Los emprendedores dedican mucho tiempo pensando que les aguarda el futuro. Sin embargo, debemos cambiar el chip y ser consientes que el futuro depende 100% de nuestros actos presentes. El esfuerzo mezclado con una buena dosis de creatividad nos permitirá establecer es camino que nos lleve a lograr nuestros sueños empresariales. Solamente tú eres capaz de transformar tus ideas en realidad, incluso cuando parezcan imposibles.