Categories
Internet

Dropshipping: Cómo vender online sin almacenar productos


Las cifras de comercio electrónico no dejan de subir dado que las compras por Internet son cada vez son más frecuentes. Si estas dispuesto a iniciar tu negocio digital y quieres montar tu propia tienda online, te interesará conocer un servicio ofrecido por varias empresas de distribución internacionales llamado “dropshipping“, se trata de un servicio ofertado por algunos mayoristas y grandes empresas de distribución por el cual se comprometen a enviar a la dirección que el comprador les indique el producto solicitado.

Para ver el funcionamiento pongamos un ejemplo práctico. La empresa distribuidora vende un producto, pongamos por ejemplo un Reproductor Mp3 muy similar iPod con pero fabricado en China, por 25 euros, gastos de envío incluidos. Sabiendo esto nos dedicamos hacemos un estudio de mercado para saber por cuánto se está vendiendo ese producto en los comercios electrónicos más importantes de nuestro país. Después de buscar e investigar vemos que el precio que la gente está pagando por ese producto o similar en España está situado en torno a los 35 euros. Esto significa que podemos sacar un mínimo de 10 euros de beneficio bruto si utilizamos el servicio Dropshipping de estas empresas. Imagina por un momento que vendes 100 mp3 al mes y además puedes vender otros productos, la facturación mensual puede llegar a ser muy importante, ya que nuestra tienda está abierta los siete días de la semana 24 horas del día. Por tanto, se trata de emprender, crear tu negocio que si se hace bien puede ser muy rentable: comprar barato en el extranjero de la mano de un mayorista y vender en tu mercado nacional por Internet.

Además, todas las empresas serias de Dropshipping evitan poner su nombre en el embalaje de estos productos para que el comprador, una vez reciba el producto, no se pueda sentir defraudado al sentir que realmente se lo ha comprado a otra empresa y que tu has sido solamente un simple intermediario que se ha llevado un margen. Si tienes muchas ventas, incluso puedes pedir que te impriman tu propio logo y nombre de tienda en el embalaje para que sea más profesional.

Con este sistema te ahorras tener que hacer gran inversión inicial, los costes de almacén y todo el sistema de logística (las tres grandes barreras de entrada). Imagina que tu distribuidor te dice: si tienes una tienda en Internet, no te preocupes por almacenar el stock. Nosotros te guardamos el stock y cuando tus clientes te hagan una compra, nos llamas y nos indicas a que dirección tenemos que enviarlo. ¡Tú puedes vender el producto al precio que quieras!

La clave del éxito radica en realizar un buen estudio previo para seleccionar pequeños nichos de mercado y montar diferentes tiendas (también se puede vender por eBay) muy específicas para dirigirte a esos grupos de personas. Luego es fundamental encontrar un buen proveedor que tenga un buen producto y tener avanzados conocimientos de marketing online para atraer clientes potenciales a tu tienda y empezar a recibir pedidos.

Categories
Internet

Las claves del nuevo Google Penguin


La última actualización de Google llegó el 24 de abril de 2012 a nuestras vidas y eso, como de costumbre, hace mucho ruido en Internet, especialmente porque altera los resultados de búsquedas. La granja se va llenando de animales: primero fue Panda y ahora tenemos Penguin. El nuevo inquilino del zoo de Google lo hace más joven, más humano, más exigente y con una capacidad extraordinaria para identificar y penalizar aquellas páginas que dejen de lado la cobertura emocional de sus contenidos. En esta red dinámica, versátil, social y cada vez más cambiante, el nuevo Google Penguin penalizará cualquier estrategia de contenidos en la que no esté presente el equilibrio entre las métricas, los intercambios de enlaces naturales, el trabajo de optimización SEO y la calidad.

Principalmente, Google Penguin penaliza el excesivo trabajo de SEO, entendido como sobreoptimización. Es decir, técnicas de promoción basadas en la elaboración de contenido basura, en la que los enlaces se establecen para derivar tráfico o posicionamiento hacia otro site, sin que intervengan el impacto, la atracción y la relevancia.

