Etiqueta: nómadas digitales (página 1 de 2)

Las mejores ciudades para nómadas digitales

La economía digital ha desatado no solamente una nueva forma de hacer negocios, también una nueva forma de vida. Los nómadas digitales somos personas que trabajamos a través de Internet, que no tenemos un lugar de residencia fijo, simplemente viajamos por el mundo y trabajamos a la vez.

No estamos de vacaciones de forma permanente, pero tenemos la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo, viviendo ya sea con nuestros propios proyectos o trabajando por empresas que permiten a sus trabajadores operar de forma remota, trabajando por objetivos, sin importar horarios ni ubicaciones.

Estamos en frente de una nueva revolución laboral y social. En un mundo donde cada vez será menos necesario trabajar debido al incremento de productividad de las máquinas, surgen nuevas formas de vida, donde se prioriza valores como la aventura, la libertad de movimiento y sobretodo, ser dueños de nuestro propio tiempo. Así somos los nómadas.

Las empresas buscan talento, sin importar dónde estén. Por eso los nómadas que pueden trabajar de forma remota buscan ciudades que ofrezcan una buena calidad de vida al menor coste posible.

¿Cuáles son esas ciudades?

1. Chiang Mai


Tailandia es un país espectacular en muchos sentidos. Las temperaturas son buenas todo el año, la comida está deliciosa, todo es muy barato, la seguridad es mejorable pero decente, los locales son personas abiertas al mundo siempre dispuestos a mostrar su mejor sonrisa, la conexión a Internet es muy buena y es está muy cerca de otros países del Sudeste Asiático. Concretamente Chiang Mai se encuentra al norte del país, es una de mis ciudades favoritas y donde he pasado largas temporadas.

Además se la conocer como la capital de los nómadas digitales. Hay espacios de coworking repartidos por toda la ciudad desde donde se emprenden negocios que van a cambiar el mundo, cafeterias relajadas con WiFi para trabajar online, los apartamentos (condos) cuestan desde 150 euros al mes, alquilar una moto sale por menos de 70 euros mensuales, se puede comer por menos de 5 euros al día, además hay muchísimos restaurantes vegetarianos e internacionales. Tiene mercadillos nocturnos, zona de fiesta, eventos organizados por expats, impresionantes centros de masaje y mucho más.

Las alternativas en Tailandia son: Bangkok, Phuket y Ko Lanta.

2. Medellín


Es una de las ciudades más importantes de Colombia y conocida históricamente por ser el centro de operaciones del narcotráfico colombiano. Mucho ha llovido desde entonces, ahora Medellín es una ciudad en progreso, donde los locales se vuelven a sentir seguros por las calles, donde se fomenta el emprendimiento y seguramente la segunda ciudad favorita por los nómadas digitales. Aunque puede ser la primera para los amantes del buen café. El idioma principal es el español (castellano) pero también suena bastante inglés. El nivel de vida es muy bueno teniendo en cuenta que se puede vivir por menos de 700 dólares mensuales.

Las alternativas en Colombia son: Bogotá, Santa Marta y Cartagena.

3. Plovdiv


Bulgaria es uno de los países más baratos de Europa, con un crecimiento de doble dígito, una sociedad altamente formada y todavía con un potencial enorme. Pero dentro de ese país, Plovdiv es la ciudad elegida por los nómadas digitales. Sus encantos son muchos: clima templado, alta velocidad de Internet, naturaleza, gastronomía saludable y muy diversa, fiscalidad óptima para crear empresas, muchos lugares para practicar deportes al aire libre, pisos prácticamente nuevos a estrenar por menos de 300 euros en el centro, etc. Aun siendo la segunda ciudad más grande de Bulgaria es una ciudad relativamente pequeña pero encantadora, con pequeños cafés donde se reúnen locales y expats para compartir ideas, culturas y amores.

Si quieres saber más te recomiendo Digital Nomad Guide to Plovdiv (en inglés).

4. Ubud


Es un pueblecito en el corazón de la isla de Bali, en Indonesia. Otro de mis lugares favoritos para vivir y trabajar, de hecho siempre que he estado por Asia me he quedado en Ubud algunos días. No tiene playa, pero está rodeado de naturaleza y arrozales, es mucho menos caótico que en la zona costera de Kuta o Seminyak, cuenta con infinidad de lugares para comer platos típicos del país y varios centros de coworking donde se concentran la mayoría de emprendedores que trabajan desde Bali. El más popular se llama Hubud y merece hacerle una vista. Puedes alquilar una villa de lujo con 2-3 habitaciones y piscina privada por menos de 900 dólares al mes o algo más sencillo por 200 dólares. Todo el mundo se desplaza en moto tipo scooter y su alquiler tampoco cuesta más de 80 euros por mes. Es lo más parecido al paraíso.

__________________

Las anteriores son, en la actualidad y desde mi punto de vista, las cuatro mejores ciudades para nómadas digitales, aunque dependiendo de las preferencias y necesidades de cada nómada la selección podría ser diferente.

El mundo es un lugar inmenso con infinidad de ciudades, cada una de ellas con sus maravillas. Si tuviera que añadir más ciudades en este listado me quedaría con: Ho Chi Minh City (Vietnam), Budapest (Hungría), Las Palmas de Gran Canaria (Barcelona), Oporto (Portugal) y Jericoacoara (Brasil) y Taghazout (Marruecos).

Ninguna de las ciudades mencionadas son aptas para cualquiera, ni tampoco son las ciudades con la mejor calidad de vida del mundo, mi selección está basada en las que tienen una mejor relación calidad/coste de vida según mis preferencias particulares como nómada digital. En otras palabras, son ciudades en las que se puede vivir muy bien por menos de 1000 dólares mensuales con todo.

Londres, Amsterdam, San Francisco, Hong Kong, Singapore son otras grandes ciudades donde se puede encontrar mucho talento, innovación y startups espectaculares. El problema es que es casi imposible vivir por menos de 2.500 dólares al mes. Si te compensa o no es decisión tuya.

Yo prefiero vivir en Tailandia 😉

Trabajar de forma remota cambiará el mundo


Una de las cosas que más me gusta analizar es cómo será el mercado laboral en la próxima década. Sin duda, nada será como ahora. Los cambios son una constante en todos los sectores, las nuevas tecnologías están revolucionando mercados y la forma en la que se trabaja. Realidad virtual, computación en la nube, big data y conexiones a Internet cada vez más rápidas hacen que sea posible trabajar en modo remoto desde cualquier parte del mundo. Actualmente más de la mitad de los empleos ya no requieren tener una presencia física, ir a la oficina no es necesario y por eso cada vez más empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de realizar su trabajo de forma remota.

Pero esta revolución justo acaba de comenzar con los nómadas digitales.

El futuro del trabajo cambiará el mundo:

1. Nómadas digitales en aumento. Se calcula que dentro de 20 años, 1 de cada 8 personas en el mundo serán nómadas digitales. Si para entonces el planeta tendrá una población rondando los 8,8 millones de personas, significa que habrán más de 1 millón de nómadas digitales.

2. Menos compromisos y casamientos: Como nómada digital os puedo asegurar que es muy complicado mantener una relación a largo plazo con una pareja estable. No digo que sea imposible porque creo que el amor es algo que puede con todo. Pero cuando tienes un estilo de vida nómada que cada ciertos meses viajas a otro país dejas atrás muchas cosas, es difícil comprometerse y mucho menos pensar en casamientos. Para un nómada la libertad está por encima de todo.

3. No tendrá sentido comprarse una casa. Los nómadas tenemos la posibilidad de seguir trabajando desde cualquier rincón del planeta, solamente necesitamos una buena conexión a Internet. ¿Tiene sentido comprarse una casa? No, es mucho mejor alquilar un apartamento en un lugar que te guste, pasar un tiempo y luego moverte hacia otro lugar para seguir explorando el mundo, conocer otras culturas, etc.

4. Habrán ciudades para nómadas. De hecho, es algo que ya está sucediendo. Chiang Mai, en el norte de Tailandia, se la conoce como la capital de los nómadas digitales. Yo mismo estuve viviendo más de medio año en esa ciudad y es una maravilla. Excelente calidad de vida con bajo coste. Pero hay muchas más ciudades que se están convirtiendo en hubs para este grupo de personas. Por ejemplo, Medellín en Colombia, la que fuera centro de operaciones de Pablo Escobar, uno de los mayores narcos de la droga, ahora es una ciudad donde florecen startups con proyección internacional.

5. Más espacios de coworking. A los nómadas nos gusta reunirnos con otros nómadas, compartir ideas, colaborar, o incluso iniciar proyectos. Es por eso que cada vez podemos encontrar más espacios de cowoking que ofrecen absolutamente todo lo necesario para trabajar de forma remota. En definitiva, son oficinas donde cada persona trabaja en sus cosas pero se ayudan y dan consejos mutuamente para seguir desarrollando sus negocios online.

6. Todavía más economía colaborativa. Si piensas que ya lo has visto todo el cuanto al desarrollo de la nueva economía colaborativa, piénsalo de nuevo. A los nómadas nos encana usar este tipo de servicios porque son más flexibles y se adaptan mejor a nuestras necesidades. Cuando haya 1 millón de nómadas viajando y trabajando por el mundo, estos servicios se expandirán hasta convertirse en lo único que vamos a usar: Uber, Airbnb, etc. Entre otras cosas porque como buenos nómadas no tenemos bienes o propiedades que mantener y siempre las vamos a tener que contratar o alquilar.

7. El mundo será multiracial. Si la gente tiene la posibilidad de trabajar de forma remota, no hay que ser muy inteligente para predecir que aumentará la movilidad de la población. Eso generará ciudades todavía más multi culturales y con diferentes razas mezcladas. Tinder está ayudando mucho a ese proceso…

8. Nuevos mercados para explotar. Siempre que se generan cambios importantes en los hábitos ya sean de vida o de trabajo de las personas se abren nuevas oportunidades de negocio. Los nómadas digitales no somos demasiado consumistas, nos gusta llevar un estilo de vida minimalista y evitamos los apegos emocionales sobre los bienes o cosas materiales. Tenemos nuestras características y seremos un nuevo segmento de la población que seguro será estudiado por las marcas para sus estrategias de marketing.

Cómo viajar me ha cambiado la vida


Desde pequeño que siempre he tenido una gran fascinación por los mapas, recuerdo tener uno de esos mapamundis grandes en la pared de mi habitación y fantaseaba con viajar de un lado para otro. La gran cantidad de lugares que había por explorar era algo que realmente me intrigaba. Todavía recuerdo coger un lápiz y empezar a escribir en lista el nombre de las ciudades que me gustaría algún día visitar. Así como también me apasionaba estudiar los colores de las banderas y saber identificarlas con su país correspondiente. Para mi todo era mucho más que un simple juego.

Después de terminar la universidad me fui a vivir una temporada a Reino Unido y desde esas tierras viajé por varios países de Europa, pero nunca me sentí realmente viajero hasta que compré un vuelo de ida, sin retorno, a Singapur, eso me llevó visitar siete países en mi primera aventura asiática. Descubrí que Asía es un continente fascinante que nunca te deja de sorprender con una cultura, gastronomía y belleza asombrosa.

He pasado semanas enteras, incluso meses, viviendo en ciudades que siempre había soñado, algunas de ellas marcadas en el mapamundi que colgaba en la pared de mi habitación cuando apenas tenía 12 años. Ahora, tras haber recorrido más de 25 países puedo decir que viajar ha transformado mi vida por completo de una forma muy positiva. Te podría contar muchas formas en las que esos viajes me han cambiado la vida pero voy a mencionar las más destacadas o al menos las que más me han marcado.

Viajar te hace ser libre

Cuando uno se despide de su ciudad donde tiene todas las comodidades, amigos, familia, trabajo y sale de su zona de confort a explorar lo desconocido es cuando sucede la magia. Es cuando realmente se da cuenta de que existe un mundo lleno de posibilidades que hasta entonces nunca había contemplado. Tener la posibilidad de elegir en cada momento hacia dónde ir, qué visitar o simplemente con quién compartir tus aventuras es algo que proporciona una gran sensación de libertad. El mundo es un lugar con un sin fin de posibilidades y todas ellas están a nuestro alcance. Hoy en día es más fácil y barato que nunca viajar. Solamente nos lo tenemos que proponer. En definitiva, como yo siempre digo: ser libres es una cuestión de querer, no de poder.

Viajar te hace crecer

Emprender un viaje significa tomar decisiones ante desafíos muchas veces inesperados. Desde planificar la ruta hasta buscar un hostal a pie cargando con la mochila donde pasar la noche cuando ya ha amanecido y sin conocer nada del lugar donde acabas de llegar o buscar un modo de transporte cuando no te queda nada de dinero en el bolsillo, te encuentras a 30 kilómetros del aeropuerto y tu vuelo sale en 2 horas. Esas aventuras son las que te hacen sentirte vivo y que estás en total control de tu vida y tu destino.

Viajar te conecta con otras personas

Una de las cosas de las que estoy más orgulloso es de las personas que he conocido viajando. Compartir momentos con personas de otros países es algo que inevitablemente te cambia la forma de ver el mundo. Simples conversaciones te pueden aportar nuevos puntos de vista que abran todavía más tu mente. Tengo la suerte de decir que tengo amig@s repartidos por todo el mundo y esas personas siempre tendrán las puertas de mi casa abiertas si vienen a visitarme allá donde me encuentre.

Te das cuenta que todos somos iguales

Cuando me senté a la mesa a cenar con la familia de mi amigo en Seúl (Corea del Sur) me di cuenta que a pesar de encontrarme en el lado opuesto del planeta al final del día todos somos iguales. Todos tenemos una familia que adoramos, amigos con los que nos gusta salir, trabajos que realizar durante el día, aficiones que nos gusta compartir, sueños por realizar, los mismos miedos, etc. Los estereotipos negativos o prejuicios desaparecen cuando conoces a personas que pueden parecer muy diferentes a nosotros, pero interiormente todos somos iguales.

Foto: Descendiendo a pulso el Grand Canyon en Chiang Mai, Tailandia.

La idea de viajar por el mundo es uno de los mayores sueños de muchos niños, pero para muchos ya sea por circunstancias de la vida, falta de recursos o miedos, ese sueño nunca se convierte en realidad.

Airbnb de larga estancia: alquiler por semanas o meses


Cada vez más personas utilizan Airbnb cuando desean reservar alojamiento en sus viajes. Es una forma perfecta para evitar los caros hoteles o hostales con dormitorios masificados donde apenas se puede descansar. Usando Airbnb te puedes sentir como en tu casa vayas donde vayas porque se alquilan viviendas, casas o apartamentos con anfitriones de más de 190 países. Yo he reservado alojamientos a través de Airbnb en Ámsterdam y Oporto con muy buenas experiencias. Tanto que pronto quiero viajar a Canadá y ya tengo seleccionados los lugares en Montreal, Toronto y Vancouver.

Airbnb te permite disponer de tu propio apartamento en cualquier ciudad del mundo por unos días con toda la comodidad de estar como en tu propia casa, ya que normalmente los anfitriones tratan muy bien a sus huéspedes para conseguir buenas valoraciones en la plataforma y conseguir así más reservas de su vivienda.

De hecho, precisamente en Ámsterdam al llegar me encontré una botella de vino, velas encendidas por toda la casa, todo muy limpio, un mapa de la ciudad, lugares recomendados para visitar por la zona, hasta un listado de los supermercados más cercanos. Precisamente esa es otra ventaja, con Airbnb al reservar casas particulares casi todas disponen de cocina con sus utensilios y puedes preparar tu comida en casa sin la necesidad de gastar dinero en restaurantes.

Lo más común es reservar una estancia por unos pocos días, una visita corta o una escapada de fin de semana en solitario en modo explorador o con tu pareja en plan romántico. Pero lo que mucha gente no sabe es que Airbnb dispone de un apartado para reservas de larga estancia o larga duración, con la ventaja de que puedes conseguir alquiler por semanas o incluso meses (renta mensual) con tarifas por noche muy inferiores en comparación con las reservas por días individuales. También funciona por ejemplo para vacaciones de más de una semana en un mismo lugar o viajes de negocios.

¿Te imaginas vivir cada mes en una ciudad diferente? 12 meses, 12 países, 12 ciudades. Ese es mi sueño y objetivo que espero cumplir el próximo año. Airbnb es ideal para esta aventura, ya que tiene listados miles de viviendas disponibles para alquiler tanto de corta como larga estancia, permite ver fotos, comentarios de otras personas que han estado en ese lugar, ver situación en el mapa y comprar precios muy fácilmente.

De modo que ahora ya no tienes excusa para vivir una temporada larga en otro país sin necesidad de hacer un contrato de alquiler fijo. Simplemente reserva con Airbnb tu estancia por el tiempo que quieras y tu anfitrión te esperará con una sonrisa para darte las llaves de su casa, que por unos días, semanas o meses será tu casa. Es simplemente genial.

Es muy sencillo, si todavía no eres usuario, lo primero será registrarte. Si lo haces a través de este link conseguirás un descuento para tu primera reserva. Una vez ya tengas cuenta tienes que acceder a la web Airbnb Sublets (subalquiler).

En el caso de reservas para una estancia larga de 28 o más noches, se cobra a los huéspedes mensualmente. El primer mes siempre se paga por adelantado. Antes de reservar revisa bien la política de cancelaciones, que en este caso de subalquileres puede ser más extrita. También revisa si el precio incluye los gastos de agua, luz y mantenimiento. Me he encontrado que en algunos alquileres de larga duración en Airbnb estos gastos se deben de pagar a parte, es decir, no están incluidos.

Dónde viajar como nómada o mochilero


¿Quieres trabajar y viajar al mismo tiempo, solamente viajar, saltar de un país a otro o quedarte a vivir por una temporada? ¿Te gusta hacer viajes cortos y planeados o prefieres no tener nada organizado y salir a la aventura durante varios meses? Hay muchas formas de viajar por el mundo, cada persona tiene su estilo y sus preferencias.

Por ejemplo, a mi no me gusta tenerlo todo organizado, prefiero dejar espacio a la improvisación y a decidir en cada momento lo que más me apetece, eso me permite ser más flexible y aprovechar mejor cada segundo de mi aventura.

Pero esa filosofía no sirve para todas las personas. ¿Cuál es la tuya?

La guía definitiva para decidir donde viajar según tus preferencias

¿A dónde quieres viajar? Esa es una pregunta muy personal. Hay muchísimos países preciosos repartidos por el mundo que se hace muy complicado elegir uno o dos. Los verdaderos viajeros no se casan con un lugar, habitualmente encuentran maravillas en cada nueva localización. Todo país tiene su encanto, sus partes buenas y las partes menos buenas. Cada lugar es único e irrepetible. Para gustos, países.

Pregúntate si lo que estás buscando es un clima tropical o prefieres estar fresco en una montaña. Esto es muy importante porque no solamente te ayudará a decidir donde ir, sino también las actividades que podrás hacer y lo que te tienes que llevar en la mochila. Recuerda que no importa cuantas guías o blogs de viaje leas, que nada será comparable con experimentarlo por ti mismo.

Estas son mis recomendaciones después de viajar por más de 30 países alrededor del mundo, espero que te den una idea para encontrar el tipo de viaje que deseas:

– Si estás buscando estilo, seguridad, confort, limpieza, buenas infraestructuras y no tienes límites de presupuesto, te recomiendo que visites el norte de Europa y los países escandinavos como Suecia o Noruega.

– El sur de Europa (España, Italia, Grecia) es genial para viajes más relajados, algo más económicos, con mucha historia por descubrir, buenas comunicaciones de transporte y gastronomía deliciosa.

– Si quieres un lugar barato donde vivir o viajar, pero igualmente amigable y relajado, sin duda alguna el Sudeste Asiático es perfecto. No obstante, capitales como Singapur son extremadamente caras. Elige destinos más asequibles en Tailandia, Indonesia, Birmania, Laos o Vietnam. Buscar vuelos baratos.

– Si tienes poco presupuesto, andas escaso de plata o dinero, y buscas desafiantes aventuras, lo mejor es viajar al continente africano. Un safari por la sabana de Kenia es una buena forma de empezar. Pero cuidado, Sudáfrica y especialmente Ciudad del Cabo no son destinos particularmente económicos.

América del Sur es ideal para mochileros que buscan aventura a bajo coste. Países como Argentina, Chile, Brasil, Perú o Colombia son lugares donde podrás hacer muchas actividades al aire libre y además no tendrás problemas con el idioma. Todo el mundo habla español.

– Para deleitarte con espectaculares paisajes, actividades de aventura en la naturaleza, conocer gente divertida, facilidad de transporte, seguridad y estás dispuesto a pagar bastante dinero (es muy caro), entonces viaja a Oceanía, siendo Nueva Zelanda o Australia las grandes potencias.

– Si eres de los que aman las islas, no pueden estar mucho tiempo lejos del mar, disfrutan de las puestas de sol como si fueran momentos mágicos y quieres broncearte en playas de ensueño con aguas calientes y cristalinas entonces debes ir al mar Mediterráneo, al mar del Caribe, islas de Tailandia, Filipinas o Indonesia.

– América del Norte (Estados Unidos y Canadá) es un destino espectacular para los disfruten de viajes largos, preciosos parques naturales, entretenimiento las 24 horas, asistir a conferencias de los mejores profesionales o buscar financiación para tu negocio.

– Si quieres viajar a las ciudades más caras y exclusivas del mundo, alojarte en los mejores hoteles, ir de compras por tiendas de marcas de lujo o comer en restaurantes con tenedores de oro, puedes ir a Nueva York, Londres, Ámsterdam, Tokio, Hong Kong, Zúrich o Sídney. Lo que te puedas gastar en una semana en cualquiera de esas ciudades te sería suficiente para vivir 2 meses enteros en otros lugares con igual o más encanto como la India, México o Marruecos.

Si todavía no lo tienes claro y buscas más inspiración para decidir donde viajar en tu próxima aventura te recomiendo darle un vistazo a Traveller’s Choice de TripAdvisor, el portal con la comunidad de viajeros más grande del mundo y donde encontrar valoraciones de sitios para visitar, comer o realizar actividades.

No importa donde vayas de viaje, siempre mantén una mente abierta y prepárate para lo inesperado.

Las ventajas y desventajas de viajar solo


Tras recorrer dos continentes sin más acompañante que mi mochila he aprendido que viajar solo tiene muchas ventajas pero también desventajas, hay cosas buenas y otras cosas menos buenas. ¡Las quiero compartir contigo! Quizás pienses lo mismo…

Ventajas de viajar en solitario

1. Libertad absoluta para decidir
Puedes tomar siempre tus propias decisiones y no tener que llegar a un acuerdo con nadie más para hacer lo que quieres, cuando quieres y donde quieres. Eres el capitán de tu vida. Tú llevas el timón y pones rumbo al puerto que te apetece en cada momento.

2. Te conoces más
Viajar con nadie más que contigo mismo te obliga a conocerte más a fondo, a descubrir lo que te gusta, lo que no te hace feliz y lo que es imprescindible en tu vida. Aprendes a gestionar mejor tus sentimientos, a ser más abierto al mundo, más flexible con tus rutinas, más agradecido con los demás…

3. Te sientes más fuerte
Cuando llego a una nueva ciudad que no conozco y empiezo a explorarla me siento extremadamente independiente y orgulloso ver con mis propios ojos cosas que solamente había visto en postales o fotografías. Es como decir: Estoy aquí, lo he logrado. He cumplido un sueño. Puedo con todo.

4. Puedo gastar poco dinero
Viajando por el mundo me he dado cuenta que no necesito muchas cosas en mi vida, que con lo básico y esencial es suficiente para ser feliz. Puedo comer lo que quiera y donde quiera sin consultarlo con nadie, puedo decidir si quiero pagar la entrada de un museo o ahorrarlo para otra cosa. Cuando vas con más gente a veces se terminan pagando por actividades que de ir solo no hubieras hecho.

5. Más tiempo para mi
Cuando viajo solo tengo más tiempo para mi. Para hacer lo que me gusta. Tengo más tiempo para leer, para escuchar música o escribir. Puedo ir a una cafetería y trabajar con mi ordenador portátil hasta la hora que quiera. Soy el dueño de mi tiempo. ¿Hay algo mejor que eso?

6. Amigos nuevos cada día
Viajar es una de las mejores formas de conocer personas de todo el mundo y hacer nuevos amigos. Hacer una pregunta a un desconocido en una estación de tren o establecer una conversación con alguien en un hostal puede ser inicio de una gran amistad. Ir solo hace que todavía sea más fácil conocer gente porque si quieres relacionarte socialmente no tienes otra alternativa que comunicarte con los demás.

7. Pruebo cosas nuevas
En casa la rutina es siempre la misma, el mismo lugar, los mismos amigos… cuando viajas cada día se convierte en una nueva aventura. La ventaja de ir solo de viaje es que es más fácil salir de tu zona de confort, atreverte con cosas diferentes que quizás no harías en tu país y descubrir un mundo lleno de posibilidades.

8. Viajo sin pedir permiso
Mañana puedo decidir irme a recorrer América del Sur con mi mochila, viajar a Australia para hacer surf en sus mágicas costas o hacer una ruta salvaje por las zonas más rurales de la India. Puedo hacerlo si quiero porque todo depende de mi. Tengo esa libertad. Me encanta esa sensación de que el mundo entero está a mi alcance.

Desventajas de viajar en solitario

1. Bañarse en la playa es complicado
Básicamente porque no tengo a nadie que se quede en la arena para vigilarme mis cosas. Sin embargo, recientemente he encontrado la solución. Colocar mi mochila debajo la toalla, utilizarla de cojín y tener los pies estirados tocando el agua. No es ideal pero al menos funciona.

2. No puedes beber por las noches
A veces me apetece tener una noche de fiesta de esas que terminen siendo memorables pero nunca tomo más de dos cervezas o un mojito por razones de seguridad. Llegar al hostal por mi propia cuenta depende solamente de mi.

3. No puedo compartir comida
Una de las cosas que más me gustan es compartir la comida y descubrir nuevos sabores, especialmente si como platos tradicionales de otros países. Si voy solo a un restaurante lo único que podré probar es lo que pida y no lo podré compartir con nadie. No hay nada como compartir unas tapas con los amigos.

4. Tus amigos y familia están lejos
Por mucho que me guste viajar en mayor o menor medida siempre echo de menos a mis amigos de toda la vida, a mi familia o a mi perrita Duna. Debido a que en ocasiones están a miles de kilómetros de distancia solamente puedo verlos por Skype. Las redes sociales funcionan muy bien para mantener el contacto pero en algunos momentos no hay nada como un buen abrazo de verdad.

5. Los hostales se hacen pesados
Los hostales son lugares muy interesantes donde se conocen a viajeros de todo el mundo pero después de varios meses de viaje te puede llegar a cansar dormir con 8-10 personas en una misma habitación toda las noches. Al final se echa de menos tu cama, el silencio absoluto y una buena almohada.

__________________

En conclusión, viajar solo no es para todo el mundo. Hay que saber llevar bien los momentos de soledad, disfrutar de ellos, valorar la independencia por encima de cualquier cosa y ser una persona abierta a nuevos retos y desafíos. No siempre es fácil pero al final merece la pena. No tengas miedo.

En el rincón más inesperado de cualquier ciudad del mundo puedes encontrar a esa persona que cambie tu vida para siempre.

El perfil del nómada digital: viajar como modo de vida


Viajar ya no solamente significa hacer turismo, es mucho más. Ahora es posible viajar por el mundo siguiendo un estilo de vida nómada. ¿Por qué piensas que elegir sergimateo.com como nombre de mi blog? En efecto, yo soy uno de ellos.

No tengo una localización fija o localizada en un punto concreto del mapa. Me gusta decir que vivo por el mundo y no me gusta quedarme demasiado tiempo en un mismo lugar, prefiero seguir explorando los rincones de este mundo que todavía me quedan por descubrir y dejarme sorprender por su grandeza.

No necesito muchas cosas para vivir, ni tampoco muchas para ser feliz. Me bastan con lo necesario y me gasto mi dinero en viajes, conocer gente y experiencias inolvidables. Sigo un estilo de vida minimalista que me permite estar concentrado en las cosas que realmente me importan y gano dinero trabajando como freelance creando proyectos online relacionados con la tecnología y la comunicación. Soy un nómada digital.

No soy el único. Cada vez más profesionales tienden a no pisar la oficina de la empresa por la que trabajan, porque «ir al trabajo» ya no implica estar en una oficina. Muchas tareas se pueden hacer desde cualquier lugar. La ubicación física en la empresa o la necesidad de estar todos juntos para sacar adelante un proyecto tiende a desaparecer. Las nuevas tecnologías y especialmente Internet han abierto las puertas a una nueva forma de trabajar que está revolucionando el mundo.

Y aquí es donde viene la gran pregunta: ¿Viajar no es muy caro? ¿Realmente compensa? Créeme que sí. En algunos países asiáticos por menos de 300 euros puedes alquilar un apartamento, comer bastante bien incluso en restaurantes, apuntarte al gimnasio, salir con otros amigos viajeros y hacer excursiones por la zona.

Cuando me preguntan cómo me puedo permitir viajar tanto siempre respondo lo mismo: “Me sale más caro quedarme en España.” Vivir en Tailandia, Indonesia, Filipinas, Perú o México son algunos de los países asequibles preferidos por muchos nómadas digitales que buscan un destino barato (ver infografía). Si bien los que ganan mucho dinero con sus negocios digitales eligen ciudades más exclusivas como San Francisco, Londres, Hong Kong, Tokio o Sídney.

Una mochila con lo básico, un ordenador portátil y cualquier alojamiento con conexión a Internet es lo que todo nómada digital necesita para seguir funcionando y viviendo desde cualquier parte del mundo. Todo lo demás es secundario.

Mientras que yo como nómada digital he decidido abandonar mi zona de confort y seguir el camino de la aventura, otros tienen miedo a enfrentarse a cosas nuevas: ¿Dónde dormiré? ¿Qué comeré? ¿Con quién voy a hablar si estoy solo? ¿No es peligroso? ¿Seré capaz de comunicarme si mi nivel de inglés no es bueno? Cualquier excusa les sirve para no dar el salto a seguir una vida nómada.

Pero los que lo hacen descubren que es posible vivir de otra manera a lo convencional o a lo que dicta la sociedad: estudia, consigue un buen trabajo, cásate, cómprate una casa, ahorra dinero y cuando te jubiles podrás viajar todo lo que quieras. ¿No es mejor viajar ahora que somos jóvenes y estamos bien de salud?

El perfil de nómada digital es bastante claro. Es una persona que busca una localización con buen clima, buen coste de vida, la posibilidad de encontrar un espacio para vivir y trabajar de forma cómoda y una buena conexión para seguir generando ingresos por Internet. Tiene la mente abierta, es flexible, le gusta conocer gente nueva y aprender de ellos, no tiene miedo al cambio, no necesita tenerlo todo planificado (se adapta durante el camino pero tiene claro donde quiere llegar) y disfruta de las pequeñas cosas.

¿Te animas a dejarlo todo, coger la mochila, vivir la aventura de tu vida y trabajar desde una playa exótica en la otra punta del mundo? No te arrepentirás. Pregúntame si necesitas ayuda.

El mundo es un libro y quien no viaja sólo lee una página 🌇 San Agustín.

¿Cuál es el país del mundo más barato para vivir?

Hace unos meses publiqué una entrada titulada “Multiplica tu poder adquisitivo viviendo en otro país” que se ha convertido en la más leída de Vida Nómada y no me extraña. En ella explicaba cómo es posible poder vivir con más calidad de vida y menos dinero en un país donde la moneda local está devaluada.

¿Crees que tu vida es demasiado cara? ¿Te cuesta llegar a fin de mes con tus ingresos? Si España te parece cara mejor no te vayas al norte de Europa o ni si te ocurra irte a vivir a Suiza a menos que consigas un trabajo. Tampoco parece muy buena idea irse a vivir a Canadá o Australia si viajas con bajo presupuesto o tienes unos ingresos modestos.

El caso es que Movehub ha publicado una infografía muy interesante que analiza el coste de vida de todos los países del mundo donde se descubre que los países más baratos para vivir clasificados por continentes son:

🌎 América: Colombia, Paraguay, México, Perú, Bolivia, Ecuador y Nicaragua.
🌍 África: Marruecos, Algeria, Egipto y Sudáfrica.
🌏 Asia: India, Pakistán, Indonesia y Filipinas.
🌍 Europa: Polonia, Rumania, Turquía, Hungría, Serbia, Bulgaria y otros países del Este.

Por contra los países más caros del mundo son, por este orden: Suiza, Noruega, Venezuela, Islandia, Dinamarca, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Kuwait, Reino Unido, Irlanda, Luxemburgo, Finlandia…

En el mapa de Europa sorprende ver como España parece que se posiciona como un país relativamente barato para vivir y realmente es uno de los más baratos si hacemos la media de todas las ciudades, pero si comparamos capitales como Madrid o Barcelona, el nivel de precios y coste de vida es muy similar al de París, Roma o Berlín.

En el caso de Estados Unidos sucede algo similar, la media nacional hace que Canadá sea más caro que USA pero ciudades concretas como Nueva York, San Francisco o Los Ángeles son más caras que Montreal o Vancouver.

Aquí viene la gran pregunta: ¿Si tuvieras la posibilidad de mudarte a vivir a otra ciudad cuál elegirías? Y si lo tienes claro… ¿A qué estás esperando? 😉

Crear un blog como negocio y generar ingresos


Hace unos ocho años atrás cuando comencé a crear blogs temáticos para eventualmente algún día poder vivir de ellos todo el mundo me decía que eso era una locura, que mejor me buscara un trabajo “serio” en una empresa relacionada con mis estudios o hiciera oposiciones para trabajar para el estado. Vamos, que querían que hiciera lo que todo el mundo hace, lo tradicional, lo típico, el camino quizás más fácil y más aburrido…

Pero me encantan los retos y soy de los que si alguien me dice que no puedo hacer algo todavía me motivo más para lograr ese objetivo. Me encanta demostrar a la gente que se equivoca y que las barreras mentales que muchos tenemos están para superarlas.

Para resumir la historia, en menos de dos años y con una decena de blogs estaba generando (solamente con publicidad) los mismos ingresos que podría conseguir con un salario medio trabajando en banca o alguna de las grandes consultoras, las principales salidas de alguien que ha estudiado empresariales y económicas.

Han pasado varios años y aún mucha gente, parte de mi familia incluida, no entiende cómo soy capaz de ganar dinero escribiendo por Internet. ¿Pero realmente a ti quién te paga? ¿Y el dinero de dónde sale? ¿Ya te da para vivir de ello? Son muchas las preguntas a las que he tenido que enfrentarme para explicar que, efectivamente, trabajar por Internet escribiendo en medios digitales como blogs es cada vez más común y que no solamente es posible conseguir unos ingresos recurrentes, sino que también te permite trabajar desde cualquier parte del mundo, tener mucha más libertad, viajar cuando quieras y ser dueño de tu tiempo para hacer en todo momento lo que te apetece.

Pero ahora viene la parte buena del artículo, la que te puede cambiar la vida y es que tú también puedes conseguirlo. De hecho, te quiero contar con detalle los pasos que tienes que seguir para convertir un blog junto con tu pasión en tu propio negocio digital. Dicho de otro modo, te voy a enseñar las claves para crear un sistema que funcione a modo de máquina de hacer dinero y te permita llevar un estilo de vida nómada: viajar por el mundo y vivir de los ingresos generados a través de Internet. ¿Te apuntas?

1. Elige un tema que te apasione

No te voy a engañar. Crear tu propio negocio digital y hacerlo crecer hasta el punto que te genere suficientes ingresos para vivir no es sencillo. Pero lo más importante: es posible y cualquiera que luche por ello puede conseguirlo. Desde mi punto de vista los ingredientes clave son tres: mucha dedicación (tiempo), constancia y pasión.

Lo demás viene solo.

En primer lugar necesitas tiempo para generar contenidos para tu blog. Crear contenidos interesantes, originales y que aporten valor a tu audiencia es fundamental para construir un negocio que funcione y sea rentable a largo plazo.

La constancia es vital porque el éxito no se consigue de la noche a la mañana, es más, seguramente te pasarás muchas noches escribiendo artículos para tu blog. Mantenerlo actualizado al ser posible a diario o cada semana no es fácil cuando se tienen otras actividades u obligaciones.

El último ingrediente, pero no el menos importante, es la pasión. La pasión lo es todo cuando se trata de emprender. Si vas a crear un negocio tiene que estar estrechamente relacionado con algo que te apasione, algo con lo que verdaderamente disfrutes. Le vas a dedicar mucho tiempo, de modo que si te apasiona no lo sentirás como un trabajo.

A modo de ejemplo, si te gusta la fotografía una buena idea es crear un blog sobre consejos y técnicas de fotografía. Si viajas mucho, puedes escribir un blog sobre viajes. Si tu pasión es la cocina, puedes compartir tus mejores recetas en el blog, etc. Son algunas ideas, pero toda pasión se puede plasmar en un blog creando fantásticos contenidos. En definitiva, elige un tema que te apasione, que tengas amplios conocimientos y que no te cueste nada escribir o hablar de ello.

2. Crea un blog con WordPress

Vale, ya has decidido la temática de tu blog. Tienes claro el público o el tipo de audiencia al que te vas a dirigir. Entonces ahora toca pasar a la acción creando el blog. Muchas personas se piensan que este paso es muy complicado sin conocimientos técnicos y aunque si bien es necesario dominar algunos aspectos, la instalación de WordPress es algo extremadamente simple.

Básicamente necesitas 4 cosas para tenerlo todo listo. ¡Toma nota!

Dominio web: Busca uno que te guste y esté disponible para registro. Los mejores ya están todos reservados, de modo que tendrás que ser algo original. Yo lo registré directamente con el hosting, tuve suerte y pude comprar el que me gustaba: sergimateo.com 😀

Hosting: También conocido como alojamiento web. Es el lugar donde se guardan las bases de datos y los archivos de WordPress para el correcto funcionamiento del blog. Normalmente también podrás configurar tu propia cuenta de correo. Yo te recomiendo que contrates hosting en Bluehost, es lo mejor que hay por relación calidad/precio. Además, ahora mismo te regalan el dominio web que tú elijas si te registras y contratas un plan de hosting aunque sea el más sencillo de todos.

Instalación de WordPress: Es la plataforma de blogs y gestor de contenidos gratuito más utilizado en todo el mundo. Se puede descargar en WordPress.org y los pasos para la instalación son simples. Pero si no te quieres complicar la vida o no tienes conocimientos técnicos, la instalación de WordPress es automática al contratar el hosting de Bluehost, con un solo clic lo tendrás listo y funcionando. ¡Más fácil imposible!

Accede cuenta de Bluehost y pulsa sobre la pestaña cPanel dentro de Hosting.

Entra en Website Builders y después selecciona WordPress.

Finalmente haz clic en Install y selecciona el dominio con el que quieres lanzar tu blog.

En el siguiente video podrás ver lo rápido y sencillo que es todo el proceso de instalación de WordPress, tu blog funcionando en menos de 5 minutos:

Bluehost está en inglés pero merece la pena. Las páginas web cargan muy rápido, el CPanel (panel de control del hosting) se puede poner en español y el servicio técnico es impecable tanto por chat como por email.

¿Qué plan de hosting elegir? Te recomiendo que elijas el plan llamado “WordPress hosting” especialmente diseñado para blogs. El plan blogger lo puedes encontrar dentro de Products > “WordPress hosting” tiene un precio de $21.99 al mes si lo contratas por un año (Wp_blogger VPS 12 month). Lo que se traduce en 263,88 dólares que al tipo de cambio actual son unos 230 euros anuales. A esa cantidad no hay que sumarle nada (a parte de impuestos si eres español) porque el dominio re lo regalan. Si no te quieres gastar esa cantidad de un inicio puedes contratar solamente 1 mes, 3 meses o 6 meses.

Es cierto que puedes encontrar hosting y planes de alojamiento web más baratos. Sin embargo, te aseguro que para un blog se quedan muy justos y te darán problemas a la mínima que tu blog empiece a recibir visitas. Si te recomiendo Bluehost es porque he probado muchos y es el mejor de largo.

Plantilla con diseño profesional: Con la instalación de WordPress podrás usar una plantilla básica que incluye de serie, pero si quieres mejorar el aspecto de tu blog y tener un diseño más profesional yo siempre recomiendo elegir una plantilla en ThemeForest porque podrás elegir entre miles y todas cuestan menos de 60 dólares. Este paso es opcional, puedes empezar con el diseño básico.

3. Construye una audiencia-comunidad

Esto significa que debemos conseguir lectores y visitas para nuestro blog. Es como tener una tienda en la calle y tratar de que entren clientes al establecimiento, lo mismo pero en el mundo digital. Para ello hay muchas estrategias, pero todas se fundamentan en crear artículos de calidad que aporten valor al público al que te diriges. Si cuando alguien accede a tu blog le gusta lo que encuentra seguramente volverá, no hay nada como tener clientes lectores satisfechos.

También puedes conseguir tráfico para tu blog trabajando activamente las redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter), comentando en otros blogs afines al tuyo, publicando artículos como autor invitado en blogs similares al tuyo, crear pequeñas campañas de publicidad, hacer email marketing con tus suscritores, conseguir que otros sitios web pongan un enlace hacia tu blog, etc.

4. Consigue suscriptores para tu lista de email

La lista de suscriptores que consigas mediante el blog será el principal activo de tu negocio. Con campañas de email se pueden conseguir muchas cosas, más de las que muchos bloggers se pueden llegar a imaginar, aunque no todo el mundo usa la estrategia de email marketing (9 de cada 10 no lo hace) para mi es una de las más importantes a la hora de montar un negocio basado en contenidos digitales.

