Ya hacía tiempo que tenía ganas de hablar sobre cazatalentos, una figura muy arraigada en países como Estados Unidos pero que en España hasta hace poco estaba relacionada solamente con la caza de profesionales artísticos (cantantes, modelos) o deportistas (futbolistas). Sin embargo, el cazador de talento también se dedica a reclutar capital humano a multinacionales que precisan puestos de alta dirección. Son ese tipo de cazadores de los que voy a hablar.

Las firmas de ‘headhunters’ empiezan a surgir en España con fuerza, lo cual no hace otra cosa que confirmar que hay profesionales muy bien preparados, pero hay que buscarlos. Un buen directivo, un gran jefe o un responsable competente es a veces más difícil de conseguir de lo que parece, pues no todos los ejecutivos salen de ESADE.


Las grandes empresas son conscientes de la importancia de poner al frente de sus negocios un profesional que cuente con todas las habilidades directivas para enfrentar cualquier situación o reto dentro de la compañía. De esta necesidad de personal preparado, cualificado, con experiencia y competente, y de la dificultad de hallarlo, surgen las empresas de cazatalentos. Se dedican precisamente a eso: a descubrir y reconocer a grandes talentos.

Dado al fuerte crecimiento de nuestras empresas debido a la internacionalización el trabajador preparado, proactivo y con experiencia escasea en el mercado español, por eso este sector especializados en la búsqueda y desarrollo de directivos se encuentran en fase de expansión.

Estas empresas suelen tardar unos dos o tres meses en el proceso de búsqueda y captura y suelen cobrar aproximadamente un tercio de lo que gana el profesional “cazado” por los servicios prestados. La empresa que necesita cubrir un nuevo puesto ejecutivo entrega un informe detallado y muy completo con las características del puesto a cubrir, las tareas a realizar y el perfil del trabajador que buscan.

A partir de aquí las empresas cazatalentos empiezan su búsqueda y presentan al cliente una lista con los candidatos más apropiados para ese puesto. Estas compañías cuentan con una base de datos con información muy actualizada por sectores y pormenorizada de trabajadores para cubrir diferentes puestos de trabajo. Si bien es cierto que cada vez más utilizan las redes sociales para contactar con posibles candidatos, es por ello que fundamental estar registrado en LinkedIn y tener nuestro perfil actualizado.

La empresa de cazatalentos realiza una selección de los posibles candidatos y se contacta con ellos para iniciar una serie de entrevistas, la mayoría clandestinas, antes de presentar una oferta al mejor candidato.

Estas organizaciones disponen en sus páginas webs de formularios o direcciones para enviar curriculums de candidatos y así consiguen engordar todavía más sus bases de datos. Por eso estas empresas, además de ser una buena herramienta para las organizaciones que buscan ejecutivos, lo son también para los profesionales que buscan ofertas vacantes de puestos ejecutivos y directivos.

Por si te interesa saber más sobre el tema, estas son algunas de las mejores empresas de cazatalentos a nivel internacional y con actividad en nuestro país: Seelinger y Conde (www.syc.es), Hudson (es.hudson.com) y Bao & Partners (www.baopartners.com).