son unos polvos blancos fabricados con pastillas para la migraña o cualquier otra mierda. Pueden mezclar cualquier cosa, desde veneno hasta azúcar o harina. ¿Quién es el valiente que luego va a buscar al traficante para decirle que lo que le ha vendido no es de buena calidad? El mejor consejo: deja las drogas, no testes la suerte…

Estafa en el club de noche
Se te acerca un hombre que dice ser promotor de un club de noche, puede ser de alterne o una simple discoteca. Te asegura que en su local podrás encontrar a una chica dispuesta a tener relaciones íntimas contigo. La idea te convence. Entras en el local, te sientas en la barra, pides una copa y en menos de 5 minutos tienes una mujer que te empieza a acariciar, decirte que eres muy guapo o en fin, cualquier cosa que te haga pensar que esa noche has triunfado como un campeón. Seguidamente te invitará a pasara un reservado del local, un sitio oscuro donde poder hacer lo que quieras con ella… hasta que de repente un hombre abre la puerta con cara de pocos amigos, te dice que esa es su novia y te pide dinero para que no te rompa las piernas.

Estafa de las piedras preciosas
Esta estafa la conozco muy bien porque me la intentaron colar. De hecho, es muy habitual en Tailandia. Funciona de la siguiente manera: Por la calle te ofrecen un recorrido por toda la ciudad en tuk-tuk a cambio de unos 50 baths, es decir poco más de 1 euro. Te dicen que te van a llegar por algunos templos importantes y algunas exposiciones. Hasta ahí todo bien, convincente.

Cuando llegas a uno de los templos de repente aparece un hombre, diferente al conductor del tuk-tuk que te está esperando en la salida, que te empieza a hablar en un inglés sospechosamente bastante bueno por ser tailandés, pregunta lo típico: si es la primera vez que estás en la ciudad, en mi caso Bangkok, y si te vas a quedar muchos días… da la impresión de ser un ciudadano normal y simpático que está de paso por el templo para mostrar respeto hacia su religión.

Pero la cosa se pone interesante cuando sin venir al cuento recomienda que aproveches la ocasión de que estás de visita por la ciudad para ir al “Export Centre” donde poder comprar joyas únicas y piedras preciosas que solamente se encuentran en Tailandia, además justamente esa semana se ofrecen con descuentos superiores al 50 por ciento. Puedes pensar que es una buena ocasión para hacer un regalo a tu novia o madre. Te despides de ese hombre y no lo vuelves a ver jamás.

Regresas al tuk-tuk y qué casualidad la siguiente parada es el famoso “Export Centre”. Tengo que reconocer que lo tienen bien montado, hay seguridad en la entrada y dentro del establecimiento, cantidad de expositores con piedras preciosas, miles de anillos, pulseras, colgantes… y dependientas bien vestidas, educadas y que saben hablar inglés. Da la impresión de ser una joyería de alto nivel, en ningún caso se te pasa por la cabeza de que todo lo que tienes delante de tus ojos es una organización para estafar a turistas.

Te pones a revisar lo que cuestan las piezas y realmente son precios propios de joyas preciosas. No es raro ver anillos a la venta por más de 5.000 dólares. Las dependientas aseguran tener certificados de las piedras preciosas que venden y argumentan que además del atractivo de la pieza, se trata de una buena inversión, ya que este tipo de piedras preciosas suben de valor con el tiempo.

Lo curioso del caso es que el establecimiento está lleno de gente, obviamente todo turistas que se están informando, mirando y comprando. Os aseguro que es un gran negocio el que tienen montado en ese establecimiento. Obviamente no hace falta decir que las piedras no son preciosas, es pura bisutería que estás pagando a precio de zafiro.

En definitiva, una estafa en toda regla y todo un clásico en Tailandia. Me atrevería a decir que el 90% de turistas que pisan suelo tailandés llegan a entrar en uno de esos “Export Centre” y por lo que pude ver con mis propios ojos muchos están siendo estafados. ¿Por qué nadie les ha alertado si es tan común?

Por cierto, me he llevado una sorpresa al ver que el hombre que aparece en el video recomendando ir al “Export Centre” es el mismo con el que yo me crucé en el templo, no me olvidé de su cara, obviamente una parte interesada del negocio, quizás uno de los dueños y responsables de una de las estafas más que más dinero mueven en todo el continente asiático. Ahí lo tienen al descubierto. Policía. ¿Hola?

Estafa en un restaurante
Este timo te lo puedes encontrar en cualquier parte del mundo. Los restaurantes se aprovechan de que muchos turistas no controlan el tipo de cambio y realmente no saben la cantidad de dinero que están pagando por su comida. Nunca te sientes en un restaurante y pidas algo sin ver al carta con los precios. Aunque ver la carta con los precios no siempre es garantía de nada, pues muchos restaurantes tienen una carta solamente para turistas, en efecto, con los precios inflados.

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer siempre antes de ordenar la comida es convertir el precio de cualquier plato a tu moneda, solamente así podrás tener una idea de si es barato, caro o te están intentando estafar. Por ejemplo, si en Bali te dicen que un arroz frito con pollo cuesta 100.000 rupias de Indonesia. ¿Te parece caro o barato? No tienes ni idea hasta que no hagas la conversión a tu moneda. Hazlo siempre en cualquier lugar cuando vayas de viaje.

Estafas con packs turísticos
Otro timo bastante común en prácticamente cualquier lugar se da lugar en la contratación de paquetes turísticos con supuestos guías callejeros, muchas veces estas personas te prometen visitas que simplemente no son posibles o te ofrecen entradas con grandes descuentos. Todo falso. Les pagarás, te darán un papel que no sirve para nada y desaparecerán. Por ejemplo, si te ofrecen visitar los jardines del Vaticano y tomarte un café con el Papa, no te lo creas…

Otra variante es un guía que te ofrece darte un recorrido o explicación de un monumento de la ciudad gratis o a cambio de una propina, pero su verdadera intención es llevarte a una tienda para que compres cualquier otra cosa… Parece que en Estambul (Turquía) están desesperados para vender alfombras.

Robo de carteras en la calle (pickpocketing)
Esto no es una estafa directamente sino más bien un robo en toda regla pero me ha parecido interesante incluirlo en esta entrada porque sucede todos los días en todas las ciudades del mundo. Vas paseando por la calle cuando un hombre tropieza contigo a tu paso, en ese mismo momento otra persona te roba la cartera muy sutilmente. La estrategia consiste en aprovechar el instante en que centras toda la atención en el tropiezo con esa persona que no te das cuenta que te están metiendo la mano en el pantalón o bolso.

¿Cómo puedo evitarlo? Nunca guardes la cartera con toda tu documentación el teléfono móvil en el bolsillo del pantalón. Si vas con mochila llévala por delante, no por la espalda. El bolso siempre cerrado, colgado cruzado en el cuello y bien agarrado. Evita mostrar que llevas dinero en efectivo por la calle. Pasea con tranquilidad pero siempre con precaución y con todos los sentidos en alerta, especialmente si te encuentras en zonas o barrios pobres. Caminito, en Buenos Aires, es un claro ejemplo de ello.

________________________

Comparte este contenido con cualquier persona que tenga planeado un viaje al extranjero. Las estafas a turistas son más comunes de lo que mucha gente piensa, cualquier persona es vulnerable a ellas si no conoce cómo funcionan. Ayuda a difundir este artículo para evitar que otras personas sean estafadas.

Airbnb de larga estancia: alquiler por semanas o meses


Cada vez más personas utilizan Airbnb cuando desean reservar alojamiento en sus viajes. Es una forma perfecta para evitar los caros hoteles o hostales con dormitorios masificados donde apenas se puede descansar. Usando Airbnb te puedes sentir como en tu casa vayas donde vayas porque se alquilan viviendas, casas o apartamentos con anfitriones de más de 190 países. Yo he reservado alojamientos a través de Airbnb en Ámsterdam y Oporto con muy buenas experiencias. Tanto que pronto quiero viajar a Canadá y ya tengo seleccionados los lugares en Montreal, Toronto y Vancouver.

Airbnb te permite disponer de tu propio apartamento en cualquier ciudad del mundo por unos días con toda la comodidad de estar como en tu propia casa, ya que normalmente los anfitriones tratan muy bien a sus huéspedes para conseguir buenas valoraciones en la plataforma y conseguir así más reservas de su vivienda.

De hecho, precisamente en Ámsterdam al llegar me encontré una botella de vino, velas encendidas por toda la casa, todo muy limpio, un mapa de la ciudad, lugares recomendados para visitar por la zona, hasta un listado de los supermercados más cercanos. Precisamente esa es otra ventaja, con Airbnb al reservar casas particulares casi todas disponen de cocina con sus utensilios y puedes preparar tu comida en casa sin la necesidad de gastar dinero en restaurantes.

Lo más común es reservar una estancia por unos pocos días, una visita corta o una escapada de fin de semana en solitario en modo explorador o con tu pareja en plan romántico. Pero lo que mucha gente no sabe es que Airbnb dispone de un apartado para reservas de larga estancia o larga duración, con la ventaja de que puedes conseguir alquiler por semanas o incluso meses (renta mensual) con tarifas por noche muy inferiores en comparación con las reservas por días individuales. También funciona por ejemplo para vacaciones de más de una semana en un mismo lugar o viajes de negocios.

¿Te imaginas vivir cada mes en una ciudad diferente? 12 meses, 12 países, 12 ciudades. Ese es mi sueño y objetivo que espero cumplir el próximo año. Airbnb es ideal para esta aventura, ya que tiene listados miles de viviendas disponibles para alquiler tanto de corta como larga estancia, permite ver fotos, comentarios de otras personas que han estado en ese lugar, ver situación en el mapa y comprar precios muy fácilmente.

De modo que ahora ya no tienes excusa para vivir una temporada larga en otro país sin necesidad de hacer un contrato de alquiler fijo. Simplemente reserva con Airbnb tu estancia por el tiempo que quieras y tu anfitrión te esperará con una sonrisa para darte las llaves de su casa, que por unos días, semanas o meses será tu casa. Es simplemente genial.

Es muy sencillo, si todavía no eres usuario, lo primero será registrarte. Si lo haces a través de este link conseguirás un descuento para tu primera reserva. Una vez ya tengas cuenta tienes que acceder a la web Airbnb Sublets (subalquiler).

En el caso de reservas para una estancia larga de 28 o más noches, se cobra a los huéspedes mensualmente. El primer mes siempre se paga por adelantado. Antes de reservar revisa bien la política de cancelaciones, que en este caso de subalquileres puede ser más extrita. También revisa si el precio incluye los gastos de agua, luz y mantenimiento. Me he encontrado que en algunos alquileres de larga duración en Airbnb estos gastos se deben de pagar a parte, es decir, no están incluidos.

La próxima guerra mundial será de divisas


Antes era Estados Unidos, ahora China. Un estornudo del gigante asiático y todos a temblar. Terremoto a la vista. El crecimiento de la todavía segunda potencia mundial (en menos de tres años será la primera) se está frenando. Sin embargo, es paradójico que el crecimiento del 7% del PIB de China sigue siendo muy superior al resto de países y es especialmente superior al de otras economías emergentes, lo que daría España por crecer al 7 por ciento… en cambio los chinos no tienen suficiente.

El problema de China es que sus productos ya no son tan baratos como lo eran hace unos años. Los suelos de los trabajadores se han disparado un 3000% en la última década y la clase media está creciendo, lo cual es muy positivo, pero es malo para su principal negocio: las exportaciones. Si sus productos son más caros, son menos competitivos en los mercados internacionales y sus exportaciones caen.

Si China deja de exportar se hunde porque esta actividad ha sido la base de su extraordinario crecimiento.

En los últimos meses, los mercados bursátiles chinos han sufrido pérdidas equivalentes a diez veces el tamaño de la economía griega. Si eres lector de este blog no te pillaría por sorpresa, en su momento ya hablé de que podía estar a punto de estallar una burbuja bursátil en la bolsa de Shanghái, como así finalmente sucedió (se desplomó un 50% en cuatro semanas) dejando a miles o millones de inversores chinos en la ruina tras entrar en el mercado tarde pensado que la bolsa nunca dejaría de subir. Nuestros amigos chinos han aprendido una importante lección: todo lo que sube, algún día baja.

Pero las autoridades chinas han reaccionado y esperan recuperar su parte del pastel del comercio mundial tras el deterioro de su balanza comercial por el desplome de las exportaciones. Esa es la principal razón de que, tras un largo periodo de revalorización de su moneda, el yuan, hayan optado por devaluar su divisa casi un 5% contra el dólar estadounidense, la bajada más importante desde enero de 1994. Es una forma de ganar competitividad de forma fácil a costa de que otros la pierdan.