En Internet la capacidad de generar visitas es importante, pero todavía lo es más es la capacidad para retener esas visitas. Las estadísticas dicen que el 85% de los usuarios que llegan a un blog tras realizar una búsqueda en Google no regresan. Son paracaidistas, nuestro trabajo consiste en que se transformen en parroquianos. Una de las mejores formas es consiguiendo que se suscriban a nuestra lista de correo.

Aumentando tu lista de suscriptores podrás volver a contactar con estos lectores que algún día pasaron por tu blog, quizás tengas algo importante que anunciarles (una promoción, un nuevo producto, un curso que puede interesarles o la última actualización de tu blog) y lo puedan leer sin salir de su cuenta de correo. En definitiva, se trata de hacerles la vida más fácil y que se enganchen a tus contenidos.

¿Cuántos suscriptores tengo que conseguir? Es la pregunta del millón, no necesitan un millón, pero cuantos más mejor. Esa lista será tu base de potenciales clientes. Hay que cuidarlos como si fueran oro. Márcate un primer objetivo, yo te propongo 1000 suscriptores. Con esa cantidad ya puedes comenzar a generar negocio. Pero no quiero que te confundas, la cantidad no lo es todo, tienes que captar suscriptores que tengan un interés genuino en los temas que tratas en el blog.

¿Qué utilizo para conseguir suscriptores? Sin lugar a dudas empezaría con MailChimp, es una plataforma fácil de usar, configurar y gratis hasta 2000 suscriptores. La más usada. Hay otras mejores, pero son de pago y algo caras para comenzar. Si necesitas más información sobre este tema puedes preguntarme en la zona de comentarios.

5. Modelos de negocio para generar ingresos

Vale, ya tienes un blog con buenos contenidos, cada día tienes cientos de visitas y tu lista de suscriptores va creciendo despacio pero a paso firme. Vas por el buen camino. Vivir de tu blog está muy cerca. Ahora falta la parte más difícil pero la más interesante. Como dije al inicio, hay que convertir el blog en una máquina de hacer dinero, al poder ser, una generadora de ingresos pasivos. Es decir, ganar dinero sin hacer nada porque ya tienes un sistema que trabaja para ti. ¡Con un blog es posible!

Las opciones más comunes para ganar dinero con un blog son las siguientes:

Publicidad: Es el modelo tradicional y el menos rentable. Necesitas mucho tráfico, es decir una gran audiencia para conseguir que hagan muchos clics a los banners o anuncios de publicidad. La ventaja es que activar este modelo de ingresos no cuesta absolutamente nada, solamente tienes que copiar y pegar un código en tu blog para que se comiencen a mostrar avisos patrocinados. Lo mejor es comenzar con Google Adsense, pero ten claro que para ganar una buena suma de dinero necesitas muchas visitas, seguramente con menos de 100.000 no consigas gran cosa aunque depende mucho de la temática.

Marketing de afiliados: Consiste en recomendar productos o servicios a través de tu blog mediante enlaces y ganar una comisión cada vez que uno de tus lectores compra alguno de esos productos o servicios tras hacer clic en el enlace que lleva un código de seguimiento para que te puedan asignar esa venta. Por ejemplo, si tienes un blog de viajes puedes recomendar hoteles o vuelos. Hay muchos programas de afiliados en el sector turismo. También funciona muy bien trabajar el programa de afiliados de Amazon. En este caso, funciona igual, cada vez que alguien compra un producto tras hacer clic en un enlace tuyo conseguirás una comisión.

Vende tus servicios: En vez de poner publicidad de otras personas, quizás sea más rentable que utilices tu blog como canal para conseguir clientes. Esto funciona muy bien para profesionales que se quieran dedicar al diseño, fotografía, modelaje, arte, música, pintura, consultoría, etc. Demuestra con tu blog que eres bueno con lo que haces y cuantas más audiencia tengas más posibilidades tendrás de que te contraten sea lo que sea que hagas.

Monta un comercio electrónico: La tendencia son ahora las compras a través de Internet. Convierte tu blog en un escaparate virtual para vender productos elaborados por ti o comprados a un fabricante mayorista. Para convertir tu WordPress en una tienda online puedes usar un plugin muy bueno que se llama WooCommerce.

Vender contenido patrocinado: También conocidos como publirreportajes. Si tienes una audiencia establecida es muy probable que marcas o empresas relacionadas con los temas que escribes en el blog estén interesadas en aparecer a modo de mención o reportaje en alguno de tus artículos. Es una forma de ganar dinero teniendo relación directa con las marcas. Puedes escribir revisiones de productos o servicios, hacer comparativas de categorías de productos y muchas veces conseguirás productos gratis para que puedas probarlos antes de escribir sobre ellos.

Mamá, quiero ser blogger…

¿Realmente se puede vivir de un blog?
La respuesta es sí, por supuesto que se puede.
Espero que esta guía te haya servido de inspiración para ponerte en marcha.
Los pasos ya los conoces, ya no tienes excusa, estoy aquí para ayudarte.
Pasa a la acción, empieza tu blog hoy mismo y convierte tu sueño en realidad.
Será la mejor aventura de tu vida.

El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años.
El segundo mejor momento, es hoy.

Muchos nómadas digitales viven de sus blogs y el negocio que generan entorno a ellos, incluso viajando por el mundo. ¿Puede haber algún empleo más genial que ese?

Empleo freelance: Trabajos para ser nómada digital


Más de la mitad de los españoles menores de 30 años no tienen trabajo. Sus opciones son pocas. Básicamente hacer las maletas e irse a otro país en busca de oportunidades. De hecho, cada vez más personas están emigrando a otros países como Alemania, Reino Unido, México o Chile. El 77% de los españoles se muestra dispuesto a cambiar su residencia a otra ciudad para encontrar un trabajo que cumpla sus expectativas.

Parece que esas promesas de pleno empleo del gobierno de turno quedaron en el olvido. Ahora más que nunca tenemos que buscarnos la vida fuera de nuestras fronteras, para muchos es un drama, para otros una oportunidad y una experiencia que saben apreciar. Irse al extranjero para trabajar no debería verse como un fracaso, sino todo lo contrario, como un ejercicio de valentía y voluntad de no darse vencido por las circunstancias.

Pero quiero hablarte de una tercera vía, quizás menos conocida y poco contemplada por la gran mayoría. Se trata de convertirte en nómada digital, lo que significa trabajar y viajar por el mundo. ¿Te apetece? Si la respuesta es afirmativa sigue leyendo porque estas ideas te pueden cambiar la vida. Lo digo muy en serio.

Imagina tener la oportunidad de gestionar tu tiempo, poder decidir realmente lo que quieres hacer con tu vida. Imagina que por fin puedes viajar por el mundo sin tener que pedir vacaciones o renunciar a un trabajo. Imagina tener tu propio negocio digital y trabajar desde cualquier parte del planeta…

¿Ya has imaginado suficiente? Pues todavía hay más…

Imagina que además de viajar y trabajar en algo que te gusta puedes ahorrar dinero viviendo en países cuya moneda local es más barata que la tuya. ¡Parece un sueño pero es real! Yo lo he conseguido.

