¿Por qué a los catalanes nos llaman polacos?

Primero tengo que decir que soy catalán y me siento tan español como cualquier otro. Sin embargo, nunca entendí el motivo de relacionar los catalanes con los polacos. Al parecer existen varias teorías. Lo primero que hago para resolver el misterio es consultar en varios diccionarios que tengo por casa, y cuál es mi sorpresa que en el traductor Inglés-Español, al buscar polaco/a pone Catalán. ¡No me lo puedo creer!

La palabra “polacos” aplicada a los naturales de Cataluña es, efectivamente, sumamente despectiva. La mayoría de la gente cree que se trata simplemente de aludir al hecho de que en Cataluña se habla una lengua diferente de la que es oficial en toda España. Sin embargo, parece ser que el origen de esta expresión se remonta a un hecho concreto. El uso de este adjetivo surgió a partir de la guerra civil española en los ambientes castrenses. Hacia los años 70 se popularizó entre la población y en los años 90 ha estado tristemente de actualidad para atacar al pueblo catalán.

Según una de las explicaciones más verosímiles su origen estaría (al parecer) en el paralelismo entre dos hechos históricos casi simultáneos: la ocupación de Cataluña por las tropas franquistas a principios de 1939 (durante la guerra civil española) y la invasión de Polonia por los nazis en septiembre de 1939. Si esta explicación es cierta, quien conozca la actuación de los nazis en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial podrá comprender fácilmente el profundo sentido despectivo que encierra la expresión “polacos” aplicada a los catalanes. Sería muy deseable que fuera desterrada definitivamente de nuestro vocabulario cotidiano.

Por lo tanto, que los de fuera de Cataluña nos digan “polacos” es una forma menos agresiva de decirnos “nazis“, aunque se utiliza más como sinónimo de “sometido“, puesto que los polacos fueron los invadidos por las fuerzas nazis. Realmente me entristece mucho tener que escuchar estas cosas. Lo cierto es que parte de la culpa la tienen ciertos partidos de la derecha española que nos han estado atacando de forma completamente injusta durante muchos años. En Cataluña es cierto que hay independentistas, también nacionalistas, pero la mayoría de los catalanes nos sentimos identificados también con la bandera española. Esta es la verdadera realidad que muchos no quieren ver.

Desde mi humilde punto de vista, el sentimiento españolista y el catalanista son perfectamente compatibles. Que nadie olvide que estamos en democracia y esto es un país libre. Todo el mundo tiene derecho a reivindicar sus ideologías, pero siempre con un mínimo de respeto.

Por cierto, descubre todas las mentiras que se han dicho sobre Cataluña.
____________________

Si quieres contactar conmigo puedes enviarme un tweet a @sergimateo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone