¿Tu nombre aparece en Google?


Cada vez son más los que están fichados por Google. Que tu nombre aparezca en los resultados de búsqueda puede ser algo muy positivo, siempre y cuando no tengas nada que ocultar, de lo contrarío lo vas a tener muy difícil para encontrar empleo y tu reputación puede verse seriamente afectada.

Actualmente, todos los departamentos de recursos humanos buscan en Google el nombre del futuro trabajador antes de contratarlo en la plantilla. Me consta que muchos candidatos no consiguen el puesto de trabajo simplemente por ese motivo. Hay que controlar muy bien los lugares donde nos registramos, donde escribimos comentarios, foros en los que participamos, fotos en las redes sociales tipo Facebook o Tuenti, videos en Youtube, etc. Las empresas modernas disponen de grandes herramientas para conocer la vida particular de una persona antes de incorporarla en la empresa.

También se está extendiendo una practica muy poco licita conocida como la suplantación de identidad que consiste en dejar comentarios ofensivos o registrarse en redes sociales con el nombre de otra persona. Si tienes enemigos cuidado porque te pueden hacer mucho daño.

¿Que se puede hacer?
Denunciar a la policía una vez confirmes y tengas pruebas de quien es la persona que te está dañando tu imagen vía online.

¿Cómo conseguir pruebas?
Todo registro guarda su IP, ya sean base de datos o simples comentarios en blogs. La IP es el número que identifica la conexión de la persona que se ha conectado a Internet.
El problema es que si no se tiene una denuncia formal o una orden judicial, el administrador de esa web donde está almacenada la IP de la persona que ha suplantado tu identidad no tiene ninguna obligación legal a facilitarte su IP.

A raíz de esto, empresas especializadas en marketing online ya ofrecen servicios de limpieza de identidad en Internet. Mediante diversas herramientas y técnicas SEO, pueden conseguir que tu nombre no aparezca entre los principales resultados de búsqueda, no eliminan el rastro por completo, eso es casi imposible a no ser que lleguen a un acuerdo con el administrador de la web en la que aparece tu nombre.

Mi recomendación es tener un blog personal, único e identificativo. De esa forma, aumentarás las posibilidades de que al buscar tu nombre aparezca tu blog y por lo tanto podrás controlar la información que quieres dar a conocer de modo online.