El ingrediente secreto para convertir un video cualquiera en un viral de Internet es simplemente originalidad. Nada más complicado que eso. Piensa en el contenido, no en el anuncio. La idea es que se comparta todo lo posible por blogs y redes sociales. No hay mejor publicidad que esa. Pero para conseguirlo tiene que captar la atención. En dos palabras: que sorprenda.

¿Quién no ha visto un video que le ha recomendado un amigo? Yo os recomiendo ver el video de una empresa que parece ha entendido a la perfección como convertir un video en viral. Simplemente tiene a todos sus empleados haciendo clics en el reproductor del video.
¡Durante todo el día!


Se trata de una parodia graciosa de la agencia Buyral sobre la viralidad, que precisamente se ha convertido en un video viral. A mi me ha hecho mucha gracia y nada más lejos de la realidad conozco casos en que algunos se creen que con este tipo de estrategias pueden llegar a ser portada de YouTube. No todo vale amigos.