Business angels y crowdinvesting para invertir en startups

Aunque mi cartera está formada por compañías sólidas que llevan muchos años operando en el mercado y reparten suculentos dividendos a sus accionistas, siempre me he sentido atraído por el capital riesgo.

Soy consciente que el venture capital no tiene nada que ver con la estrategia que predico en este blog que se basa en generar ingresos pasivos mediante la inversión por dividendos. Sin embargo, me gustaría tocar este tema aunque sea un poco por encima porque le veo un potencial enorme. Me explico a continuación.


Hasta hace unos pocos años, solamente los grandes fondos de capital riesgo o business angels (en España todavía se cuentan con los dedos de una mano) eran los que entraban en el capital de empresas en fase semilla y lograban años más tarde vender sus participaciones (exit) multiplicando en algunos casos por más de 100 veces.

Esto es lo que se conoce ahora como invertir en startups, es decir, empresas de nueva creación, normalmente con una base tecnológica y un producto innovador o servicio disruptivo. El riesgo de inversión es evidente, dado que muchas de estas empresas buscan financiación sin apenas tener un MVP (Minimum Viable Product), no han validado el mercado o todavía facturan muy poco, por lo que en esta fase las probabilidades de éxito son muy bajas. En resumen, es más probable que la empresa quiebre y pierdas todo tu dinero invertido a que consigas algún tipo de retorno.

En efecto, los business angel asumen un riesgo mayor que otro tipo de inversores porque invierten en fases tempranas de los proyectos. Pero a cambio consiguen un porcentaje de la empresa mayor de la que podrían obtener entrando en una fase posterior. Y cuanto mayor es la inversión mayor es el riesgo asumido.

Luis Martin Cabiedes y Carlos Blanco son dos de los mejores y más activos bussines angels de España. Según su experiencia y tras varios años entrando en rondas de financiación de startups, la mayoría del sector Internet, dicen que se consigue rentabilizar la inversión en 1-2 de cada diez inversiones vendiendo su participación a un nuevo inversor que pagan mucho más cuando el negocio está más consolidado. En 2-3 de cada diez casos recuperan la inversión, es decir que ni pierden ni ganan, y en las otras 5-7 pierden la totalidad de su dinero invertido.

Pero si han sabido diversificar y seleccionar sus inversiones de forma inteligente, con los escasos 1-2 exits positivos consiguen recuperar toda la inversión de las que han fallado e incluso tienen un retorno muy elevado de su inversión.

En todo esto, ahora entra en juego un nuevo vehículo de inversión que se conoce como crowdinvestment, y no es otra cosa que el crowdfunding de inversión, donde puedes invertir pequeñas cantidades de dinero en empresas a cambio de un porcentaje accionarial (equity). En definitiva, el crowdinvestment permite a muchas más personas acceder al mercado de inversión en startups, democratizando y popularizando este uso del dinero, apoyando a la comunidad emprendedora y aumentando la cultura de inversión de la que tanto carece España.

Por otro lado, los emprendedores aumentan las probabilidades de cerrar una ronda de financiación de su startup gracias a la pequeña aportación de unos muchos, y se evitan tener que lidiar con las exigencias que marcan los fondos de capital riesgo (muy presionados para conseguir una rentabilidad) y sin tener que negociar cláusulas y valoraciones con los business angels.

Otra ventaja de cara al inversor es que como se puede invertir con cantidades muy pequeñas (desde 10 euros) es posible repartir mucho más el riesgo formando así una cartera más diversificada y por lo tanto aumentar las probabilidades de conseguir esos famosos exit donde el capital se multiplica varias veces gracias vender la empresa o conseguir una salida mediante una colocación en el mercado de valores (OPV).

Casos conocidos tenemos varios. La agencia de viajes online eDreams era una startup nacida en Barcelona que ahora cotiza en bolsa. La startup Trovit fue vendida por 80 millones de euros al gigante japonés Next Co. El fondo suizo Partners Group compró el 30% de Softonic por 82,5 millones haciendo ricos a sus fundadores e inversores iniciales. La estadounidense Homeaway compró el 100% de Toprural por 14 millones de euros… En fin, hay muchos casos de exit recientes en el mercado español. ¿Cuáles serán los siguientes? No tengo ni idea.

Si te interesa consultar proyectos activos e incluso invertir en ellos te recomiendo estas tres plataformas: Crowdcube, The Crowd Angel y Socios Inversores.

Recuerda que estamos hablando de capital riesgo, para invertir en este tipo de empresas debes ser consciente que puedes perder la totalidad del capital invertido. No es apto para todo el mundo. De hecho, se lo recomiendo a muy poca gente pero con esta entrada quería aportar mi punto de vista en un sector cada vez más caliente.

¿Alguna vez has invertido en capital riesgo? ¿Crees que el crowdinvesting sustituirá a los business angels tradicionales? ¿Tienes intención de invertir en alguna startup? El debate está abierto para todos.

1 Comentario

Añade el tuyo →

  1. Roberto Touza David

    3 septiembre 2015 — 23:43

    Muy buen artículo, no conocía este blog pero me ha gustado mucho esta publicación, enhorabuena.
    Dentro del crowdinvesting también puedes incluir como ejemplo el proyecto Davalor Salud, en el que yo mismo he invertido, como caso de éxito para inversión (9mill€ si las cuentas no me fallan) captado en Crowdinvesting.

Deja un comentario