¿Qué es un rescate económico?

La economía se ha convertido en el principal tema de debate en todos los medios. El tema de los rescates económicos ocupa portadas desde hace días. El caso de Irlanda ha sembrado el miedo y las dudas sobre la economía española. No es para menos. No hemos sabido hacer los deberes a tiempo y ahora toca pagar las consecuencias. El pasotismo del gobierno nos puede salir muy caro.

En los mercados lo estamos viendo con importantes caídas, la credibilidad y confianza sobre la economía española se ha desplomado. Algunos ya se aventuran a predecir un posible rescate para salvar a todo un país. A ninguna familia le gusta declararse insolvente, no poder pagar sus facturas a fin de mes, pues eso es lo que le está sucediendo a España entera, la mala política económica nos ha llevado prácticamente en la bancarrota. Desastroso.

No hay que olvidar que España es uno de los países que más veces se ha declarado en fallida a lo largo de su historia: seis durante los siglos XVI y XVII, bajo el reinado de los Austrias, y en ocho ocasiones en los convulsos años marcados por las continuas guerras civiles en el siglo XIX. El resultado de estas crisis se traduce en que sus cuentas públicas quedan debilitadas y no se pueden hacer frente a sus compromisos de pago. El déficit fiscal es brutal y la deuda externa y pública ha llegado a cotas insostenibles.

Para que poder optar a un rescate, el país afectado debe presentar un plan de salida de la crisis. Y lo mejor de todo es que España no tiene ningún plan que parezca que pueda dar resultados. Sin embargo, en caso de conseguirlo, el rescate se completa con la aceptación de préstamos de instituciones como el Banco Central, el Fondo Monetario Internacional y terceros países con acuerdos comerciales o alianzas de cooperación internacional.

Publicar un comentario

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked