Mi viaje por Asia: 2 meses de aventuras inolvidables

Recién he llegado a casa de mi viaje a Asia y quiero compartir con vosotros todos los lugares que he visitado, así como alguna de las inolvidables experiencias que he vivido en estas 9 semanas que me han pasado volando y durante las cuales me han sucedido cosas que nunca me hubiera imaginado.

Mi viaje en cifras: Durante estos dos meses he estado en 7 ciudades/países diferentes, he recorrido por aire más de 31.000 kilómetros durante 45 horas de vuelo, he tomado 1.345 fotografías para el recuerdo, he subido 13 videos a mi cuenta de YouTube y he ingerido más de 15 kilos de arroz cocinados de todas las formas posibles. También he vivido un golpe de estado en Tailandia, he sido estafado en China y he sentido los temblores de un terremoto en Japón.


Este viaje en solitario recorriendo las principales ciudades de Asia con una mochila en la espalda y mi MacBook Pro para seguir trabajando allá donde estuviera me ha ayudado principalmente a conocerme mejor cómo persona. Pero también he aprendido a ser más flexible y abierto, a adaptarme más rápidamente a los cambios de entorno, a soportar condiciones climáticas extremas, a ser más hábil buscando soluciones rápidas a contratiempos, a ser más agradecido con los pequeños gestos de los demás, a apreciar los momentos de soledad y reflexión, a mejorar mi sentido de la orientación y, sobretodo, a valorar todavía más lo que tengo en casa.

A principios de abril decidí que durante los próximos meses quería vivir algo diferente, salir por completo de mi zona de confort y tomé el camino de la aventura, lo que para mi se traduce en viajar a lugares lejanos y conocer nuevas culturas. También suponía un reto especialmente para mi que soy alérgico a numerosos alimentos, entre ellos varios tipos de frutas, salsas y todos los frutos secos. Es bien sabido que en Asia el cacahuete se utiliza para todo, incluso cocinan con aceite de cacahuete. En caso de intoxicación puedo sufrir un shock anafiláctico. A pesar de eso, tres semanas más tarde estaba volando rumbo a Singapur sin haber planeado una ruta exacta. Estaba emocionado, era la primera vez que viajaba fuera de Europa.

Aquí es donde comienza la que a día de hoy califico como la mejor experiencia de toda mi vida hasta la fecha y con ello os animo a que si alguna vez tenéis la oportunidad de hacer un viaje de estas características no os lo penséis dos veces, si vas con amigos o con tu pareja mucho mejor, pero ir solos también tiene sus ventajas. Lo que puedes llegar a vivir y sentir en una aventura como esta no tiene precio. Merece mucho la pena, de verdad.

Mapa con todo el recorrido del viaje

Singapur, República de Singapur

Vuelo: Singapore Airlines. 10.875,25 km desde Barcelona El Prat (14 horas)
Fechas: del 28 de abril al 8 de mayo de 2014

Singapur es una ciudad-estado y uno de los países más ricos del Sudeste Asiático, quizás gracias a su posición geográfica privilegiada presume de tener el puerto que recibe más contenedores del mundo. Lo que más sorprende de Singapur es la mezcla de culturas chinas, malayas e indias. Pero también destaca por ser una ciudad bastante segura, con buenas infraestructuras y una limpieza impecable.

Mi parada aquí era casi obligatoria puesto que hay vuelos directos desde Barcelona y Madrid. En unas 14 horas te plantas a Singapur desde España y a partir de aquí moverte de un lugar a otro para explorar las maravillas del Sudeste Asiático que os aseguro son muchísimas. Desde Singapore Changi Airport hay vuelos low cost a la mayoría de destinos cercanos.

The Pod es el hostal en el que estuve compartiendo habitación con otros viajeros. Se encuentra en el barrio malayo, muy bien comunicado y con un centro comercial muy cerca. El metro (ver mapa) es la mejor forma de transporte. Moneda: SGD Dólar de Singapur.


Singapur es una ciudad de rascacielos, los hay por todas partes. La infraestructura de la ciudad, así como sus calles y carreteras me sorprendió gratamente. Se nota que es uno de los grandes tigres del continente asiático.


Clarke Quay es una de las zonas con más ambiente de Singapur, especialmente por las noches, lugar perfecto para cenar a orillas del río Singapur y luego tomar una copa por alguno de los locales musicales de la zona.


No visité la India pero me pude hacer una idea paseando por Little India, el centro neurálgico de la comunidad india en Singapur. Las calles están llenas de colores y huelen a especias, la arquitectura dicen que se parece a la que podemos ver en Bombay y hay un mercado donde se puede comer todo tipo de comida india pero el calor es sofocante.


Kampong Glam es el barrio árabe de la ciudad y una de las primeras zonas habitadas de Singapur. Allí puedes visitar la Sultan Mosque, es la mezquita más bonita e importante de la ciudad, cerca está la famosa calle Bussorah Mall con muchos restaurantes y pequeños bares de copas con mucho ambiente por la noche. Mi hostal estaba justo al lado.


Merlion es el símbolo de Singapur y representa el pasado pesquero de la ciudad. El león escupe agua a la bahía, hay cantidad de turistas haciendo fotos ya que desde el parque tendréis una de las mejores vistas de los rascacielos de la ciudad. Al fondo se puede ver el hotel en forma de barco Marina Bay Sands con sus tres torres y la piscina de la planta 57 han redefinido el skyline y la arquitectura de la ciudad. De noche es una pasada.


Sentosa Island es una isla resort muy cercana a Singapore. En ella puedes encontrar una playa de 2 kilómetros de largo, campos de golf, hoteles de cinco estrellas y el parque temático Universal Studios Singapore.


Gardens by the Bay son los jardines más grandes de la ciudad donde se realizan diferentes eventos a lo largo del año. Por la noche los Supertrees Grove (esculturas en forma de flores) se llenan de luz y color creando un espectáculo digno de ser contemplado.

Bali, Indonesia

Vuelo: Tigerair. 1.683,76 km desde Singapore Changi (2.45 horas)
Fechas: el 8 al 18 de mayo de 2014

Bali era uno de esos lugares que siempre había querido visitar. Es la isla más conocida y turística de Indonesia. Es especialmente famosa entre surferos, excursionistas, mochileros y los que buscan vacaciones relajantes o espirituales. Bali sorprende por su gran variedad de paisajes, volcanes, acantilados, playas infinitas, arrecifes de coral, zonas de fiesta y villas de lujo muy baratas.

Para muchos es lo más cercano al paraíso. En efecto, es un lugar que engancha y que atrae también a muchos emprendedores, especialmente a los que se dedican a negocios digitales o por Internet. Calidad de vida, buena comida, clima perfecto y alojamiento barato. ¡No se puede pedir más!

En Bali estuve en dos hoteles: Pandawa Apartment Umalas tiene unos apartamentos muy bonitos pero está lejos de la playa y Favehotel Seminyak que está en un lugar ideal cerca de restaurantes y de la playa. La mejor forma de transporte es con moto tipo scooter, puedes alquilar una por menos de 5 euros al día pero alerta, el trafico es caótico y muchas carreteras se encuentran en mal estado. Si no estás acostumbrado a llevar moto es altamente peligroso a pesar de que ellos circulan sin casco. La otra opción es taxi (utiliza solamente los que la empresa Bluebird) y chofer privado para ir de ruta durante un día entero por la isla (si te interesa conozco uno de confianza). Descargar mapa de Bali. Moneda: IDR Rupia Indonesia.


Kuta Beach es la zona más turística de Bali y el lugar idílico para aprender a hacer surf, puesto que hay varias escuelas y las olas son buenas. Si ya sabes puedes alquilar una tabla y lanzarte a dominar las olas, aunque en la misma playa te saldrán más caras. Cuando oscurece, el reflejo del cielo en la arena mojada es indescriptible.


Legian Beach es el nombre que recibe a la playa que sigue Kuta, aquí hay chiringuitos para tomar zumos naturales o refrescos, alquilar tumbonas y por la tarde disfrutar de buena música chill out en plena arena, incluso algunos tienen música en directo.


Seminyak Beach es la playa que sigue Legian y donde pasé muchas horas, bien tomando el sol, jugando con las olas, nadando, corriendo por la playa, paseando, leyendo o contemplando las puestas de sol. Relax y buena vida.


El clima templado y las ricas tierras volcánicas de Bali son idóneos para el cultivo del arroz. Merece la pena ver los rice fields (arrozales) cerca de Ubud. Hay que llevar calzado apropiado porque hay mucho barro.


Ubud Temple o también conocido como Tanah lot que significa “Templo de la Tierra en el Mar” es un templo donde se respira una enorme tranquilidad. No tiene gran misterio pero merece la pena visitarlo.


Ubud es un pueblo de interior en la isla de Bali, si no buscas playa muchos dicen que éste es el mejor lugar. En el mismo pueblo hay un mercado muy curioso por lo caótico que es donde se vende prácticamente de todo.


Monkey Forest es el monte reinado por los monos. Allí estos animales son los dueños del lugar, hacen lo que les da la gana, tan pronto se te suben a la cabeza como te roban. Si te sientas se te acercan por detrás para abrirte la mochila y robarte. Hay que llevar la documentación, dinero y teléfono móvil en los bolsillos o un lugar seguro. Es divertido ver como saltan por los árboles, cómo se bañan en las fuentes o incluso los puedes ver copular sin vergüenza.


Indonesian Stir-Fried Noodles (Mie goreng). Simplemente una delicia.

Bangkok, Tailandia

Vuelo: Thai Airways. 2.973,32 km desde Ngurah Rai, Denpasar (4.15 horas)
Fechas: del 18 de mayo al 3 de junio de 2014

Tailandia es uno de los destinos turísticos más de moda y su capital Bangkok es una parada obligatoria en cualquier viaje. Dicen que es una de las ciudades asiáticas más occidentalizadas y atrae a personas de ambientes tan exóticos como diversos. Bangkok es perfecta para los que les gusta ir de mercados, los hay por todas partes, también para los que disfrutan degustando sus picantes especialidades culinarias o visitando algunos de sus majestuosos templos. Eso sí, el caos reina las calles llenas de colores y olores que seguro perdurarán para siempre en mi memoria.

En Bangkok estuve los cuatro primeros días en The Warehouse Bangkok justo en el centro de la ciudad a dos calles de la famosa Khao San Road y del Gran Palacio. Los días restantes estuve de lujo en iSanook, una residencia con piscina, gimnasio, lavandería, solárium, sala de video y servicio gratuito de tuk-tuk para desplazarte dado que queda algo lejos de la estación de metro. Además tienen apartamentos nuevos con cocina, salón y terraza. La mejor forma para moverse por la ciudad es con tuk-tuk, cogiendo el skytrain/metro (ver mapa) o incluso con barco ya que hay varios puertos a lo largo del río Chao Phraya. Moneda: THB Bath tailandés.


Chao Phraya River es el río que recorre el centro de Bangkok. Se pueden coger barcos en varios puertos así como también long tail boats para una experiencia más tradicional o incluso cruceros donde puedes cenar, muy romántico si vas en pareja.


Chinatown es el barrio donde la comunidad china se ha establecido en Bangkok, aquí hay uno de los mercados callejeros más grandes de la ciudad y con cantidad de comida, ropa y falsificaciones.


Vistas de Bangkok desde la terraza de mi apartamento. Algunos días el color del cielo era espectacular. Nunca lo olvidaré.


Manifestaciones delante de mi hotel, en el centro de la ciudad. Dos días más tarde los militares daban un golpe de estado prohibiendo este tipo de protestas, así como reuniones de más de cinco personas. Durante más de una semana hubo toque de queda entre las 22.00h y las 6.00h, los primeros días las calles quedaron desiertas a esas horas. Algunos turistas estaban muy asustados pero no hubo apenas violencia y la situación se estabilizó.


Carrera en tuk-tuk, transporte barato pero bastante inseguro. Se traga humo y hace mucho calor. Los taxis son también baratos y tienen aire acondicionado.


Fotografía que tomé mientras circulaba en tuk-tuk a toda velocidad. Saltarse semáforos en rojo no es algo excepcional.


El Palacio Real de Bangkok es un lugar de visita obligada, dentro puedes descubrir un gran conjunto arquitectónico formado por un grupo de edificios de gran belleza que sirvieron como sede real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Si contratas un guía te lo cuenta todo, yo preferí ir por libre.


Khao San Road es probablemente el gueto de mochileros más grande del mundo. En esta zona se puede encontrar alojamiento barato y es ideal para visitar el Gran Palacio y los templos de la ciudad. También hay centros de masaje, restaurantes, tiendas de ropa, souvenris y vendedores ambulantes que te ofrecen trajes a media o hasta documentación falsa.


Por la noche Khao San Road se llena de gente, está repleto de bares y clubes donde los viajeros comparten sus experiencias, puedes hacerte masajes tailandeses a buen precio, hay tenderetes con comida muy barata (fried rice) y exótica (saltamontes fritos), compartir buckets (cubos llenos de alcohol) o ver espectáculos sexuales como los famosos ping pong shows.


MBK es un centro comercial de 8 plantas con más de 2000 tiendas. De todo lo que se vende el 95% de los productos son falsificaciones. Zapatillas, ropa, bolsos, teléfonos móviles, cámaras de fotos, cascos de música, relojes, etc. Es muy popular entre los turistas. Si quieres comprar algo no te olvides de regatear, están desesperados por vender y eso juega a nuestro favor.


Hay mucho turismo sexual en Bangkok y aunque se ofrece sexo por todas partes, hay tres famosos “barrios rojos” en la ciudad: Soi Cowboy, Nana Plaza y Patpong. Yo estuve de visita en el primero, Soi Cowboy es una pequeña calle de apenas 200 metros donde tailandesas que rondan los 22 años, muy cariñosas y vestidas con faldas diminutas se te lanzan al cuello haciéndote todo tipo de propuestas que pocos hombres serían capaces de rechazar, aunque yo lo hice.


Uno de los muchos puestos de comida que se ponen en la calle. Pollo, patatas fritas y huevos fritos de codorniz. Todo lo pasan por mucho aceite, no apto para los que sufren de colesterol.


Puedes encontrar todo tipo de comida muy barata, pero también muy picante. Aunque es muy típico entre los turistas no se recomienda comprar comida en la calle porque las medidas de seguridad alimentaria brillan por su ausencia.

Hong Kong, Región Administrativa Especial de Hong Kong

Vuelo: Hong Kong Airlines. 1.732,29 km desde Suvarnabhumi (2.45 horas)
Fechas: del 3 al 10 de junio de 2014

Hong Kong es una ciudad en mayúsculas que se encuentra al sudeste de China, quizás el hecho de ser independiente haya sido capaz de convertirse en una ciudad moderna, influyente, emprendedora, limpia y ordenada a pesar de los 7 millones de habitantes concentrados en tan sólo 1.000 kilómetros cuadrados. Es por lo tanto, una de las regiones más densamente pobladas del planeta y una de las mejores ciudades para vivir en Asia.

La ciudad está divida en dos grandes zonas: Kowloon, geográficamente está en la península unida a China y la isla Hong Kong donde se elevan la mayoría de los rascacielos. Hong Kong es una ex-colonia británica que forma parte de China pero tiene su propia moneda, sus habitantes usan su propio pasaporte y hablan cantonés (en vez de mandarín). Es una ciudad con mucha personalidad propia y donde los contrastes son dignos de admirar.

El OZO Wesley fue mi elección de alojamiento en Hong Kong, es un hotel de 4 estrellas y el más caro de todos los que estuve en Asia pero repetiría porque la localización es genial y el servicio muy bueno. En esta ciudad el metro (ver mapa) es de nuevo la mejor forma de transporte. También hay un ferry que hace constantemente el recorrido entre Hong Kong Island y Kowloon. Otra opción interesante es ir a Macau (conocida por ser la ciudad de los casinos y antigua colonia portuguesa) también en ferry desde los puertos de Central y Kowloon. Moneda: HKD Dólar de Hong Kong.


Hong Kong Park es un parque con más de 8 hectáreas, un gran espacio donde relajarse situado entre los rascacielos del distrito financiero de Hong Kong. Se pueden ver peces, tortugas y muchos pájaros.


Vistas de la ciudad desde una zona elevada en Hong Kong Park. Me encanta que hayan tantos espacios verdes en la ciudad, es como un oasis de paz en medio de tantos edificios altos.


Las calles de Hong Kong son impresionantes, muy limpias y con muchas luces de colores por las noches. Es un gusto darse un paseo.


El Nan Lian Garden es un jardín clásico de estilo chino de 3,5 hectáreas en medio de la ciudad. Tiene muchos árboles, cascadas de agua, rocas y estructuras de madera. No es muy conocido pero es uno de los jardines más bonitos que he visitado. Se encuentra al lado de la estación Diamond Hill.


Ngong Ping Cable Car es un teleférico de 8 kilómetros en la isla de isla de Lantau y la forma más cómoda y rápida para llegar hasta el Monasterio Po Lin donde se encuentra El Gran Buda (Tian Tan). No es barato pero las vistas durante el recorrido son un regalo para la vista.


Tian Tan Buddha o también conocido por muchos locales como Big Buddha es una estatua gigante de 34 metros y 250 toneladas de bronce localizada en Ngong Ping, Isla de Lantau.


Según cuentan el Buddha simboliza la armonía entre la persona, la naturaleza, la gente y la religión. Es una de las mayores atracciones turísticas de Hong Kong aunque para subir a verlo de cerca hay que subir 240 escalones. No todos se atreven, yo lo hice de un tirón.


Stanley es una población turística cercana a Hong Kong famosa por su tranquilo mercado. También es bonito recorrer su paseo marítimo o si te gusta explorar puedes bordear la boscosa costa para llegar a playas desiertas. Recuerdo llegar a una playa solitaria, sentarme en la arena junto a la orilla y apenas tener visibilidad. Ese día había mucha niebla.


Tai O es un pequeño y humilde pueblo de pescadores en la isla de Lantau que ha sobrevivido al paso del tiempo manteniendo sus costumbres y su aspecto tradicional. Los turistas se suelen dar un paseo en pequeños barcos para ver las casas de pescadores y luego recorrer sus peculiares calles con encanto.


Tsim Sha Tsui se encuentra en la península de Kowloon, se puede coger un ferry desde la isla de Hong Kong para llegar. Aquí se consiguen las mejores vistas del skyline de la ciudad y es el mejor sitio para ver el espectáculo de luces que se proyecta cada noche a las 20h. En el mismo paseo tenemos la Avenue of Stars que no deja de ser una copia de la Avenida de las Estrellas de Los Ángeles pero con los nombres de las estrellas de actores chinos y muy cerca dos museos: el de arte y el de ciencias. Yo visité el segundo.


Victoria Peak es una montaña con el punto más alto de la isla de Hong Kong. Se sube con un tranvía en un recorrido de gran pendiente. Una vez arriba, a parte de un centro comercial con restaurantes, podemos disfrutar de las mejores vistas de la bahía de Hong Kong.

Shanghái, República Popular China

Vuelo: Spring Airlines. 1.223,43 km desde Hong Kong (2.30 horas)
Fechas: del 10 al 17 de junio de 2014

Mi gran dilema era visitar Pekín o Shanghái, pero al final me decanté por la segunda por ser una ciudad que aúna modernidad y tradición. Shanghái se ha convertido en los últimos 20 años en un gigante financiero, industrial, cultural y turístico muy potente. Dicen que es la ciudad más occidental de China pero aún conserva retales de su pasado tradicional que lo convierten en un destino exótico, lejano y todavía desconocido por muchos.

Shanghái es ahora un enclave cosmopolita y abierto con grandes cruces de culturales. Pero también reconocido por su avance tecnológico. De hecho, es la única ciudad del mundo que cuenta con un tren de levitación magnética. Se llama Maglev, se pone a 431 kilómetros por hora y lo cogí el último día para llegar al aeropuerto. Brutal.

World Union Service Apartment es el lugar donde pase mis noches chinas, es todo un edificio con apartamentos completos, están bastante limpios pero del plato de ducha salió una cucaracha de tamaño considerable. El medio de transporte por excelencia en Shanghái es el metro (ver mapa), una de las redes más grandes del mundo con 439 km de longitud, 12 líneas y 289 estaciones en total. Se calcula que 6,7 millones de personas lo usan diariamente. En determinadas estaciones y en horas punta las aglomeraciones de gente son considerables. Toma aire antes de entrar. Moneda: CNY Yuan chino.


Nanjing Road es la principal calle de shopping de Shanghái. Aquí puedes encontrar todo lo que te puedas imaginar y más. Además es considerada como una de las calles de tiendas más transitadas del mundo.


Tianzifang es una antigua zona residencial de la Concesión Francesa que se ha convertido en un lugar muy turístico por sus tiendas de artesanía, galerías de arte donde comprar cuadros, cafeterías con terrazas muy bonitas y restaurantes con gastronomía europea.


El Jing’an Temple es un templo budista, es el más antiguo de la ciudad y en su interior hay una estatua de Buda sentado de 3,8 metros de alto. Su nombre significa paz y tranquilidad.


En una ciudad con 27 millones de habitantes, el trafico es denso y muchos optan por desplazarse en moto. Las hay por todas partes. Pero lo que realmente sorprende es que no sea obligado llevar casco o que circulen tres o cuatro personas en una misma moto.


La Pearl Tower es el edificio más simbólico y fotografiado de Shanghái, se encuentra en el distrito financiero de Pudong. Es la cuarta torre de televisión más alta del mundo. Se puede subir a 263 metros de altura donde hay diversos miradores de 360º. Sin embargo, yo tomé la foto desde el Shanghai World Financial Center a 492 metros de altura (planta 101), el edificio más alto de Shanghái y uno de los rascacielos más grandes del mundo.


People’s Square es el centro administrativo de Shanghái, queda muy cerca de Nanjing Road. Cuenta con un parque muy grande donde jubilados se reúnen para jugar al Backgammon. También hay algunos de los museos más importantes de la ciudad.


El Bund es la zona más transitada de la ciudad y seguramente donde se obtienen las mejores vistas de Pudong, el distrito de negocios con todos los rascacielos. Es perfecto para capturar el skyline. Tiene un paseo de 2 kilómetros de longitud y el puerto donde coger el ferry para cruzar el río Huangpu.


El Yuyuan Garden es uno de los jardines más famosos de China. Su aspecto se asemeja a los jardines imperiales de siglos pasados. Ahora combina estanques con una variada vegetación, puentes de madera, tiendas de souvenirs y tampoco falta un Starbucks.

Tokio, Japón

Vuelo: Spring Airlines. 1.758,19 km desde Shanghai Pudong (2.30 horas)
Fechas: del 17 al 22 de junio de 2014

Tokio es una ciudad fascinante donde viven 15 millones de personas y no hay que olvidar que se encuentra en una isla. Pero al mismo tiempo es tan interesante y hay tantas cosas por ver que tranquilamente te puedes pasar una semana entera recorriendo barrios y no parar de sorprenderte.

Su cultura es ya una atracción en sí misma, por no citar su exótica gastronomía o animada vida nocturna. Por sus calles tan pronto puedes ver modernos rascacielos y calles comerciales llenas de carteles como antiguos templos rodeados de estrechas callejuelas que conservan el espíritu del Japón más auténtico. Me gustó muchísimo.

El hotel donde pude descansar en Tokio se llama Hotel MyStays Hamamatsucho, algo caro por lo que ofrece pero al final compensa por su buena localización, queda relativamente cerca de casi todos los puntos de interés de la ciudad. Como en casi todas las grandes ciudades de Asia el metro (ver mapa) es medio de transporte favorito por los locales, el segundo más usado del mundo, cuenta con 13 líneas de metro y una longitud total de 286,2 km, está muy bien conectado pero tiene ciertos trucos. El primero es que está operado por dos compañías diferentes que tienen máquinas de venta y tarifas diferentes. El segundo es que algunas conexiones entre diferentes estaciones son complicadas, por lo que es recomendable utilizar alguna app para smartphone que te indique con fiabilidad la tarifa, la ruta y estación de transbordo. Moneda: JPY Yen japonés.


Harajuku es seguramente el barrio de la moda de Tokio. El lugar donde las mejores boutiques del mundo se mezclan con pequeñas tiendas de peculiares atuendos y complementos que a muchas japonesas frikis les encanta.


Kabukichō es la zona de fiesta de Shinjuku, dicen que es el “barrio rojo” de Tokio pero no vi muchos carteles rojos como en otras ciudades. Eso sí, en menos de 5 minutos paseando por la zona varios promotores (muchos de ellos americanos que son los que hablan bien inglés y saben atraer a los turistas a los locales) me invitaron a copas y me hicieron varias propuestas, la más sorprendente fue ofrecerme una habitación yo solo con cinco jóvenes japonesas. Supongo que no pretendían jugar a cartas conmigo. Llevan en mano un catálogo con fotos y medidas de las chicas para que puedas elegir.


Akihabara es el barrio de electrónica y tecnología, el lugar ideal para comprar cámaras digitales, ordenadores y otros gadgets tecnológicos, incluso hay muchos dedicados al espionaje. También hay salas de juegos con cientos de tragaperras y varias tiendas dedicadas al manga.


Visitar Asakusa es como volver al pasado, es la parte más tradicional de Tokio y marca un fuerte contraste con los barrios modernos. Los grandes carteles con luces dejan paso a los templos donde se piden deseos y la gente viste con atuendos más tradicionales. Para llegar al templo Sensoji hay que recorrer la calle comercial Nakamise Dori y atravesar la puerta de Kaminarimon.


De Tokio me gustó mucho la cultura de ir en bicicleta. Una forma saludable y sostenible de movilidad urbana con gran tradición en oriente y que ahora estamos viendo en otras grandes ciudades del mundo.


En la calle principal de Ginza se encuentran todas las tiendas de lujo de las marcas de moda internacionales, algunas cuentan con edificios de cristal y gran diseño. Se pueden ver ejecutivos trajeados que van de un lado para otro y es sin duda la zona más cara y lujosa de la ciudad.


La Tokyo Tower es un símbolo de la ciudad. Su diseño está claramente inspirad en la Torre Eiffel de París. Está pintada en blanco y rojo de acuerdo a regulaciones de aviación. Por la noche se ilumina y es realmente bonito acercarse a ella.


Yoyogi Park es uno de los principales parques de Tokio. Se dice que es un lugar ideal para ir los domingos a relajarse, allí familias, parejas y grupos de amigos se reúnen para comer juntos, jugar al béisbol, pasear a su perro o incluso bailar. Son muy famosos los rockabillys tokiotas, una tribu urbana que frecuenta a zona y que viste con cazadoras de cuero, botas desgastadas y tupés infinitos.


Shibuya es uno de los barrios más populares de Tokio, en cuanto a fama y cantidad de gente. Aquí se concentran grandes centros comerciales, tiendas de moda, restaurantes y mucha gente joven.


El cruce peatonal a la salida de la estación de tren del barrio de Shibuya es uno de los lugares más famosos del mundo. El momento en que todos los semáforos se ponen en verde una espesa marea humana inunda la calle formando así un espectáculo urbano digno de estudio. Nunca pensé que iría a ver como la gente cruza la calle, pero este es el video del momento:

Seúl, Corea del Sur

Vuelo: Spring Airlines. 1.152,57 km desde Ibaraki Tokyo (2.30 horas)
Fechas: del 22 al 29 de junio de 2014

Corea del Sur en general y concretamente su capital Seúl tienen poco turismo occidental si lo comparamos con sus vecinos más próximos. Quizás haya menos cosas por ver, pero no por eso es menos atractiva. Me encontré con una ciudad muy vibrante y altamente competitiva en la que viven más de 10 millones de personas apasionadas por las nuevas tecnologías, el béisbol y la seguridad nacional. Estar permanentemente enfrentados con sus vecinos del norte es algo que marca su carácter.

La gente trabaja muy duro con jornadas de hasta 12 horas diarias y solamente tienen dos semanas de vacaciones al año. A pesar de eso son muy alegres, extremadamente educados y muy divertidos. Les gusta mucho salir de fiesta, vestir a la última moda y son capaces de beber alcohol para almorzar, comer, merendar y cenar. La gastronomía coreana es más variada que en Japón o China y me pude chupar los dedos con muchos de sus platos. Por suerte la carne de perro no es tan común como se dice.

En Seúl tenía previsto quedarme en Kimchee Gangnam Guesthouse, un hostal localizado en el barrio de moda de la ciudad. Pero pocos días antes de mi llegada a Corea del Sur mi amigo Jongha me ofreció pasar la semana en su casa con su familia y fue simplemente genial. Esta vez utilicé más el autobús que el metro (ver mapa) pero ambos servicios de transporte son más que excelentes. Moneda: KRW Won surcoreano.


Bukchon Hanok Village es la zona antigua de la ciudad y donde entre estrechas calles todavía se conservan casas tradicionales.


Gyeongbokgung es uno de los cinco grandes palacios de Seúl con más de 600 años de historia. No hay que perderse la parte trasera del palacio que casi nadie la ve y es muy grande. Te puede llevar una hora recorrer todo el complejo.


El cambio de guardia real delante del Palacio Gyeongbokgung. Todo un espectáculo para los turistas y muy parecido a lo que puedes ver en el Palacio de Buckingham de Londres. Nadie se marcha sin antes haberse sacado una foto con ellos.


Korean Folk Village es como un museo viviente, tras pagar la entrada puedes ver cómo vivía la gente en Corea hace más 300 años, está lleno de casas tradicionales, puedes acceder a una cárcel de la época, ver una boda tradicional coreana o disfrutar de un espectáculo con caballos. En la foto aparece el árbol de los deseos.


Myeongdong es una famosa zona comercial de Seúl donde la gente acude para ir de compras. Buenos centros comerciales y todas las marcas internacionales.


Gwangjang Market es un mercado perfecto para ir a comer. Hay muchas paradas con comida tradicional e incluso restaurantes, aunque al ser bastante turístico es algo más caro de lo normal.


Insadong es un barrio con muchas atracciones, especialmente tiendas con antigüedades y galerías de arte. La calle principal se llena de turistas comprando suvenirs para sus familias. La foto es de una calle con insignias enganchas por las paredes.


Gangnam a parte de ser famoso por la canción del cantante y rapero surcoreano PSY, es un barrio rico muy famoso del sureste de Seúl. Por sus calles puedes encontrar numerosos centros comerciales con tiendas, restaurantes y clubs. Por las noches se llena de gente joven con ganas de divertirse.


A los coreanos les encanta beber alcohol, tanto que tienen edificios enteros donde la gente se reúne para beber. Además, es su lugar favorito para ir a ligar y conocer gente.


Esto es parada en la que se venden todo tipo de tortillas coreanas. Nada como la tortilla de patatas española, pero la verdad que están muy buenas. Muchas llevan pimiento verde picante.


Fideos Soba japoneses. Una delicia, todavía se he hace la boca agua al verlos.


Yukhoe es ternera cruda picada con un huevo y una base de pera. Se acompaña con salsa picante y el tradicional kimchi que viene a ser col fermentada con salsa también picante.


Gopchang son intestinos de cerdo a la barbacoa, no están malos. Se acompañan con ajo, cebolla y varios tipos de salsas. Esto lo comí en Gangnam.


Haejangguk es un caldo que toman para recuperarte en el caso de resaca. Está elaborado con sangre de cerdo. Tras probarlo, efectivamente, no tiene otro sabor que a sangre. No me lo pude terminar.


Naengmyeon son fideos frios con huevo, un plato muy popular en verano.


A la izquierda mi bebida favorita Makkoli, una bebida alcohólica tradicional que viene a ser vino de arroz coreano. A la derecha Soju, vodka coreano que se consume habitualmente sin ser mezclado.


Por primera vez en mi vida fui a ver un partido de béisbol en directo. ¡Ya tenía ganas! Fue en el Jamsil Baseball Stadium para apoyar a los LG Twins. Jugar parece divertido, verlo algo aburrido pero al menos ver bailar a las cheerleaders mereció la pena 😉

El 29 de junio regreso a Barcelona con parada de dos horas en Milán y cambio de avión para subirme a uno de Vueling. El retorno suman otros 9.601,41 km desde el Aeropuerto Internacional de Incheon (Corea del Sur) con 14 horas de vuelo en total.

Home sweet home.

Mi próximo viaje a Asia

Esta es la larga lista de lugares que no me dio tiempo de visitar esta vez y que quedan pendientes para mi próxima aventura: Manila, la islas de Boracay y Palawan (Filipinas); Hanói y Ho Chi Minh (Vietnam); las islas de Koh Phangan, Koh Phi Phi, Koh Samui, Phucket y Krabi (Tailandia); Kuala Lumpur y Langkawi (Malasia); Yangón y Bagan (Myanmar); Phnom Penh (Camboya); Jakarta, Sumatra y Yogyakarta en la Isla de Java (Indonesia); Luang Prabang y hacer trekking en Luang Namtha (Laos); Osaka, Kioto y Okinawa (Japón); Pekín y Lhasa (China). Por último, la India merece un viaje completo: Bombay, Nueva Delhi, Kerala, Hampi, Goa, Varanasi, Manali, Leh, Srinagar y me encantaría colaborar algún día con la Fundación Vicente Ferrer en la ciudad de Anantapur.
____________________

Para contactar conmigo puedes enviarme un tweet a @sergimateo

8 Comentarios

Añade el tuyo →

  1. Hola! Me gustaría viajar a Tailandia, pero soy alérgica a los frutos secos y sobre todo a los cacahuetes. Tuve una súper intoxicación en un restaurante tailandés y me da miedo ir allí. Estuve en Japón y no tuve problema, llevaba un cartelito escrito en japonés con mi alergia. Es verdad que el aceite que usan es de cacahuete? Cómo lo hiciste tú? Si les hablas en inglés te entienden? Muchas gracias.

    • Hola Neus, yo también soy alérgico al cacahuete, entre otros. Lo mejor es llevar una tarjeta que ponga a lo que eres alérgica, escrita tanto en inglés como en tailandés. Yo me hice unas cuantas en varios idiomas y cuando pedía comida siempre la enseñaba. Eso me salvó la vida en varias ocasiones. Hablando en inglés pocos te entienden y en las zonas rurales todavía menos. Me encontré que utilizan bastante aceite de cacahuete, pero en muchos sitios también usan aceite de palma. Desconozco por donde quieres ir de Tailandia pero si vas por Bangkok puedes encontrar restaurantes internacionales y comer con tranquilidad. Lleva siempre un EpiPen encima por si sufres una reacción alérgica severa, la atención sanitaria no es muy buena. No tengas miedo a viajar por tener alérgicas. Es sin duda un problema pero si vas con cuidado todo irá bien. Pregunta siempre antes de comer nada y ante la duda no te la juegues. Mucha suerte y disfruta.

  2. Hola, me encanto tu blog, super claro y preciosas las fotos.
    Te hago una pregunta? como me voy a los Rice fields en Ubud, yo estare hospedada en Kuta, cual es la mejor opcion? y mas o menos cuanto es el coste?
    Espero tu respuesta, desde ya, millon de gracias.
    Un saludo
    Andrea

    • Hola Andrea, lo mejor para moverse por Bali es en moto, se puede alquilar una por muy poco dinero, pero hay que tener mucha habilidad porque las carreteras están muy feas. De todas formas yo lo que hice fue contratar un taxi privado que me hizo una ruta durante todo un día entero y pude ir a los Rice fields de Ubud, entre otros sitios. No recuerdo el precio exacto, pero no sale caro tampoco y merece la pena. Yo estaba en Seminyak, muy cerca de Kuta.

  3. Guillermo Gutiérrez

    7 enero 2016 — 6:48

    Qué tal Mateo!! Pues me gusto mucho el blog, la verdad es que estoy planeando viajar para marzo solo que me encuentro en una gran duda, espero me puedas ayudar… Existe la posibilidad de hacer un viaje a Shanghai y estando allí ir a Singapur o la opción de viajar a Barcelona y un par de ciudades a la redonda de Barcelona, yo soy de México y ya he visitado casi toda Europa, pero mi pareja nunca a salido del país (México). Ambos somos arquitectos, que nos recomiendas más? Muchas gracias y feliz año!!!

  4. Me mata la envidia! quiero hacer Asia por unos meses en cuanto pueda pero mi problema es la financiación…cual es tu trabajo o que opciones hay para poder trabajar en cualquier parte del mundo? millones de gracias!

Deja un comentario