De entrada esa medida de China ha forzado a que la Reserva Federal de Estados Unidos esté estudiando retrasar de nuevo la subida de tipos prevista para este año. Si toma esa medida el dólar se apreciará respecto a todas las monedas, lo que complicará todavía más las exportaciones desde Estados Unidos. Sin embargo, esto no parece preocupar demasiado a la primera potencia mundial desde que su economía va como una seda. Tras ser el epicentro de la crisis financiera en 2008, su recuperación ya es una realidad, tanto es así que su tasa de paro se sitúa por debajo del 5,5 por ciento. Mientras que la media europea es del 9,6% y en España concretamente del 22,7%, según datos de abril de 2015.

Durante los últimos años el mercado de divisas se ha convertido en un campo de batalla donde los contendientes luchan por el crecimiento económico. Precisamente, una de las posibles consecuencias de la depreciación de la divisa asiática es que puede desencadenar el comienzo de una guerra de divisas, es decir, que otros países sigan los pasos de China y opten por una devaluación de sus divisas para conseguir lo mismo: ganar competitividad e impulsar las exportaciones.

Primero fue Japón, con el llamado Abenomics, quien puso en práctica la idea de presionar su divisa a la baja para incrementar la rentabilidad de sus exportaciones. Le funcionó. El Banco Central Europeo también he hecho de las suyas recortando tipos de interés e inyectando liquidez al sistema a través del programa de flexibilización cuantitativa. La Fed hizo lo propio para impulsar su economía tras la crisis.

Y ahora China. El país empezaba a acusar un problema de desaceleración económica tras los fracasos esfuerzos del Gobierno por tratar de impulsar el crecimiento con políticas expansivas, la desaceleración finalmente se contagió a la bolsa y ha terminado generando inestabilidad en todos los mercados.

China mira por si misma y no le importa lo más mínimo quién puede salir perjudicado o caer en la batalla. Además, está en una buena posición para defender el yuan, gracias a sus sólidas reservas de divisas y su bajo endeudamiento. Países como Corea del Sur, Indonesia, Malasia, Taiwán, Hong-Kong o Singapur se verán muy afectados por la devaluación del yuan y no les quedan muchas alternativas para defender su divisa, más allá que imitar a China y devaluar su moneda para mitigar el impacto, pues no tienen margen para bajar los tipos.

Si a todo eso le sumamos que los países emergentes como Brasil o Rusia también viven horas bajas arrastrados por el bajo precio de las materias primas, tenemos la combinación perfecta para que la economía mundial entre en una nueva fase y quizás no sea precisamente de crecimiento y felicidad para todos.

Puede ser el inicio de una guerra donde algunos se lo tomarán como un juego: “si tú devalúas, yo devalúo y tiro porque me toca” pero nada más lejos de la realidad, detrás de estas artimañas financieras en manos solamente de los gobiernos o bancos centrales están los ciudadanos que viven a expensas del vaivén de la economía financiera, que más de lo que la gente cree, tiene un impacto directo con la economía real y en prácticamente todos los sectores.

Dónde viajar como nómada o mochilero


¿Quieres trabajar y viajar al mismo tiempo, solamente viajar, saltar de un país a otro o quedarte a vivir por una temporada? ¿Te gusta hacer viajes cortos y planeados o prefieres no tener nada organizado y salir a la aventura durante varios meses? Hay muchas formas de viajar por el mundo, cada persona tiene su estilo y sus preferencias.

Por ejemplo, a mi no me gusta tenerlo todo organizado, prefiero dejar espacio a la improvisación y a decidir en cada momento lo que más me apetece, eso me permite ser más flexible y aprovechar mejor cada segundo de mi aventura.

Pero esa filosofía no sirve para todas las personas. ¿Cuál es la tuya?

La guía definitiva para decidir donde viajar según tus preferencias

¿A dónde quieres viajar? Esa es una pregunta muy personal. Hay muchísimos países preciosos repartidos por el mundo que se hace muy complicado elegir uno o dos. Los verdaderos viajeros no se casan con un lugar, habitualmente encuentran maravillas en cada nueva localización. Todo país tiene su encanto, sus partes buenas y las partes menos buenas. Cada lugar es único e irrepetible. Para gustos, países.

Pregúntate si lo que estás buscando es un clima tropical o prefieres estar fresco en una montaña. Esto es muy importante porque no solamente te ayudará a decidir donde ir, sino también las actividades que podrás hacer y lo que te tienes que llevar en la mochila. Recuerda que no importa cuantas guías o blogs de viaje leas, que nada será comparable con experimentarlo por ti mismo.

Estas son mis recomendaciones después de viajar por más de 30 países alrededor del mundo, espero que te den una idea para encontrar el tipo de viaje que deseas:

– Si estás buscando estilo, seguridad, confort, limpieza, buenas infraestructuras y no tienes límites de presupuesto, te recomiendo que visites el norte de Europa y los países escandinavos como Suecia o Noruega.

– El sur de Europa (España, Italia, Grecia) es genial para viajes más relajados, algo más económicos, con mucha historia por descubrir, buenas comunicaciones de transporte y gastronomía deliciosa.

– Si quieres un lugar barato donde vivir o viajar, pero igualmente amigable y relajado, sin duda alguna el Sudeste Asiático es perfecto. No obstante, capitales como Singapur son extremadamente caras. Elige destinos más asequibles en Tailandia, Indonesia, Birmania, Laos o Vietnam. Buscar vuelos baratos.

– Si tienes poco presupuesto, andas escaso de plata o dinero, y buscas desafiantes aventuras, lo mejor es viajar al continente africano. Un safari por la sabana de Kenia es una buena forma de empezar. Pero cuidado, Sudáfrica y especialmente Ciudad del Cabo no son destinos particularmente económicos.

América del Sur es ideal para mochileros que buscan aventura a bajo coste. Países como Argentina, Chile, Brasil, Perú o Colombia son lugares donde podrás hacer muchas actividades al aire libre y además no tendrás problemas con el idioma. Todo el mundo habla español.

– Para deleitarte con espectaculares paisajes, actividades de aventura en la naturaleza, conocer gente divertida, facilidad de transporte, seguridad y estás dispuesto a pagar bastante dinero (es muy caro), entonces viaja a Oceanía, siendo Nueva Zelanda o Australia las grandes potencias.

– Si eres de los que aman las islas, no pueden estar mucho tiempo lejos del mar, disfrutan de las puestas de sol como si fueran momentos mágicos y quieres broncearte en playas de ensueño con aguas calientes y cristalinas entonces debes ir al mar Mediterráneo, al mar del Caribe, islas de Tailandia, Filipinas o Indonesia.

– América del Norte (Estados Unidos y Canadá) es un destino espectacular para los disfruten de viajes largos, preciosos parques naturales, entretenimiento las 24 horas, asistir a conferencias de los mejores profesionales o buscar financiación para tu negocio.

– Si quieres viajar a las ciudades más caras y exclusivas del mundo, alojarte en los mejores hoteles, ir de compras por tiendas de marcas de lujo o comer en restaurantes con tenedores de oro, puedes ir a Nueva York, Londres, Ámsterdam, Tokio, Hong Kong, Zúrich o Sídney. Lo que te puedas gastar en una semana en cualquiera de esas ciudades te sería suficiente para vivir 2 meses enteros en otros lugares con igual o más encanto como la India, México o Marruecos.

Si todavía no lo tienes claro y buscas más inspiración para decidir donde viajar en tu próxima aventura te recomiendo darle un vistazo a Traveller’s Choice de TripAdvisor, el portal con la comunidad de viajeros más grande del mundo y donde encontrar valoraciones de sitios para visitar, comer o realizar actividades.

No importa donde vayas de viaje, siempre mantén una mente abierta y prepárate para lo inesperado.

Las ventajas y desventajas de viajar solo


Tras recorrer dos continentes sin más acompañante que mi mochila he aprendido que viajar solo tiene muchas ventajas pero también desventajas, hay cosas buenas y otras cosas menos buenas. ¡Las quiero compartir contigo! Quizás pienses lo mismo…

Ventajas de viajar en solitario

1. Libertad absoluta para decidir
Puedes tomar siempre tus propias decisiones y no tener que llegar a un acuerdo con nadie más para hacer lo que quieres, cuando quieres y donde quieres. Eres el capitán de tu vida. Tú llevas el timón y pones rumbo al puerto que te apetece en cada momento.

