Twitter es un poderoso instrumento de marketing y las empresas lo saben. Por eso, cada vez más compañías, tanto grandes como pequeñas, colonizan la red de microblogging. Para desenvolverse con éxito en esta plataforma, te recomendamos seguir estos cinco consejos:

1. Escuchar
Antes de mostrarse verdaderamente activa en Twitter, una empresa está en la obligación de seguir la pista de aquellos que quiere que después la sigan a ella en esta red social. Las compañías que se estrenan en Twitter deben aprender a reconocer las necesidades, los deseos y los intereses de su público objetivo. Sólo así podrán entablar después discusiones con dicho público objetivo.


2. Diseñar estrategias
Una vez la compañía ha trazado el perfil de quienes quiere que sean sus seguidores en Twitter, debe diseñar un plan y una estrategia. Sin estrategia, la compañía no transmitirá una imagen creíble y consistente y no logrará, por lo tanto, conectar con su público objetivo.

3. Ser transparente
Para ganarse la confianza del usuario en Twitter, es importante que las personas que twittean en nombre de la compañía den la cara. Éstas deben hacer público no sólo su nombre, sino también su cargo dentro de la empresa. Asimismo, es necesario enarbolar la bandera de la transparencia, lo cual implica reconocer errores abiertamente y no mentir nunca al cliente.

4. Ofrecer valor añadido
Para estrechar lazos con sus seguidores en Twitter, una empresa debe suministrarles contenidos de calidad y ofrecerles también valor añadido, a ser posible de carácter gratuito. Sólo cuando la compañía cuenta ya con una reputación sólida en el mercado, puede plantearse la opción de ofrecer a sus seguidores en Twitter servicios de valor añadido de pago. Igualmente, es importante también participar en discusiones, responder a preguntas, retwittear tweets que merezcan la pena y compartir links y fotografías con los seguidores.

5. Llamar la atención
Las empresas deben aprovechar las oportunidades que pone a su disposición Twitter para llamar la atención de nuevos seguidores. Eso sí, no hay que confundir las acciones llamativas en Twitter con el spam. Se trata de estimular al seguidor, pero sin agobiarle.