Además, Google penaliza duramente la falta de calidad, la ausencia de coherencia entre los títulos y el contenido, el contenido duplicado, oculto o la publicación de textos sin aportación de valor para el lector, así como la compra y venta de enlaces. Sin embargo, otorga todavía más peso a las redes sociales. De modo que compartir tus publicaciones en Facebook, Twitter, Google+ y el resto de redes debería ser positivo para escalar posiciones en los resultados de búsqueda y aumentar tu presencia.

¿Que puedo hacer para no ser penalizado? Es sencillo, haz lo correcto. Escribe para las personas, crea contenido de forma constante, diversifica tus anchor text y escucha a tus usuarios para detectar lo que necesitan y mejorar la calidad de tu sitio. Y lo más importante, no intentes engañar a Google, si tu contenido es relevante no te preocupes que saldrás en la primera página.

Ahora bien, con todo esto no se trata simplemente de decir que el SEO ha muerto, hay un extenso cúmulo de conocimientos y oficio que atesoran los profesionales de las antiguas técnicas para optimización en buscadores, fundamentalmente las basadas en el conocimiento de las métricas, mecanismos de búsqueda y presentación de datos. La figura del SEO seguriá teniendo presencia dentro de los equipos de optimización, pero ahora con nuevos retos.

De modo que toca poner esos datos de calidad al servicio de los analistas web para que comprendan el comportamiento de los usuarios, con el fin de mejorar sus experiencias de navegación. Y no olvidarse nunca de los creativos, quienes más que nunca tendrán que exprimir sus ideas para construir mensajes únicos y originales, que impacten y construyan influencia, branding, posicionamiento y marca.

Categories
Internet

Los buscadores deberán pagar por la difusión de artículos periodísticos


¿Por qué los buscadores no pagan a los generadores de contenido por indexar sus esfuerzos editoriales? Bajo mi punto de vista no es justo. Y entiendo que pueda haber ciertas discrepancias entorno a esta cuestión. Pero una cosa está clara, la finalidad última de utilizar Google (por poner un ejemplo mundialmente conocido) es para encontrar contenido que cubra nuestras necesidades de información en cada momento. Como todo el mundo sabe, dicho contenido no lo crea Google, sino que es redactado editoriales de prensa, medios, blogs o portales de cualquier índole. Por lo tanto, sin contenido creado por terceros, Google no sería absolutamente nada, ya no sería capaz de mostrar resultados de búsquedas a las diferentes consultas de los usuarios.

Cambiando ligeramente las palabras que en su día pronunció César Alierta, consejero delegado de Telefónica, que el fondo de su planteamiento no era del todo erróneo: “Lo que es evidente es que los buscadores de Internet utilizan nuestra red contenido sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir.”

En el futuro, tanto los motores de búsqueda como los agregadores de noticias deberán pagar una cuota por la difusión de contenido periodístico. Es una de las medidas que se están discutiendo en Alemania para proteger los derechos de autor. De esta manera, las editoriales de prensa participarán de los ingresos generados por otros servicios online con sus propios contenidos, cuya difusión ha sido hasta ahora completamente gratuita.

Para el cálculo y el reparto de los beneficios entre una y otra parte (buscadores y editoriales), se creará una sociedad de explotación. Según la propuesta planteada, la protección del contenido periodístico en Internet se prolongará durante un año, y una vez transcurrido este tiempo, su difusión online volverá a ser gratuita. Sin embargo, el uso privado de material periodístico en la red de redes seguirá siendo de carácter totalmente gratuito.

En definitiva, lo que es está claro es que debe aplicarse una mejora sustancial a los derechos sobre la propiedad intelectual en Internet y esta medida me parece acertada. Si bien es cierto que mi opinión no es desinteresada dada mi actividad profesional, añadir que admiro profundamente la potencia e ingeniería tecnológica de Google para filtrar contenido, ordenarlo según los parámetros que consideran relevantes y hacer negocio con todo ello.