Mucha gente me pregunta cómo puede ser que haga tantos viajes. ¿De dónde sacas tanto dinero? No es que sea rico ni mucho menos, ser un nómada digital consiste en reducir muchas de las cosas materiales que no necesitamos, viajar ligero es mucho más barato y el truco consiste en aprovecharse de los diferentes tipos de cambio para multiplicar tu poder adquisitivo y poder vivir por muy poco dinero.

Para mi ser un nómada digital significa libertad: poder tomar mis propias decisiones, tener la posibilidad de cambiar mi ubicación en cualquier momento, lograr la libertad financiera que me permita olvidarme de las preocupaciones económicas y ser dueño de mi tiempo, que para mi es más importante que el propio dinero.

Hoy en día con un ordenador portátil no hay límites en la creación de negocios digitales. Puedes aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías, la conectividad y las bajas barreras de entrada para comenzar tu propio trabajo por Internet. Tenemos todas las herramientas necesarias a nuestro alcance para diseñar una vida acorde a nuestros valores y pasiones.

Olvídate de tener que estar anclado a un mismo lugar por los siglos de lo siglos. Olvídate de tener que rendir cuentas a tu jefe. Olvídate de viajar solamente dos semanas seguidas cuando te dan vacaciones. Olvídate de comprarte una casa y pagar una hipoteca durante el resto de tu vida… ese camino es el que nos dicta la sociedad, pero no es el más inteligente. Al menos no es el que nos hace libres y ser realmente felices. No desde mi punto de vista. ¿Coincides conmigo?

Vale Sergi todo esto está muy bien. ¿Pero cómo gano dinero para mantener ese estilo de vida nómada? Buena pregunta. Actualmente existen decenas de opciones disponibles para crear tu trabajo y obtener ingresos por Internet estando conectado desde cualquier país del mundo. Bienvenid@ a mi mundo 🙂

El mundo evoluciona tan deprisa que cada vez existen más posibilidades para trabajar de forma remota. Es cuestión de ser analizar cuales son tus fortalezas y convertir algo que te gusta en una profesión siendo una persona creativa. Pero para que no te quedes solamente con el concepto te voy a contar las ideas de negocio más comunes que puedes poner en práctica para ser un nómada digital y crear tu propio auto empleo.

Crea un blog y vende productos
Iniciar un blog es lento y requiere mucho tiempo en la creación de contenidos pero si poco a poco vas formando una audiencia fiel que participa con tus artículos con el tiempo podrás ofrecerles productos o servicios que cubran sus necesidades. Lo único que necesitas es encontrar un nicho que te apasione y que tengas algo que compartir. Crea contenido de calidad demostrando que eres un experto sobre lo que hablas y luego intenta crear un negocio partiendo de esa base.

Te voy a dar varios ejemplos, en un blog de viajes puedes luego vender guías de turismo sobre diferentes países desde tu punto de vista. Si tienes un blog de finanzas puedes crear cursos de formación sobre invertir en bolsa. Con un blog de moda y maquillaje puedes formar una gran comunidad en redes sociales y anunciar productos de cosméticos que te proporcionen las marcas. Para un blog de social media puedes comercializar tus propias herramientas, plantillas y recursos para hacer la vida más fácil a los profesionales.

Escribe para empresas nativas digitales
El trabajo de redactor o copywriter es otro empleo que se puede hacer desde cualquier lugar con solamente una conexión a Internet. Actualmente muchas empresas que generan contenidos para sus páginas web buscan redactores para incorporarlos a sus equipos. Es una buena oportunidad para poder trabajar escribiendo en medios de prestigio, revistas de Internet y blogs profesionales. No se paga mucho pero suelen pedir textos cortos y puedes trabajar para varias empresas al mismo tiempo.

Gestiona redes sociales de marcas
También conocido como Community Manager es la persona que se encarga de gestionar las conversaciones de las marcas en todas sus cuentas de redes sociales. Cada vez las empresas ponen más interés en ofrecer una atención personalizara a todas las consultas que reciben por Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y otras. Igualmente se trata de un empleo que se puede hacer por Internet, incluso desde tumbado desde una hamaca en una playa de Tailandia. Te pongo ese ejemplo porque tengo una amiga que gestiona las cuentas de una gran empresa española en bañador, chanclas y debajo de una palmera. Si ella lo ha conseguido, tú también puedes.

Diseño web/gráfico y programación
Para llevar a cabo este trabajo debes tener conocimientos bien de diseño o de programación pero son dos opciones ideales para personas expertas en esos campos. Por ejemplo, puedes crearte una página web y ofrecer diseño web a pequeñas empresas, diseñar logos para marcas o programar aplicaciones web. Son algunas de las ideas que muchos nómadas digitales hacen para llevar el estilo de vida que les apasiona.

Consultoría
Para ser consultor es necesario haber trabajado durante años para varios clientes importante de algún sector específico. No todo el mundo puede montarse una consultoría pero los que tenga esa posibilidad también pueden ser nómadas porque la comunicación con el cliente puede ser por email o mediante videoconferencia. Los consultores de prestigio ganan mucho dinero facturando su trabajo por horas. Por ejemplo, puedes ser analista de estudios de mercado, asesor de marketing, etc.

Otras ideas interesantes
Puedes ser profesor de idiomas en otro país, en todo el mundo hay demanda de inglés y español. También puedes ser músico profesional y tocar en pequeños locales. Puedes dedicarte a tomar fotografías y venderlas por Internet, incluso a las revistas de viajes. Puedes ser traductor de documentos o transcribir audios. Puedes ser coaching, asesor de salud o fitness. Puedes buscar trabajo en escuelas locales dispuestas a contratar docentes internacionales (eso da prestigio a la escuela).

El único límite que tienes es tu propia imaginación.

Ahora plantéate estas preguntas: ¿Hasta dónde soy capaz de llegar para hacer realidad mi sueño? ¿Estoy dispuesto a luchar y esforzarme para conseguir la vida que siempre he querido? ¿Merece la pena arriesgarme para ser más libre y feliz?

No hace mucho tiempo atrás aprendí una gran lección que quiero compartir contigo: La vida me ha demostrado las cosas más importantes siempre suceden tras tomar decisiones difíciles, superar barredas y derrotar miedos absurdos.

Revisa detenidamente estas las ideas que te he dado porque estoy seguro que alguna encaja con tus conocimientos y personalidad. ¡Pasa a la acción! Hazte nómada.

Únete a la comunidad de freedom fighters (como a mi me gusta llamarla).

Espero que este artículo te haya encendido la llama de la curiosidad. Te haya abierto los ojos a que existe un camino diferente y seguramente más emocionante. Te animo a que sigas explorando las posibilidades de trabajo con localización independiente que son infinitas y todas están a tu alcance. Ojalá te haya podido inspirar y tarde o temprano te pueda encontrar en algún rincón del planeta.

Si te ha gustado por favor comparte esta entrada para que pueda llegar a más gente.

Crédito de la foto: Allison Suter (desde Bali, Indonesia).

Antiguas entradas

Sergi Mateo © 2017

Made with from Barcelona