2. Te conoces más
Viajar con nadie más que contigo mismo te obliga a conocerte más a fondo, a descubrir lo que te gusta, lo que no te hace feliz y lo que es imprescindible en tu vida. Aprendes a gestionar mejor tus sentimientos, a ser más abierto al mundo, más flexible con tus rutinas, más agradecido con los demás…

3. Te sientes más fuerte
Cuando llego a una nueva ciudad que no conozco y empiezo a explorarla me siento extremadamente independiente y orgulloso ver con mis propios ojos cosas que solamente había visto en postales o fotografías. Es como decir: Estoy aquí, lo he logrado. He cumplido un sueño. Puedo con todo.

4. Puedo gastar poco dinero
Viajando por el mundo me he dado cuenta que no necesito muchas cosas en mi vida, que con lo básico y esencial es suficiente para ser feliz. Puedo comer lo que quiera y donde quiera sin consultarlo con nadie, puedo decidir si quiero pagar la entrada de un museo o ahorrarlo para otra cosa. Cuando vas con más gente a veces se terminan pagando por actividades que de ir solo no hubieras hecho.

5. Más tiempo para mi
Cuando viajo solo tengo más tiempo para mi. Para hacer lo que me gusta. Tengo más tiempo para leer, para escuchar música o escribir. Puedo ir a una cafetería y trabajar con mi ordenador portátil hasta la hora que quiera. Soy el dueño de mi tiempo. ¿Hay algo mejor que eso?

6. Amigos nuevos cada día
Viajar es una de las mejores formas de conocer personas de todo el mundo y hacer nuevos amigos. Hacer una pregunta a un desconocido en una estación de tren o establecer una conversación con alguien en un hostal puede ser inicio de una gran amistad. Ir solo hace que todavía sea más fácil conocer gente porque si quieres relacionarte socialmente no tienes otra alternativa que comunicarte con los demás.

7. Pruebo cosas nuevas
En casa la rutina es siempre la misma, el mismo lugar, los mismos amigos… cuando viajas cada día se convierte en una nueva aventura. La ventaja de ir solo de viaje es que es más fácil salir de tu zona de confort, atreverte con cosas diferentes que quizás no harías en tu país y descubrir un mundo lleno de posibilidades.

8. Viajo sin pedir permiso
Mañana puedo decidir irme a recorrer América del Sur con mi mochila, viajar a Australia para hacer surf en sus mágicas costas o hacer una ruta salvaje por las zonas más rurales de la India. Puedo hacerlo si quiero porque todo depende de mi. Tengo esa libertad. Me encanta esa sensación de que el mundo entero está a mi alcance.

Desventajas de viajar en solitario

1. Bañarse en la playa es complicado
Básicamente porque no tengo a nadie que se quede en la arena para vigilarme mis cosas. Sin embargo, recientemente he encontrado la solución. Colocar mi mochila debajo la toalla, utilizarla de cojín y tener los pies estirados tocando el agua. No es ideal pero al menos funciona.

2. No puedes beber por las noches
A veces me apetece tener una noche de fiesta de esas que terminen siendo memorables pero nunca tomo más de dos cervezas o un mojito por razones de seguridad. Llegar al hostal por mi propia cuenta depende solamente de mi.

3. No puedo compartir comida
Una de las cosas que más me gustan es compartir la comida y descubrir nuevos sabores, especialmente si como platos tradicionales de otros países. Si voy solo a un restaurante lo único que podré probar es lo que pida y no lo podré compartir con nadie. No hay nada como compartir unas tapas con los amigos.

4. Tus amigos y familia están lejos
Por mucho que me guste viajar en mayor o menor medida siempre echo de menos a mis amigos de toda la vida, a mi familia o a mi perrita Duna. Debido a que en ocasiones están a miles de kilómetros de distancia solamente puedo verlos por Skype. Las redes sociales funcionan muy bien para mantener el contacto pero en algunos momentos no hay nada como un buen abrazo de verdad.

