Todo empresario que se precie a gestionar una empresa debe saber que el personal que trabaja a diario en su compañía es seguramente el activo más importante que tiene. Dicen algunos expertos que los empleados más felices, son aquellos que trabajan en organizacions en las que existe una mayor flexibilidad.

Ha quedado atrás la idea esa de el culto al exceso de trabajo, por muchas horas que se trabajen en una empresa, no implica unos mayores beneficios, esa creencia ha sido muy dañina y absolutamente equivocada. Los directores de recursos humanos esperan incrementar durante los próximos años las prácticas orientadas a potenciar la felicidad de sus empleado. Es algo que se tenía que haber hecho hace mucho tiempo.


Las diez claves para procurar la felicidad de sus empleados son:

1.– Escuchar la diversidad de cada empleado.
2.– Fomentar que cada persona autoevalúe su potencial.
3.– Potenciar el talento personal y profesional.
4.– Otorguar autonomía y responsabilidad en el desempeño profesional.
5.– Garantizar la tolerancia y la colaboración en todos los equipos profesionales.
6.– Acuerdar flexibilidad individual y colectiva.
7.– Promomver el trabajo digno y la protección social.
8.– Vincular la productividad a objetivos medibles que añadan competitividad.
9.– Recompensar a mandos y directivos comprometidos con la felicidad en el trabajo.
10.– Crear felicidad en el trabajo para aumentar la productividad.