Estrategias de crecimiento para una empresa multinacional


Las empresas multinacionales tienden a ser cada vez más globales, ya que para ser competitivas y tener una mejor cuota de mercado, deben estar presentes en el mayor número de países, un proceso que se conoce como globalización. Estas empresas que tienen actividad en varios países tienen un peso decisivo en el comercio internacional, gracias a las filiales localizadas por todo el mundo generan economías de escala.

Además, actualmente las nuevas tecnologías permiten controlar mucho mejor los costes de transacción mejora las ventajas de la internacionalización. La comunicación es más fluida, especialmente utilizando Internet, lo que se permite canalizar mejor la información de todas las áreas de la empresa para tomar decisiones mucho más precisas según lo requiera el mercado.

Las empresas multinacionales tienen otra ventaja añadida y es que pueden utilizar los precios de transferencia o de cesión internos para conseguir una mayor expansión territorial. Por lo tanto, se han convertido en un instrumento fundamental para la política financiera de estas empresas. Obviamente, para mantener las tasas de crecimiento, las empresas se ven obligada a extender sus actividades a otros mercados.

Otra estrategia para el crecimiento de las multinacionales es una buena gestión de la política tributaria fiscal, es decir intentan tributar sus beneficios en el país donde posean una filial y el coste tributario (impuesto de sociedades) sea menor. Su rápido desarrollo y enorme tamaño, hace que sean las primeras en mover gran parte de la inversión extranjera directa, aportan un gran crecimiento económico en el país donde se localizan y son generadoras de empleo estable y de calidad.

Por último también quería comentar la estrategia de comprar empresas españolas sin pagar el precio de sus acciones. Una empresa multinacional que quiera entrar en el capital de una empresa privada española, no suele comprar sus acciones, sino que para ahorrar impuestos, llegan a un acuerdo en que la empresa española realiza una ampliación de capital y la multinacional acude comprando los derechos preferentes de suscripción (DPS) que hasta el día de hoy no tributan en España.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked