Los buscadores deberán pagar por la difusión de artículos periodísticos


¿Por qué los buscadores no pagan a los generadores de contenido por indexar sus esfuerzos editoriales? Bajo mi punto de vista no es justo. Y entiendo que pueda haber ciertas discrepancias entorno a esta cuestión. Pero una cosa está clara, la finalidad última de utilizar Google (por poner un ejemplo mundialmente conocido) es para encontrar contenido que cubra nuestras necesidades de información en cada momento. Como todo el mundo sabe, dicho contenido no lo crea Google, sino que es redactado editoriales de prensa, medios, blogs o portales de cualquier índole. Por lo tanto, sin contenido creado por terceros, Google no sería absolutamente nada, ya no sería capaz de mostrar resultados de búsquedas a las diferentes consultas de los usuarios.

Cambiando ligeramente las palabras que en su día pronunció César Alierta, consejero delegado de Telefónica, que el fondo de su planteamiento no era del todo erróneo: “Lo que es evidente es que los buscadores de Internet utilizan nuestra red contenido sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir.”

En el futuro, tanto los motores de búsqueda como los agregadores de noticias deberán pagar una cuota por la difusión de contenido periodístico. Es una de las medidas que se están discutiendo en Alemania para proteger los derechos de autor. De esta manera, las editoriales de prensa participarán de los ingresos generados por otros servicios online con sus propios contenidos, cuya difusión ha sido hasta ahora completamente gratuita.

Para el cálculo y el reparto de los beneficios entre una y otra parte (buscadores y editoriales), se creará una sociedad de explotación. Según la propuesta planteada, la protección del contenido periodístico en Internet se prolongará durante un año, y una vez transcurrido este tiempo, su difusión online volverá a ser gratuita. Sin embargo, el uso privado de material periodístico en la red de redes seguirá siendo de carácter totalmente gratuito.

En definitiva, lo que es está claro es que debe aplicarse una mejora sustancial a los derechos sobre la propiedad intelectual en Internet y esta medida me parece acertada. Si bien es cierto que mi opinión no es desinteresada dada mi actividad profesional, añadir que admiro profundamente la potencia e ingeniería tecnológica de Google para filtrar contenido, ordenarlo según los parámetros que consideran relevantes y hacer negocio con todo ello.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked