Mi primer mes con Fitbit Flex, la pulsera de actividad y sueño


Tengo que reconocer que soy un adicto a los datos. Me gusta tener datos de todo, poder cuantificar y comparar con el propósito de analizar qué es lo que se puede mejorar es definitivamente lo mío. Es por eso que cuando descubrí que existía un dispositivo capaz de monitorizar mi actividad física diaria no lo dude ni un instante y me compré Fitbit Flex en la Apple Store por 99 euros. Considero que toda inversión es poca cuando se trata de un dispositivo que puede ayudarte a mejorar lo más importante de esta vida: la salud.

Fitbit Flex es una pulsera cuantificadora fina y elegante que durante el día monitoriza tus pasos, la distancia recorrida y las calorías quemadas. Mientras que por la noche monitoriza tu ciclo de sueño y por la mañana te despierta silenciosamente con vibraciones. Si duermes con tu pareja y te tienes que levantar antes que ella agradecerá que no te suene el despertador y la despierte antes de tiempo. Dispone de una discreta pantalla donde se pueden observar unos puntos luminosos para comparar tus progresos en relación a tu objetivo. Es la motivación perfecta para moverte, salir e incrementar tu actividad.

El diseño está muy bien. Fitbit Flex es sencilla, de goma, no pesa, se puede mojar, no molesta al escribir o trabajar y se puede comprar en cinco colores: negro, azul pizarra, rojo, verde y rosa. Yo me compré la negra. Si eres de los que te gusta cambiar, te puedes comprar un paquete de varios brazaletes para que cada día puedas salir con un color diferente. Dentro de la pulsera se acopla un pequeño sensor que se encarga de registrar absolutamente todo. La batería dura hasta 6 días con una sola recarga.

La pantalla permanece apagada pero se activa con un ligero golpe en el sensor. Las luces se encienden y muestran el avance en tu objetivo diario. Por ejemplo, yo puse un objetivo de 10.000 pasos diarios, cada luz se enciende al haber cumplido el 20%. Cuando llegas al 100%, la pulsera vibra a modo de celebración por el buen trabajo. Para ponerla en modo noche, das tres suaves golpes y a dormir. Lo mismo al despertar.

Estas son algunas cosas que he echado en falta o que habría que mejorar: el sistema de cierre no es muy cómodo, especialmente cuesta cerrarlo; la aplicación para móviles se puede mejorar bastante; introducir manualmente las comidas con sus porciones y la cantidad de agua que bebo es pesado (he terminado por no hacerlo); y finalmente, considero que falta información en la pantalla, el minimalismo me gusta pero si además pudiera ver la hora y el estado actual de mi objetivo en cifra real (no en puntitos) sería un valor añadido.

Hoy se cumple un mes que llevo de forma permanente e ininterrumpida Fitbit Flex en mi muñeca izquierda y puedo decir que ha merecido la pena probarla. No sé cómo lo ha conseguido, quizás por el propio hecho de saber que llevaba algo encima que me controlaba, pero lo cierto es que este dispositivo ha hecho que hiciera más ejercicio, caminara y saliera a correr más veces que de costumbre. No es mi caso por falta de necesidad pero para perder peso creo que puede ser un buen aliado.

A continuación comparto con vosotros algunos de los datos que he registrado en estos primeros 30 días con Fitbit Flex. Pego los gráficos tal cual se muestran en el panel de control de mi cuenta:

Información interesante que he descubierto sobre mi gracias a Fitbit Flex:

– Mi consumo calórico medio es de 2.400 calorías diarias, sin hacer ejercicio no llego a las 2.000 calorías. Con la dieta que llevo de verduras y proteínas y mi peso estoy dentro de la normalidad.
– Duerno una media de 7 horas y 20 minutos, lo cual está bastante bien pero me voy a dormir muy tarde. Me gustaría llegar a dormir 8 horas sin renunciar a mi hora de lectura antes de acostarme.
– Me despierto muchas veces por las noches, unas 10 veces de media, no estoy seguro si esto es normal, tengo pendiente consultarlo. Seguro que si durmiera de un tirón mi rendimiento durante el día mejoraría.
– Muchos días he tardado más de 15 minutos en dormirme. Creo que esto puede ser normal en los que somos emprendedores, pues tenemos mil cosas en la cabeza. Pero no quita que debería aprender a desconectar del trabajo más fácilmente para descansar mejor por las noches.
– En un mes he recorrido más de 380 kilómetros haciendo más de 262.000 pasos. Esto es como correr algo más de 9 maratones completas. Se dice rápido.
– No recuerdo que hice el 28 de diciembre de 2013 pero registré 29 km en un solo día cuando la media es de 13 kilómetros diarios. Un hito que buscaré superar.

Si te interesa saber más cosas entra en la página web de Fitbit Flex y descubre todo lo que es capaz de monitorizar. Para más información sobre su funcionamiento no te pierdas este video:

1 comentario

  1. Carbel Responder
    16 febrero 2015 at 21:03

    Hola Sergi, veo que has probado a fondo la Fitbit Flex. Te recomiendo si quieres renovarla que mires la Fitbit Charge HR, recientemente lanzada. Mide con más precisión y tiene más funciones orientadas a deportistas.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked