Categorías
Economía

El impuesto oculto: impresión de dinero e inflación

El pasado mes de julio, la Reserva Federal de los Estados Unidos, responsable del dólar americano, imprimió 13 trillones de dólares. Una cantidad de dinero astronómica depreciando el USD un 20% de la noche a la mañana con el objetivo de salvar la economía de una pandemia que parece interminable. El coronavirus se costará la vida de más de un millón de personas en todo el mundo. Pero 135 millones de personas morirán de pobreza debido a las políticas monetarias de los gobiernos para solventar la crisis sanitaria.

Muchas personas se preocupan por la cantidad de impuestos que pagan por las rentas percibidas, los negocios o los impuestos al consumo. Pero el verdadero impuesto que debía preocuparnos se llama inflación y es lo que sucede tras una impresión de dinero por parte de los bancos centrales. Básicamente lo que sucede es que la economía se inunda de “nuevos billetes” ocasionando automáticamente una perdida de valor de los billetes que circulaban antes de que los nuevos entraran en circulación. En otras palabras, el poder adquisitivo de los ciudadanos se ve reducido.

Categorías
Sociedad

Cómo funciona el Sistema de Crédito Social en China

La privacidad es un tema caliente. Con la excusa de aumentar nuestra seguridad se están empezando a implementar sistemas de vigilancia con Inteligencia Artificial capaces de rastrear absolutamente todas nuestras actividades diarias. En definitiva, la privacidad de los ciudadanos se está poco a poco pero a paso firme diluyendo a favor del control de los gobiernos y los intereses de grandes multinacionales.

El ejemplo más claro lo estamos viendo en China, donde se ha implantado un “sistema de crédito social” que asigna una puntuación a los ciudadanos en función de su comportamiento, responsabilidad o estabilidad financiera. Así pues, por ejemplo un ciudadano con puntuación baja no puede solicitar una hipoteca para comprarse una casa o se le prohíbe subir a un avión durante un periodo determinado de tiempo. Éstas son algunas de las muchas penalizaciones incorporadas en el sistema.

El Sistema de Crédito Social de China es solamente una prueba piloto en algunas de las aglomeradas ciudades del gigante asiático, pero el gobierno planea extender el sistema a nivel nacional en 2020 para evaluar la confiabilidad de sus 1.400 millones de ciudadanos. Otros países están pendientes de los resultados de este sistema para estudiar aplicarlo en sus respectivas naciones, poniendo en riesgo mundial la privacidad de cualquier persona.

En su evaluación entran en juego delitos sociales como fumar en sitios prohibidos, penalizará el retraso en el pago de facturas, difundir datos falsos por redes sociales o generar problemas en el transporte público. Aquellos que tengan cuentas pendientes con la justicia o que tengan deudas abultadas también se verán afectados por la medida. De entrada todos los usuarios parten con la misma puntuación (100 puntos), pero si les penalizan irán perdiendo crédito social hasta llegar al punto de ser incorporados en listas negras y no poder disfrutar de todas las libertades.

Categorías
Inversiones inmobiliarias

Calcular el precio de compra-alquiler de un inmueble

El sector inmobiliario vuelve a posicionarse como uno de los más rentables dentro del mercado español aupado por la recuperación económica, siendo la vivienda el activo más interesante para inversión. De hecho, cada vez más personas compran inmuebles para alquilarlos y conseguir rentas pasivas. Los últimos datos del Banco de España señalan que el total de viviendas en alquiler sobre el total del parque de viviendas nacional ha pasado del 9,59% al 14,5% en los últimos 12 años. La inversión en vivienda para alquilar se ha convertido en uno de los principales motores del sector inmobiliario.

Los precios de los pisos vuelven a subir en las principales ciudades españolas, así como también lo hace el precio de los alquileres. Según el último informe elaborado por la Universidad Pompeu Fabra sobre el mercado del alquiler en España, el precio del alquiler en nuestro país experimentó un incremento del 4,72% en 2016 respecto al año anterior, siendo en Madrid (6,26%) y Barcelona (11,84%) donde estos incrementos interanuales han sido mucho más acusados.