5. Los hostales se hacen pesados
Los hostales son lugares muy interesantes donde se conocen a viajeros de todo el mundo pero después de varios meses de viaje te puede llegar a cansar dormir con 8-10 personas en una misma habitación toda las noches. Al final se echa de menos tu cama, el silencio absoluto y una buena almohada.

__________________

En conclusión, viajar solo no es para todo el mundo. Hay que saber llevar bien los momentos de soledad, disfrutar de ellos, valorar la independencia por encima de cualquier cosa y ser una persona abierta a nuevos retos y desafíos. No siempre es fácil pero al final merece la pena. No tengas miedo.

En el rincón más inesperado de cualquier ciudad del mundo puedes encontrar a esa persona que cambie tu vida para siempre.

El final de la Ley de Moore y el progreso tecnológico

Parece que últimamente hay una ley casi más famosa que la de Murphy, estoy hablando de la Ley de Moore. Este año se han cumplido nada menos que 50 años desde que fuera enunciada por primera vez en 1965 por Gordon Moore, uno de los fundadores de Intel. Pero parece que su final está cerca.

Básicamente lo que dice la Ley de Moore es que cada dos años se duplica el número de transistores en un circuito integrado (chip). Algo que se ha venido cumpliendo durante décadas y ha servido como termómetro tecnológico de toda una industria basada en la computación altamente dependiente de las mejoras de los nuevos procesadores.

La importancia de la Ley de Moore radica en tres aspectos clave:

1. En el progreso tecnológico derivado del aumento en la velocidad de los microprocesadores (conjunto de transmisores) que ha permitido la fabricación de ordenadores cada vez más rápidos y capaces de procesar altos volúmenes de datos.

2. En una reducción del tamaño de los transmisores que ha permitido crear ordenadores más pequeños y ligeros. Sin ir más lejos un iPhone 5 tiene actualmente más tecnología que algunos de los ordenadores comprados por la NASA hace apenas 3 años. En cifras, el número de transistores en un chip se ha multiplicado 3200 veces en tan solo 26 años.

3. Los precios bajan al mismo tiempo que las prestaciones suben. Por ejemplo, un ordenador que hoy vale 2000 euros costará la mitad al año siguiente y estará completamente obsoleto en dos años o menos.

¿Pero qué pasa si una ley deja de cumplirse? No hay nada escrito al respecto pero seguramente por definición deja automáticamente de ser una ley. La noticia ha saltado esta semana después de que Intel anunciara un retraso en la próxima generación de procesadores. En efecto, parece que el final de la ley de Moore está cerca y no es algo que pille a todo el mundo por sorpresa. El propio Moore ya afirmó en una entrevista en 2010 que su ley estaba muerta.

La Ley de Moore es un desafío constante hacia los límites de la miniaturización de los chips que hacen funcionar todo tipo de máquinas que requieran al menos un procesardor. Sin embargo, llega un punto en que por leyes de la física un transistor no se puede hacer más pequeño. Existe un límite físico que rompe por completo los esquemas de la ley de Moore.

Actualmente cada transitor (el core de un microprocesador) de Intel está dibujado sobre 14 nanómetros y se espera que dentro de 18 meses se pueda fabricar un transitor en 10 nanómetros. Las previsiones de la propia Intel son que entorno a 2020 se pueda llegar a los 5-7 nanómetros, de hecho IBM ya mostró un prototipo funcional, pero una vez llegados a ese punto será imposible muy complicado reducir el tamaño de un único transitor manteniendo su funcionalidad constante.

¿Estamos cerca del límite del progreso tecnológico? En un sector tan cambiante es difícil de predecir. Quizás el futuro pase por crear capas tridimensionales de transistores interconectadas entre sí, seguir creciendo mediante computación cuántica o dejarlo todo en manos de la inteligencia artificial. No tengo ni idea.

Pero lo que está cada vez más claro es que tarde o temprano vamos a ver como una ley que ha sentado las bases del crecimiento tecnológico durante más de medio siglo va a llegar a su fin y las consecuencias pueden ser críticas.

La muerte de la Ley de Moore no sólo reducirá el progreso tecnológico que ha impulsado los niveles de productividad desde 1970, sino que con ello arrastrará el crecimiento económico cada vez más dependiente de la evolución tecnológica.

No está de más comenzar a ser conscientes de ello.

« Siguientes entradas Recientes entradas »

Sergi Mateo © 2017

Made with from Barcelona