En el trabajo, el diseño ergonómico del puesto es fundamental para optimizar la productividad del trabajador garantizar la satisfacción, la seguridad y salud de los trabajadores.

Disponer de un mobiliario ergonómico es importante, pero no lo es todo. La forma en la que nos sentamos en la silla es la clave para no sufrir dolencias y males a paso de los años.