Etiqueta: trabajo remoto

Trabajar de forma remota cambiará el mundo


Una de las cosas que más me gusta analizar es cómo será el mercado laboral en la próxima década. Sin duda, nada será como ahora. Los cambios son una constante en todos los sectores, las nuevas tecnologías están revolucionando mercados y la forma en la que se trabaja. Realidad virtual, computación en la nube, big data y conexiones a Internet cada vez más rápidas hacen que sea posible trabajar en modo remoto desde cualquier parte del mundo. Actualmente más de la mitad de los empleos ya no requieren tener una presencia física, ir a la oficina no es necesario y por eso cada vez más empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de realizar su trabajo de forma remota.

Pero esta revolución justo acaba de comenzar con los nómadas digitales.

El futuro del trabajo cambiará el mundo:

1. Nómadas digitales en aumento. Se calcula que dentro de 20 años, 1 de cada 8 personas en el mundo serán nómadas digitales. Si para entonces el planeta tendrá una población rondando los 8,8 millones de personas, significa que habrán más de 1 millón de nómadas digitales.

2. Menos compromisos y casamientos: Como nómada digital os puedo asegurar que es muy complicado mantener una relación a largo plazo con una pareja estable. No digo que sea imposible porque creo que el amor es algo que puede con todo. Pero cuando tienes un estilo de vida nómada que cada ciertos meses viajas a otro país dejas atrás muchas cosas, es difícil comprometerse y mucho menos pensar en casamientos. Para un nómada la libertad está por encima de todo.

3. No tendrá sentido comprarse una casa. Los nómadas tenemos la posibilidad de seguir trabajando desde cualquier rincón del planeta, solamente necesitamos una buena conexión a Internet. ¿Tiene sentido comprarse una casa? No, es mucho mejor alquilar un apartamento en un lugar que te guste, pasar un tiempo y luego moverte hacia otro lugar para seguir explorando el mundo, conocer otras culturas, etc.

4. Habrán ciudades para nómadas. De hecho, es algo que ya está sucediendo. Chiang Mai, en el norte de Tailandia, se la conoce como la capital de los nómadas digitales. Yo mismo estuve viviendo más de medio año en esa ciudad y es una maravilla. Excelente calidad de vida con bajo coste. Pero hay muchas más ciudades que se están convirtiendo en hubs para este grupo de personas. Por ejemplo, Medellín en Colombia, la que fuera centro de operaciones de Pablo Escobar, uno de los mayores narcos de la droga, ahora es una ciudad donde florecen startups con proyección internacional.

5. Más espacios de coworking. A los nómadas nos gusta reunirnos con otros nómadas, compartir ideas, colaborar, o incluso iniciar proyectos. Es por eso que cada vez podemos encontrar más espacios de cowoking que ofrecen absolutamente todo lo necesario para trabajar de forma remota. En definitiva, son oficinas donde cada persona trabaja en sus cosas pero se ayudan y dan consejos mutuamente para seguir desarrollando sus negocios online.

6. Todavía más economía colaborativa. Si piensas que ya lo has visto todo el cuanto al desarrollo de la nueva economía colaborativa, piénsalo de nuevo. A los nómadas nos encana usar este tipo de servicios porque son más flexibles y se adaptan mejor a nuestras necesidades. Cuando haya 1 millón de nómadas viajando y trabajando por el mundo, estos servicios se expandirán hasta convertirse en lo único que vamos a usar: Uber, Airbnb, etc. Entre otras cosas porque como buenos nómadas no tenemos bienes o propiedades que mantener y siempre las vamos a tener que contratar o alquilar.

7. El mundo será multiracial. Si la gente tiene la posibilidad de trabajar de forma remota, no hay que ser muy inteligente para predecir que aumentará la movilidad de la población. Eso generará ciudades todavía más multi culturales y con diferentes razas mezcladas. Tinder está ayudando mucho a ese proceso…

8. Nuevos mercados para explotar. Siempre que se generan cambios importantes en los hábitos ya sean de vida o de trabajo de las personas se abren nuevas oportunidades de negocio. Los nómadas digitales no somos demasiado consumistas, nos gusta llevar un estilo de vida minimalista y evitamos los apegos emocionales sobre los bienes o cosas materiales. Tenemos nuestras características y seremos un nuevo segmento de la población que seguro será estudiado por las marcas para sus estrategias de marketing.

Empleo freelance: Trabajos para ser nómada digital


Más de la mitad de los españoles menores de 30 años no tienen trabajo. Sus opciones son pocas. Básicamente hacer las maletas e irse a otro país en busca de oportunidades. De hecho, cada vez más personas están emigrando a otros países como Alemania, Reino Unido, México o Chile. El 77% de los españoles se muestra dispuesto a cambiar su residencia a otra ciudad para encontrar un trabajo que cumpla sus expectativas.

Parece que esas promesas de pleno empleo del gobierno de turno quedaron en el olvido. Ahora más que nunca tenemos que buscarnos la vida fuera de nuestras fronteras, para muchos es un drama, para otros una oportunidad y una experiencia que saben apreciar. Irse al extranjero para trabajar no debería verse como un fracaso, sino todo lo contrario, como un ejercicio de valentía y voluntad de no darse vencido por las circunstancias.

Pero quiero hablarte de una tercera vía, quizás menos conocida y poco contemplada por la gran mayoría. Se trata de convertirte en nómada digital, lo que significa trabajar y viajar por el mundo. ¿Te apetece? Si la respuesta es afirmativa sigue leyendo porque estas ideas te pueden cambiar la vida. Lo digo muy en serio.

Imagina tener la oportunidad de gestionar tu tiempo, poder decidir realmente lo que quieres hacer con tu vida. Imagina que por fin puedes viajar por el mundo sin tener que pedir vacaciones o renunciar a un trabajo. Imagina tener tu propio negocio digital y trabajar desde cualquier parte del planeta…

¿Ya has imaginado suficiente? Pues todavía hay más…

Imagina que además de viajar y trabajar en algo que te gusta puedes ahorrar dinero viviendo en países cuya moneda local es más barata que la tuya. ¡Parece un sueño pero es real! Yo lo he conseguido.

Mucha gente me pregunta cómo puede ser que haga tantos viajes. ¿De dónde sacas tanto dinero? No es que sea rico ni mucho menos, ser un nómada digital consiste en reducir muchas de las cosas materiales que no necesitamos, viajar ligero es mucho más barato y el truco consiste en aprovecharse de los diferentes tipos de cambio para multiplicar tu poder adquisitivo y poder vivir por muy poco dinero.

Para mi ser un nómada digital significa libertad: poder tomar mis propias decisiones, tener la posibilidad de cambiar mi ubicación en cualquier momento, lograr la libertad financiera que me permita olvidarme de las preocupaciones económicas y ser dueño de mi tiempo, que para mi es más importante que el propio dinero.

Hoy en día con un ordenador portátil no hay límites en la creación de negocios digitales. Puedes aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías, la conectividad y las bajas barreras de entrada para comenzar tu propio trabajo por Internet. Tenemos todas las herramientas necesarias a nuestro alcance para diseñar una vida acorde a nuestros valores y pasiones.

Olvídate de tener que estar anclado a un mismo lugar por los siglos de lo siglos. Olvídate de tener que rendir cuentas a tu jefe. Olvídate de viajar solamente dos semanas seguidas cuando te dan vacaciones. Olvídate de comprarte una casa y pagar una hipoteca durante el resto de tu vida… ese camino es el que nos dicta la sociedad, pero no es el más inteligente. Al menos no es el que nos hace libres y ser realmente felices. No desde mi punto de vista. ¿Coincides conmigo?

Vale Sergi todo esto está muy bien. ¿Pero cómo gano dinero para mantener ese estilo de vida nómada? Buena pregunta. Actualmente existen decenas de opciones disponibles para crear tu trabajo y obtener ingresos por Internet estando conectado desde cualquier país del mundo. Bienvenid@ a mi mundo 🙂

El mundo evoluciona tan deprisa que cada vez existen más posibilidades para trabajar de forma remota. Es cuestión de ser analizar cuales son tus fortalezas y convertir algo que te gusta en una profesión siendo una persona creativa. Pero para que no te quedes solamente con el concepto te voy a contar las ideas de negocio más comunes que puedes poner en práctica para ser un nómada digital y crear tu propio auto empleo.

Crea un blog y vende productos
Iniciar un blog es lento y requiere mucho tiempo en la creación de contenidos pero si poco a poco vas formando una audiencia fiel que participa con tus artículos con el tiempo podrás ofrecerles productos o servicios que cubran sus necesidades. Lo único que necesitas es encontrar un nicho que te apasione y que tengas algo que compartir. Crea contenido de calidad demostrando que eres un experto sobre lo que hablas y luego intenta crear un negocio partiendo de esa base.

Te voy a dar varios ejemplos, en un blog de viajes puedes luego vender guías de turismo sobre diferentes países desde tu punto de vista. Si tienes un blog de finanzas puedes crear cursos de formación sobre invertir en bolsa. Con un blog de moda y maquillaje puedes formar una gran comunidad en redes sociales y anunciar productos de cosméticos que te proporcionen las marcas. Para un blog de social media puedes comercializar tus propias herramientas, plantillas y recursos para hacer la vida más fácil a los profesionales.

Escribe para empresas nativas digitales
El trabajo de redactor o copywriter es otro empleo que se puede hacer desde cualquier lugar con solamente una conexión a Internet. Actualmente muchas empresas que generan contenidos para sus páginas web buscan redactores para incorporarlos a sus equipos. Es una buena oportunidad para poder trabajar escribiendo en medios de prestigio, revistas de Internet y blogs profesionales. No se paga mucho pero suelen pedir textos cortos y puedes trabajar para varias empresas al mismo tiempo.

Gestiona redes sociales de marcas
También conocido como Community Manager es la persona que se encarga de gestionar las conversaciones de las marcas en todas sus cuentas de redes sociales. Cada vez las empresas ponen más interés en ofrecer una atención personalizara a todas las consultas que reciben por Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y otras. Igualmente se trata de un empleo que se puede hacer por Internet, incluso desde tumbado desde una hamaca en una playa de Tailandia. Te pongo ese ejemplo porque tengo una amiga que gestiona las cuentas de una gran empresa española en bañador, chanclas y debajo de una palmera. Si ella lo ha conseguido, tú también puedes.

Diseño web/gráfico y programación
Para llevar a cabo este trabajo debes tener conocimientos bien de diseño o de programación pero son dos opciones ideales para personas expertas en esos campos. Por ejemplo, puedes crearte una página web y ofrecer diseño web a pequeñas empresas, diseñar logos para marcas o programar aplicaciones web. Son algunas de las ideas que muchos nómadas digitales hacen para llevar el estilo de vida que les apasiona.

Consultoría
Para ser consultor es necesario haber trabajado durante años para varios clientes importante de algún sector específico. No todo el mundo puede montarse una consultoría pero los que tenga esa posibilidad también pueden ser nómadas porque la comunicación con el cliente puede ser por email o mediante videoconferencia. Los consultores de prestigio ganan mucho dinero facturando su trabajo por horas. Por ejemplo, puedes ser analista de estudios de mercado, asesor de marketing, etc.

Otras ideas interesantes
Puedes ser profesor de idiomas en otro país, en todo el mundo hay demanda de inglés y español. También puedes ser músico profesional y tocar en pequeños locales. Puedes dedicarte a tomar fotografías y venderlas por Internet, incluso a las revistas de viajes. Puedes ser traductor de documentos o transcribir audios. Puedes ser coaching, asesor de salud o fitness. Puedes buscar trabajo en escuelas locales dispuestas a contratar docentes internacionales (eso da prestigio a la escuela).

El único límite que tienes es tu propia imaginación.

Ahora plantéate estas preguntas: ¿Hasta dónde soy capaz de llegar para hacer realidad mi sueño? ¿Estoy dispuesto a luchar y esforzarme para conseguir la vida que siempre he querido? ¿Merece la pena arriesgarme para ser más libre y feliz?

No hace mucho tiempo atrás aprendí una gran lección que quiero compartir contigo: La vida me ha demostrado las cosas más importantes siempre suceden tras tomar decisiones difíciles, superar barredas y derrotar miedos absurdos.

Revisa detenidamente estas las ideas que te he dado porque estoy seguro que alguna encaja con tus conocimientos y personalidad. ¡Pasa a la acción! Hazte nómada.

Únete a la comunidad de freedom fighters (como a mi me gusta llamarla).

Espero que este artículo te haya encendido la llama de la curiosidad. Te haya abierto los ojos a que existe un camino diferente y seguramente más emocionante. Te animo a que sigas explorando las posibilidades de trabajo con localización independiente que son infinitas y todas están a tu alcance. Ojalá te haya podido inspirar y tarde o temprano te pueda encontrar en algún rincón del planeta.

Si te ha gustado por favor comparte esta entrada para que pueda llegar a más gente.

Crédito de la foto: Allison Suter (desde Bali, Indonesia).

Deja tu trabajo para viajar por el mundo


Cuando planteo esta posibilidad a mis amigos me miran con cara de: ¿Te has vuelto loco? Y rápidamente argumentan: ¿Cómo voy a dejar mi trabajo con lo difícil que está encontrar uno? Además, tengo que pagar una hipoteca y devolver el préstamo del coche. No puedo dejar de trabajar tan fácilmente de la noche a la mañana, quizás más adelante…

Ese quizás no llegará nunca porque están atrapados y en parte los entiendo. Son personas que siguen los patrones de éxito que marca la sociedad: encontrar un trabajo seguro para toda vida, casarse con tu pareja, comprarse una casa, tener hijos, comprarse un coche grande para toda la familia, organizar vacaciones una vez al año, ahorrar para la jubilación, etc.

En definitiva, hacen ni más ni menos lo que la sociedad dice que toca hacer, y lo hacen sin pensar realmente lo que les apetece hacer. Es por eso que a mi me gusta insistir en la posibilidad de dejar su trabajo, porque creo que nadie se merece estar atrapado en una vida que no le gusta, trabajando para una empresa que odia y haciendo cada día exactamente lo mismo, semana tras semana.

Muchas veces lo mejor para que puedan recuperar su vida es tomar la decisión más difícil que todas que es: dejarlo todo, romper con todas las ataduras y empezar de nuevo. No es sencillo, muy pocos se atreven a llevar a cabo ese plan, pero los valientes no se arrepienten porque se sienten más libres y con sueños por cumplir.

¿Sabes cuál es la palabra opuesta a la felicidad? Es el aburrimiento. En el momento en que tu vida entra en una espiral de aburrimiento y monotonía tus niveles de felicidad caen por los suelos. Para vivir una vida plena y ser verdaderamente feliz hay que probar cosas nuevas a menudo, conocer gente diferente y descubrir nuevos lugares que te inspiren.

Teniendo en cuenta todo lo anterior la receta para la felicidad es sencilla: compra un boleto de avión hacia algún país lejano, haz las maletas y empieza una vida nueva. Como sé que todavía no te he convencido te daré algunas razones más para dejar tu trabajo y viajar por el mundo. Espero que al final de este artículo te haya cambiado de opinión.

1. Te estás muriendo

Me gusta poner un punto dramático a la cuestión pero no deja de ser una realidad como un templo. Vamos a ser honestos: tus días están contados y el reloj no se detiene. Cada segundo que pasa es un segundo que no vas a poder recuperar. De modo que haces algo que realmente te guste, te apasione y te haga feliz o estás desaprovechando tu vida. Así de claro. El momento es ahora, no lo dejes más para mañana. Empieza a tomar decisiones que pongan nuevo rumbo a tu vida.

2. Viajar no tiene precio

Comprar un boleto de avión tiene un precio. Pero las experiencias y la cantidad de cosas que vas a aprender en tu destino en el momento que bajes del avión es algo que no tiene precio. Invierte en experiencias, no en cosas. El dinero viene y va. Las experiencias quedaran en tu recuerdo y en tu corazón para toda la vida. Viajar es la mejor forma de crecer y recolectar experiencias inolvidables.

3. El confort es el enemigo del progreso

Salir de la zona de confort es la única forma de avanzar en nuestro desarrollo personal. No te conformes con lo que tienes, especialmente si no te hace feliz o no está alineado con tus valores. Todos tenemos un sueño (puede ser un objetivo concreto o simplemente una situación personal). Te animo a que salgas a buscarlo, y eso significa luchar para hacerlo realidad. Salir de la zona de confort significa que vas a encontrar obstáculos, que no será un camino fácil, que vas a tener que pelear y esforzarte. Pero te digo una cosa, el día que consigas ese sueño tras haber luchado por él, ese día te sentirás mejor que nunca.

4. Puedes trabajar desde cualquier lugar

Actualmente con los sistemas de comunicación disponibles y una buena conexión a Internet es posible empezar cualquier negocio desde cualquier parte del mundo. Desde hacer trabajo de diseño gráfico en modo freelancer, hacer páginas web, gestionar redes sociales de empresas, desarrollar aplicaciones móviles, escribir libros, ganar dinero con la publicidad de un blog, escribir para otros blogs o revistas… y así podría seguir un listado enorme. Ah! y siempre te quedará la posibilidad de enseñar idiomas. Si sabes inglés o español en cualquier país del mundo podrás dar clases particulares o encontrar trabajo en una escuela de idiomas que siempre prefieren contratar a nativos.

5. No eres imprescindible

El ser humano se sobrevalora a si mismo en entornos laborales, es algo que sucede por naturaleza. Nos consideramos imprescindibles en nuestro puesto de trabajo. Y lo siento amigo, no lo eres. Si tú no estás otra persona ocupara tu lugar y más pronto que tarde alcanzará tu mismo nivel de productividad o habilidades, si no es que lo supera desde el minuto cero. Digo esto porque por curioso que parezca muchas personas no dejan sus respectivos trabajos a pesar de que los odian porque piensan que sin ellos la empresa se hundiría, fracasaría o no sobreviviría. De verdad, el día que le digas a tu jefe que te vas, no te preocupes demasiado, créeme.

6. No te arrepentirás

Conozco a personas que han dejado su trabajo para perseguir su sueño. Creo profundamente que no hay nada más valiente y hermoso que eso. Viajar te abrirá muchas puertas, aprenderás lo que no está escrito y disfrutarás de una mayor libertad para hacer lo que quieras con tu vida, sin ataduras, sin compromisos y con una localización independiente. Hazlo y te lo aseguro, difícilmente te arrepentirás.

Foto: Una calle de Oporto, Portugal. Tomada esta misma mañana tras una buena lluvia.

Si no sales de su zona de confort y enfrentas tus miedos, el número de situaciones que te hacen sentir incómodo seguirá creciendo.

Trabajar y ganar dinero viajando por el mundo


Cuando hablo con mis amigos sobre viajar por el mundo la excusa de siempre para no hacerlo es que no tienen dinero. Es cierto que viajar no es gratis, pero tampoco es necesario ser rico para recorrer unos cuantos países con una mochila en la espalda. Es más barato de lo que muchos se pueden imaginar. Pero en cualquier caso, también se puede ganar dinero viajando.

De hecho, ante la falta de empleo en muchos países del sur de Europa, como España, son muchos los jóvenes que se han ido a buscar una vida mejor en otros países. Mientras que para unos pensar que los jóvenes se están marchando es una desgracia, yo lo veo como algo enormemente positivo. Hay que estar orgullosos de los valientes que se van de viaje a la aventura y a buscar un lugar donde se puedan sentir realizados.

En esta entrada os quiero contar algunas formas sencillas de ganar dinero viajando. Os aseguro que es más fácil encontrar trabajo en una isla de Tailandia o Indonesia que en ciudades como Sevilla o Barcelona. Por no mencionar economías mucho más dinámicas y en expansión como Hong Kong o Singapur donde apenas hay gente sin trabajo. Todo el mundo trabaja.

Pero vamos al tema, a continuación 10 empleos o formas de ganarte la vida fuera de tu país. ¿Se puede trabajar y viajar al mismo tiempo? Por su puesto. Solamente hay que cambiar de chip y salir a buscarlo.

1. Redactor de noticias

Si te gusta escribir una de las mejores formas de ganar dinero es escribiendo para diferentes publicaciones online. Por Internet hay muchos medios o blogs profesionales que buscan constantemente redactores. Además, hay tanta variedad que seguro no te será difícil poder escribir sobre algo que te gusta. Puedes trabajar desde cualquier lugar del mundo, solamente necesitas un ordenador portátil y conexión a Internet.

2. Vender fotografías

Muchas personas no se creen que es posible ganarse la vida haciendo fotos pero os aseguro que se puede. Si te apasiona la fotografía puedes vender imágenes a revistas o bancos de imágenes, realizar exposiciones fotográficas de tus rutas por diferentes países e incluso vender fotografías en mercadillos o en la misma calle. Si tienes buen material y además sabes un poco de edición puedes encontrar trabajos relacionados con este campo.

3. Enseñar idiomas

Un clásico donde los haya, seguramente el trabajo más común entre los nómadas. Casi en cualquier país del mundo que vayas podrás encontrar trabajo como profesor particular o en alguna escuela de idiomas. El inglés es la más demandada, seguida del español, chino, francés y ruso. Si tienes paciencia, te gusta enseñar y conoces un poco la metodología de enseñar idiomas podrás trabajar sin problemas viajando. En cualquier lugar del mundo hay gente deseando aprender idiomas.

3. Guías turísticos

Si viajas a una ciudad que conoces muy bien y dominas varios idiomas encontrar trabajo como guía turístico no debería ser muy complicado. Se trata de un trabajo muy agradecido y divertido. Muestra los rincones más interesantes de la ciudad a los turistas y cuenta un poco de su historia. Nada más que eso.

4. Trabajar en cruceros

Los crucero son una oportunidad perfecta para trabajar y viajar al mismo tiempo. Si tienes ese espíritu aventurero y no te da miedo pasar muchas horas navegando a alta mar puede ser un empleo ideal para ti. En un crucero se buscan profesionales de toda clase: desde camareros, personal de limpieza, músicos, masajistas, cocineros, monitores de niños, etc.

5. Au Pair

Si eres joven y te gusta cuidar a niños hay muchas ofertas de au pair en casi todo el mundo, especialmente en los países más desarrollados. Es una buena oportunidad para conocer otro país, otras culturas y aprender idiomas. Todo ello con las comodidades que ofrece vivir en una casa y una familia a la cual tendrás que dedicar tus horas de trabajo, pero también tendrás tiempo libre y días de descanso.

6. Trabajar en granjas

Se trata de un trabajo que se está poniendo muy de moda últimamente, se conoce como wwoofing. Elige un país, un lugar y busca tu granja para pasar una temporada. Habitualmente te dan alojamiento, comida y algo de dinero, pero no esperes mucho. Las posibilidades son enormes, desde recoger aloe vera en Canarias, coles en Hawái, lavanda en Francia, piña en Costa Rica o tal vez te apetezca estar en una eco-aldea en California o Australia. Suena bien, ¿verdad?

7. Conciertos musicales

No te voy a engañar, vivir de la música es complicado. Pero no imposible. Si eres bueno cantando o tocando un instrumento puedes recorrer pubs y restaurantes de cualquier rincón del mundo y preguntar si te dejan dar un pequeño concierto. Un consejo, la primera vez no pidas dinero. Cuando vean que a la gente le gusta puedes pedir un porcentaje de las consumiciones o ya cobrar algo por concierto o por hora de espectáculo. ¿Sabías que en Japón a las chicas les encanta la música española?

8. Trabajar en hostales

Hay hostales por todas partes, algunos ofrecen contratos otros te pagan con darte una cama sin cobrarte nada, más desayuno y comida. No será el trabajo perfecto, pero puede ser interesante para pasar una temporada en una ciudad nueva con los gastos de comida y alojamiento cubiertos, solamente deberás dedicarte unas horas a limpieza y servicio del hostal, con la ventaja de que eso te permitirá conocer gente de todo mundo.

9. Importación y venta de productos

De nuevo en esto hay miles de oportunidades todavía sin explotar. La idea es irte a un país extranjero y comercializar productos nacionales, por ejemplo españoles, que allí no se venden. Por ejemplo, vender vino español en China o jamón serrano del bueno en Corea del Sur. Para ellos estos productos exóticos son muy atractivos, nuevos sabores considerados como delicatesen. Además, si les gusta son capaces de pagar muy bien por lo que es posible de hacer negocios de este tipo.

10. Voluntariado

Vale, quizás no sea el típico trabajo, pero es trabajo al fin y al cabo ya que te permite viajar, conocer lugares, personas, culturas e idiomas, en la mayoría te dan alojamiento, comida y en algunas ocasiones, con un poco de suerte puedes conseguir algo de dinero. El secreto para tener una buena experiencia haciendo voluntariado es elegir bien la organización, antes de apuntarte pregunta bien todas las dudas que tengas y trabajo con la que te ofrezcan las mejores condiciones. Muchas veces el viaje hacia el lugar no te lo pagan, por ejemplo si quieres hacer voluntariado en la India el vuelo hasta allí no te lo dan pero una vez allí si colaboras con ellos puedes mantenerte sin gastos.

Si conoces más formas de ganar dinero viajando o tienes consejos para encontrar empleo viajando por el mundo, sería genial si los puedes compartir dejando un comentario. Muchas gracias.

Foto: Con mi MacBook Pro de 13 pulgadas trabajando desde un bar en Shanghái.

Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.


Sergi Mateo © 2017

Made with from Barcelona