Adblock Plus, bloqueadores de anuncios y el fin del negocio de la publicidad en Internet


Llevo más de seis años viviendo de la publicidad en Internet y quizás no sea la persona más indicada para escribir sobre esto de una forma objetiva, pues me afecta directamente, pero no puedo evitar tratar este asunto que no me parece de menor importancia.

En muchos artículos que he leído se parte de la base que la publicidad es molesta y cada vez más intrusiva. Es cierto, tiene mala fama. Pero discrepo hasta cierto punto, se están haciendo verdaderos esfuerzos creativos para que sea original y esfuerzos tecnológicos para que las campañas impacten únicamente sobre usuarios interesados en la marca, producto o servicio.


Si bien en el fondo estoy de acuerdo en que la publicidad puede llegar a ser un incordio para la navegación: descargas falsas, videos que se reproducen automáticamente, sonidos molestos, ventanas imposibles de cerrar, botones de cierre ocultos, formatos que tapan el contenido principal, entre otras muchas malas prácticas que por desgracia todos nos solemos encontrar a diario. Hay quienes lanzan publicidad a cualquier precio y esto está haciendo mucho daño a los generadores de contenidos.

A todo esto sale una aplicación llamada Adblock Plus que ofrece al usuario la posibilidad navegar sin publicidad, sin ningún banner a la vista. Funciona como un complemento para el navegador. Primero se lanzó para Firefox, pero ya está disponible la versión para Internet Explorer, Chrome, Opera e incluso para móviles y tabletas Android.

La gráfica de tendencias de Google Trends nos demuestra que Adblock Plus está siendo todo un éxito. Según los datos, cada vez más usuarios navegan por la red consumiendo contenidos y sin ver publicidad en las páginas web a las que acceden gracias a esta herramienta gratuita.

Todo parece muy bonito, pero hay un problema, seguro que sabes dónde voy. Si nosotros, los generadores de contenido, podemos publicar precisamente eso, contenidos, es porque a cambio generamos unos ingresos de publicidad que nos permiten ya no ganar dinero, pero sí sobrevivir, mantener un equipo editorial competente, infraestructura, servidores, comerciales, etc.

Yo no voy a pedir que no instales Adblock Plus en tu ordenador, sería demasiado evidente y absurdo por otra parte, solamente quiero expresar mi opinión de que este tipo de bloqueadores de anuncios pueden hacer mucho daño al sector de Internet en su conjunto, pues la mayoría de modelos de negocio están basados en la publicidad.

La instalación de este complemento de navegador te permitirá navegar sin publicidad que te pueda distraer, vamos calificarlo como una ventaja a corto plazo, porque a largo paso lo que sucederá es que no habrán contenidos, no se podrán generar, no al menos si se financian con publicidad y Adblock Plus se expande al ritmo que lo está haciendo.

Manuel Caballero, portavoz en español de Adblock Plus, asegura en El País que:

No se trata de prohibir nada, sino de detectar la publicidad intrusiva y hacerla invisible. Presentamos unas directrices sobre lo que es aceptable y lo que no. Así queda claro lo que está en la lista blanca, publicidad no intrusiva y respetuosa, y lo que está en la negra.

Al parecer AdBlock Plus se puede adaptar al gusto del usuario y elegir qué tipo de publicidad acepta. Pero yo he querido hacer una prueba y ver de primera mano lo que pasa en las portadas de los dos grandes medios españoles.

Los resultados, tras instalármelo en el navegador, en mi caso Chrome, y sin tocar su configuración ni filtros preestablecidos, son los siguientes:

No hace falta comentar mucho, AdBlock Plus cumple su misión y como puedes ver en ambos casos elimina todo rastro de publicidad. A simple vista (primer scroll) desaparecen banners de todas estas grandes marcas: ING, Openbank, ONO, Alicante, Repsol, Renfe y El Corte Inglés. Yo no consideraría esos banners como publicidad intrusiva, son formatos tradicionales en display para hacer branding, pero se los lleva por delante, los hace invisibles de saque.

Así son las cosas y así os las he querido contar. Espero que se entienda mi punto de vista y que cada uno extraiga sus propias conclusiones sobre este fenómeno. Por último, aprovecho para lanzar una vez más la eterna pregunta: ¿Existe un modelo de negocio sostenible para los negocios digitales especializados en contenido que no sea la publicidad? Yo no dejo de buscarlo.

Lecturas relacionadas recomendadas:
¿Es ético bloquear los anuncios de Internet?
Why Ad Blocking is devastating to the sites you love
Web ad killer AdBlock launches crowdfunding initiative to finance
Google paga a Adblock Plus para que estos no bloqueen la publicidad

3 Comentarios

Añade el tuyo →

  1. Es una Putada… Habrá que encontrar otra manera para ganar dinero, porque o si no, no se podrán beneficiar y las páginas webs cerrarán. Supongo que es como una pesadilla para los que viven de eso. Y ellos, los de Adblock que ganan con hacer esto? dinero de Google y otras empresas. Es ser un pirata de los malos…

  2. La publicidad es un insulto a mi capacidad de elegir buscar, lo que quiero, cuando quiero, y si quiero, no necesito que me distraigan, acosen ni bombardeen con anuncios.
    Más que el interés despiertan mi fastidio y me alejan del producto, hay marcas que ya no compro más por este motivo.
    Mi percepción es que la publicidad que no es para sostener la pagina está de más.
    No somos esclavos para trabajar para otro sin recibir paga por nuestro esfuerzo ni la infraestructura que posibilita la conexión es gratuita. Gracias por permitirme comentar.

    • Yo no lo considero un insulto, hay mucha publicidad original, creativa y que no tiene el ánimo de acosar, sino de sugerir. Creo además que es la mayoría. Sí creo, en cambio, que algunas marcas están cometiendo un gran error cuando siguen estrategias de lograr máxima visibilidad, quieren que se les vea a toda costa sea cual sea su mensaje y sea relevante o no para el usuario. Aquí están fallando y es normal que generen sentimientos rechazo como el tuyo. Gracias ti por comentar.

Deja un comentario