La importancia del branding personal: eres una marca


Sergi Mateo. ¿Te suena mi nombre? A partir de ahora seguro que sí. Aunque no lo creas, todos dejamos huella con nuestras acciones. Es bien sabido que tener una marca personal es tan importante como una buena formación o una gran experiencia adquirida. La excesiva competencia, la falta de salidas laborales y la importancia que se le concede al desarrollo de la carrera, obligan a los profesionales a destacar sobre el resto. En un mundo cada vez más globalizado saber qué rasgo diferenciador posee cada uno y explotarlo puede ser la clave del éxito, por eso tu marca personal es tan importante. Tu signo de identidad.

En marketing la gestión de una marca personal se conoce como branding personal. No es otra cosa que fórjese un sello propio. Una marca con la que todos quieran compartir sus aventuras: personales o profesionales. Se trata de descubrir quiénes somos, qué podemos aportar a nuestro entrono y cómo lo vamos a comunicar de forma directa. Estas cuestiones no son fáciles de responder y solamente nosotros mismos conocemos el potencial que tenemos en nuestro mundo interior.

Nuestra marca debe ser relevante, es decir debe ofrecer algo útil que pueda satisfacer una o varias necesidades. Hay que aportar un beneficio real y demostrar que sabemos de lo que hablamos. La confianza también es otro factor importante: ser fiable es primordial, pero hay que dar un paso más allá y conseguir estrechar lazos de confianza, una buena reputación de profesional consistente y eficaz.

Finalmente de poco sirve ser relevante y fiable si nadie conoce lo que ofrecemos. Por ello, se debe acudir a eventos y actos donde se encuentren los posibles clientes y darse a conocer lo máximo posible. Por otro lado, debes saber que se puede tardar mucho tiempo en forjar una buena reputación pero sólo hacen falta unos segundos para perderla. Por ello, se debe ser muy cuidadoso, tener unos valores siempre presentes y una actitud coherente.

En toda esta estrategia de posicionamiento personal, entre en juego la comunicación en las redes sociales, Internet ofrece un espacio único para potenciar nuestra propia marca y darla a conocer. Twitter, LinkedIn y otras plataformas sociales son herramientas perfectas, puesto que permiten exponer de forma instantánea y global quienes somos. Una vez abiertas estas ventanas al exterior hay que mantenerlas siempre en activo, demostrar que se está al día sobre los temas en los que somos especialistas y tener cuidado con publicar información que no dañe nuestra imagen.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked