Política de precios del Grupo Inditex



El precio es un factor de posicionamiento de un producto. Esto es algo que el Grupo Inditex conoce muy bien. Seguramente si has podido visitar alguna tienda de Zara, Oysho, Bershka, Massimo Dutti, Pull & Bear o Uterqüe en otro país fuera de España, te habrás dado cuenta que todo es bastante más caro. Pues así es. En la última presentación de resultados del grupo gallego reconocían que sus precios en España son un 15% menor que la media que alcanza en el conjunto de Europa.

Inditex lleva a cabo la misma estrategia en todos los mercados. Tomando Zara como ejemplo, ésta es la misma en todos los países, con las mismas colecciones y los mismos productos. Pero cada tienda funciona de forma autónoma, así elige qué prendas se colocan en sus escaparates en función del tipo de clientela que frecuenta el comercio. De modo que no tiene nada que ver lo que vemos en las tiendas de la Quinta Avenida de Nueva York, los Campos Elíseos de Paris o el centro de Londres, con la de los centros comerciales de cualquier otra ciudad.

La expansión internacional de Inditex durante los últimos cinco años ha sido ejemplar, su modelo de negocio es ya un caso de estudio en las mejores Universidades del mundo. Actualmente gestiona casi mil tiendas bajo el emblema de Zara y muy pocas tienen localizaciones poco exclusivas. Su estrategia ha sido siempre primero desembarcar en localizaciones estratégicas, bien situadas, con gran visibilidad y afluencia de clientes. De modo que no vas a encontrar un Zara en alguna calle secundaria.

Sin embargo, en España su estrategia ha sido un tanto distinta, dispone de menos tiendas emblemáticas y sus precios tienen que ser mucho más comerciales para llegar a todos los bolsillos. Esto contratas con la imagen de Inditex que se proyecta fuera de su mercado nacional, la imagen de sus marcas muy diferente: si aquí es sinónimo de moda a precios asequibles, fuera se sitúa un escalón por encima. Por ejemplo, en Japón y Corea del Sur son dos de los países donde las prendas de Inditex tienen unos precios más altos, dado que sus potenciales clientes tienen un poder adquisitivo mucho mayor. Mientras, que en China su nivel de precios es muy similar al del resto del viejo continente, a pesar de eso son un 15% más caros.

En total el grupo tiene más de 1.900 tiendas en España y supera las 2.700 en el extranjero, con presencia física en 75 países. Ahora ya vende por todo el mundo gracias a Internet, Por ello, su presidente Amancio Ortega está más que orgulloso de su internacionalización. Pero en los precios no solo influye la localización, también los impuestos y los costes de transporte o fabricación. Aunque la empresa asegura que estos no son determinantes.

Si quieres ver las diferencias reales de precios, basta con acceder a la tienda online de Zara para saber cuánto cuesta la misma prenda en varios países. El mismo vestido de la colección invierno de Zara se comercializa en la tienda online española por 89,95 euros; en el Reino Unido alcanza las 100 libras (alrededor de 118 euros) y en otros mercados del continente, como Francia o Austria, la misma prenda se comercializa en la web por 129 euros. Todo esto teniendo en cuenta que el precio en la tienda digital es prácticamente el mismo al de los locales físicos.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked