El octágono de los desequilibrios



Muchos países no cumplieron el modelo de crecimiento establecido por la Unión Europea entre los años 2001 y 2008. Causa de ello nos encontramos en una terrible crisis con recesión económica. ¿Qué cosas se han hecho mal? Demasiadas…

Todo empieza cuando el estado intenta mantener una estadidad presupuestaria, lo que induce a llevar pocas reformas en el gasto público. Además, el Banco Central Europeo efectúa una política monetaria expansiva, lo que mantiene los tipos de interés bajos, eso da más facilidades a los créditos, lo que produce un exceso de demanda sin control, principalmente de viviendas (sector construcción), es decir en bienes no productivos.

El exceso de demanda hace subir los precios (burbuja inmobiliaria), lo que hace aumentar la inflación respecto a los otros países de la UE, así se consigue una perdida de competitividad y un escaso crecimiento de la productividad. Esa inflación diferencial estimula las importaciones y dificulta las exportaciones, lo que se traduce en un déficit exterior creciente.

Finalmente, el octágono termina con recesión económica, es decir retrocesos del PIB (desaceleración de la actividad) y una caída en la creación del empleo. En definitiva, no se cumple el modelo optimo que promueve potenciar la demanda de inversión y demanda exterior. En España un crecimiento basado en el ladrillo no es sostenible, hace falta mucha más industria y potenciar los sectores con mayor crecimiento, como las energías renovables o las telecomunicaciones.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked