Muchas personas se sienten estancadas laboralmente, un síndrome muy extendido especialmente en España. Todos queremos aspirar a lo más alto pero pocos son los que luchan por conseguirlo. Cuando empezamos a trabajar en una nueva empresa todo es entusiasmo, pero luego a medida que pasa el tiempo las personas poco ambiciosas sienten que están estancadas y no hacen nada para mejorar su situación, entran en una dinámica peligrosa. Finalmente llegan a sentirse quemados, por lo que se limitan a cumplir con sus obligaciones y poco más.

El problema principal se basa en la motivación, cuando no se tiene un jefe motivador, la única solución para poder llegar lejos es automotivarse. Aquí van algunas técnicas para la automotivación:


  • Revisa todo lo que te pueda resultar desmotivante. Evalúa en profundidad sus pros y sus contras. Las causas más comunes son trabajar en algo que no te gusta, tener un jefe desagradable, salario deficiente o falta de objetivos.
  • Intenta ser el protagonista en todas tus actividades, pensar en positivo y evitar interpretar el papel de víctima ante tus compañeros.
  • Ser activo para conseguir tus objetivos, los logros no van a llegar solos. Si quieres algo, ves a buscarlo, es así de simple.
  • Tiempo para desconectar, después de trabajar se necesita una recuperación mental para volver al día siguiente con fuerzas renovadas. Al salir del trabajo, olvídate de todo lo relacionado.
  • Fíjate objetivos y renuévalos, a medida que vayas consiguiendo lo que te propones, tu nivel de autoestima subirá hasta límites que seguramente desconocías.
  • Procura mejorar tus posibilidades. Para conseguir un logro hay que invertir en uno mismo con el fin de desarrollar todo el potencial.
  • Disfruta de tu trabajo sea el que sea. Las personas inquietas siempre aspiran a más. No es suficiente con satisfacer tus necesidades materiales, debes buscar sentirse bien cada día con lo que haces. Si eres feliz, llegarás más legos. Garantizado.
  • Aporta nuevos proyectos. La desmotivación suele aparecer cuando se considera que el trabajo que se realiza no corresponde con las posibilidades reales. Seguramente podrás demostrar lo que vales si tienes una oportunidad para hacerlo.
  • No debes tener miedo al fracaso, todo el mundo ha fracasado alguna vez en su vida. Somos humanos, nos equivocamos y aprendemos de los errores. Esa es la grandeza de ser como somos.
  • Rodéate de los mejores. Estar trabajando al lado de personas válidas y cultas te ayudará a superarte.
  • Trabaja en un buen entorno. Estar en un lugar cómodo y estimulante es fundamental para progresar en el trabajo, siempre es mejor tener un despacho con vistas al mar que estar encerrado en una habitación. La iluminación natural y una buena temperatura ayuda al estado anímico.
  • Más información | Descargar dossier